Sábado 18.08.2018
POLÍTICA

La fuga de cargos del PP a Ciudadanos amenaza la fuerza del partido de Buruaga en las autonómicas

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, durante el Congreso
La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, durante el Congreso

El resultado de las elecciones autonómicas en Cataluña ha supuesto un duro golpe para el PP de Mariano Rajoy. Un golpe que está teniendo sus efectos por toda España y que se está viendo potenciado por las recientes encuestas que pronostican un ascenso notable de Ciudadanos a costa de votos ‘populares’. Este movimiento de apoyos invita a pensar que muchos afiliados están cambiando de partido, pero según la información publicada por Público este sábado, en dicho movimiento también están participando cargos de toda España. Y aunque en Cantabria todavía no se ha confirmado ningún cambio de partido en este sentido, la fractura interna del PP y la aparición de nuevos partidos en la derecha cántabra hacen que no sea descabellado que ocurran movimientos similares en un futuro no demasiado lejano.

Desde el pasado Congreso Regional del PP, en el que resultó elegida María José Sáenz de Buruaga como presidenta del partido en Cantabria, los movimientos en su contra y de salida del partido no han hecho más que sucederse. Y hablamos de marzo de 2017, es decir, casi un año. Denuncias públicas, desafíos en el Grupo Parlamentario, denuncias ante los tribunales, escisión de varios nombres importantes dentro del partido. La situación interna en el PP de Cantabria es más frágil que nunca, y la noticia de la fuga de cargos a Ciudadanos no hace más que empeorar la situación.

La fuga de dirigentes y apoyos se suma a la aparición de nuevos partidos que tratarán de disputar el espacio político del PP

De hecho, y como relata el citado medio, este cambio de partido parece estar intensificándose en toda España. Lo que comenzó siendo una fuga en el PP de Extremadura con varios nombres importantes como José Antonio Villa, Lázaro García, Javier Casado, Luis Fernando Gallego y Francisco Javier Castellano, ha pasado a adquirir relevancia nacional.

Y no es solo una percepción externa. Como recoge Público, la dirección nacional reconoce que está habiendo movimientos en muchos municipios en los que los de Albert Rivera están intentando “hacer barridos”, como ocurriría en Galicia, Valencia, Andalucía y Catalunya. No es extraño, por tanto, que algo así ocurra en Cantabria, donde la dirección de Cs asegura que se está creciendo en afiliados después de la marcha de casi dos tercios de sus miembros por discrepancias con la política del partido.

Desde el PP aseguran que los nombres que están abandonando el cargo son los que “han perdido sus cargos”. Argumento similar es el que utilizó en Cantabria Sáenz de Buruaga para señalar a los integrantes de Lealtad Popular, el movimiento ahora convertido en asociación de carácter político promovido por los afines a Ignacio Diego. Tanto su presidente, el exdiputado Carlos Bedia, como su secretario general, Joaquín Solanas, ex director de Cultura del Gobierno de Cantabria, no descartan que convertirse en un nuevo partido que dispute al PP el “centro-derecha” y que sea un “elemento aglutinador”.

Queda poco mas de un año para las elecciones autonómicas, y de confirmarse la salida de integrantes del PP con destino Ciudadanos el partido que preside María José Sáenz de Buruaga se encontraría en Cantabria con una ‘pinza’ formada por el partido de Rivera y Lealtad Popular, restando su fuerza en la región y alejando la posibilidad de lograr la mayoría absoluta que el partido consiguió con Ignacio Diego, al que la actual dirigente derrotó en primarias por cuatro votos.

Pero la situación del PP en Cantabria podría ser más delicada. Esta fuga de dirigentes y apoyos se suma a la aparición de nuevos partidos que tratarán de disputar el espacio político que, hasta hace cuatro años, ocupaba únicamente un partido, y que en esta legislatura se han repartido dos. Es el caso de Avanza, nuevo partido neoconservador auspiciado por un ex secretario de Estado con José María Aznar que en Cantabria tiene como coordinadores al exdiputado del PP en el Congreso por Cantabria, Javier Puente, y a la cantante lírica Iliana Casanueva.

Comentarios