sábado 24.08.2019
CANTABRIA

La Federación de Municipios solicita ayuda para paliar los efectos de las inundaciones

Coches en el parking de Santillana del Mar
Coches en el parking de Santillana del Mar

La Federación de Municipios de Cantabria (FMC) ha solicitado a la Delegación del Gobierno que realice las gestiones necesarias ante el Gobierno de España para que establezca algún tipo de ayudas extraordinarias para aquellos municipios que se han visto afectados por las lluvias torrenciales que han sufrido durante este mes, en las que se produjeron inundaciones y graves daños materiales. La federación explica en un comunicado de prensa que han sido varios los Ayuntamientos que se han dirigido a la FMC para que, en representación de los municipios, formule esta petición, dados los cuantiosos daños que han sufrido las infraestructuras públicas durante las últimas semanas.

También a título individual, algunas administraciones locales han solicitado a la Delegación del Gobierno la declaración de zona catastrófica, para lo que han iniciado la tramitación del expediente correspondiente con el fin de evaluar los daños causados en los elementos de titularidad pública, que han realizado los técnicos municipales.

Preguntado al respecto, el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, ha señalado que a la Delegación han llegado "solamente dos" peticiones en ese sentido, y que se ha dado traslado al Gobierno central, puesto que es decisión del Consejo de Ministros dotar de herramientas económicas que ayuden a los ayuntamientos a afrontar gastos derivados de daños por fenómenos meteorológicos adversos.

"A partir de ahí, tiene que ser el Gobierno el que reclame a los ayuntamientos la documentación que acredite esos daños y esos gastos", ha explicado.

Santillana del Mar es uno de los ayuntamientos que ha iniciado la tramitación del expediente para solicitar la declaración de zona catastrófica tras la tromba de agua que el pasado 21 de julio, coincidiendo con la pleamar, anegó un aparcamiento privado en el que había 60 vehículos aparcados. Además del parking de Rolaceña, las precipitaciones afectaron a las pistas deportivas del colegio anexo, que sufrieron desperfectos, así como puntos del casco histórico de la villa y de "al menos" las localidades de Quevedo y Ubiarco.

Comentarios