miércoles 24.07.2019
POLÍTICA

La dirección nacional de Podemos "se mantiene al margen" de la moción de confianza a Blanco

El todavía secretario general de la formación morada en Cantabria y su entorno más cercano no tienen previsto acudir al Consejo Ciudadano de este miércoles.

La dirección nacional de Podemos "se mantiene al margen" de la crisis desatada en el seno del partido en Cantabria, cuyo Consejo Ciudadano someterá este miércoles, 13 de enero, a partir de las 20 horas, a una moción de confianza a su secretario general y presidente del grupo parlamentario, José Ramón Blanco, que no tiene previsto asistir a la reunión, ni él ni los miembros de su entorno.

Además, los críticos han pedido a su líder regional que "escuche" lo que de forma "tan rotunda" está pidiendo la organización, ya que la "mayoría" del órgano de dirección del partido apoya la celebración del Consejo y la moción de confianza -más de la mitad de los 30 miembros lo han firmado-, así como también el 75 por cien de los secretarios generales municipales.

Los promotores del encuentro --entre quienes se encuentran los otros dos diputados cántabros de Podemos, Alberto Bolado y Verónica Ordóñez-- achacan la medida a "actitudes intolerables" y "claras prácticas de nepotismo" por parte de Blanco, mientras que desde el entorno del líder regional atribuyen lo que está ocurriendo a "cuestiones personales" de un determinado grupo. "No sabemos a qué obedecen", apostillan.

De momento, los afines al secretario general han decidido no acudir al Consejo Ciudadano de este miércoles y mantenerse "expectantes" ante lo que ocurra en la reunión -que no se prevé ni "larga" ni "tensa", por la ausencia de los afectados- y lo que se decida en los próximos días, para dar después los pasos que consideren oportunos.

"El tema está en manos de quienes tiene que estar", se han limitado a decir desde el entorno de Blanco, partidarios de mantener la "prudencia" y que aseguran estar en "total calma".

Aún así, admiten que no se "esperaban esto", lo que ha ocurrido en el seno del partido, aunque es algo que, como también reconocen, "no podemos evitar". Y aunque se muestran "positivos" y no pierden la "esperanza" de que se pueda reconducir la situación y encontrar una solución, han decidido solicitar ante los órganos de garantías del partido que se impugnen algunas de las reuniones celebradas y decisiones tomadas.

Una de las integrantes del sector oficialista, la diputada nacional Rosana Alonso, también se ha referido a este cisma este miércoles, jornada en la que ha tomado posesión como parlamentaria en el Congreso.

Alonso ha mostrado su "respaldo total" a José Ramón Blanco, quien ha ensalzado que fue elegido por la Asamblea Ciudadana de Cantabria. "Acato sus decisiones porque me parece el mejor para Podemos en Cantabria y porque nadie puede situarse por encima de lo elegido por la Asamblea Ciudadana", ha dicho.

También ha declarado que "no reconoce" la moción de confianza realizada por parte del Consejo Ciudadano Autonómico al secretario general, ya que "es una figura inexistente en nuestros estatutos".

Revocación de los cargos

Por su parte, los críticos defienden, en torno al Consejo Ciudadano de este miércoles, que se ha convocado cumpliendo los estatutos "escrupulosamente", ya que contemplan que el 25% de los miembros de este órgano pueden solicitar la reunión, y en este caso lo han rubricado 17 de los 30 integrantes, lo que supera "con creces" el mínimo fijado.

Fuentes de esta facción han indicado a esta agencia que de dicha reunión, que se "ajusta" por tanto al reglamento interno, saldrá "una declaración política" acerca si Blanco debería seguir en el cargo o dejarlo (que será lo más probable), declaración que no tiene efecto vinculante, por lo que "la decisión es suya".

Así, "la pelota estará en el tejado" del líder del partido, que es quien deberá adoptar una postura, ya que la revocación del cargo de secretario general no puede hacerse hasta pasados 18 meses de la elección, de la que se cumple ahora un año, por lo que habría que esperar hasta el próximo agosto. Transcurrido este tiempo, el Consejo Ciudadano convocaría a la Asamblea, que es quien tiene "la última palabra" y la decisión sí tendría en este caso carácter vinculante.

Por su parte, la destitución como presidente del grupo parlamentario la decide el propio Consejo Ciudadano y la decisión se adopta con carácter inmediato y vinculante.

La próxima cita de Podemos Cantabria tendrá lugar este sábado, día 16, con un encuentro de círculos convocado en Torrelavega y al que, en principio, acudirá José Ramón Blanco y su entorno.

Comentarios