jueves 26/11/20
CORONAVIRUS

Gobierno, sindicatos y patronal sacan adelante un plan de choque dotado con 90 millones de euros

<p style="text-align: justify;">Revilla valora las primeras medidas de choque contra el COVID-19 pactadas en Cantabria por Gobierno y agentes sociales.</p>

El Gobierno de Cantabria, UGT y CCOO, y la patronal CEOE-Cepyme han suscrito este miércoles un acuerdo con medidas de protección social, apoyo a las personas, fomento del empleo y de la actividad económica para intentar paliar las consecuencias del coronavirus en la comunidad autónoma en una primera fase, por valor de 90 millones de euros. Todas las partes han advertido que se trata de un "primer paso" y un "acuerdo inicial" que deberá completarse con otras medidas y más financiación.

En el acuerdo suscrito se distinguen dos fases, la primera, en la que se crea el Fondo Sanitario COVID-19, dotado con 49,8 millones, y se pondrán en marcha medidas para garantizar la renta de personas y hogares y una serie de actuaciones de reactivación y mantenimiento de la actividad económica, y la segunda que consistirá en un plan de reconstrucción con medidas encaminadas a impulsar la actividad en los diferentes sectores sociales de la región.

Los firmantes se han comprometido a trabajar de forma conjunta en esta segunda fase de reconstrucción que contempla la incorporación de las diferentes asociaciones sectoriales de empresarios, con el objetivo de seguir llegando a acuerdos en los diferentes sectores productivos y empresariales que permitan dinamizar la economía de la región.

Esta segunda fase incluye la práctica totalidad de las materias del diálogo social y recoge el compromiso de desarrollar estudios y propuestas para reducir la brecha digital y de género, y otras iniciativas de inversión pública en saneamiento, vías y obra pública.

Entre las medidas acordadas, incluyen varias de las medidas planteadas en la propuesta inicial de plan de choque del Ejecutivo, como el 'cheque resistencia' (10 millones), el 'cheque autónomo' (9 millones) o el complemento a la Renta Social Básica de 75 euros al mes por hijo para las familias más vulnerables (1,6 millones), hay algunas iniciativas que han sufrido variaciones.

200 EUROS DE AYUDA A TRABAJADORES AFECTADOS POR ERTE

También hay variaciones en las ayudas anunciadas a los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERTE) a raíz del estado de alarma, que se eleva de los 150 euros iniciales a 200 por mes completo de suspensión y se beneficiarán de ella aquellos cuya base imponible no superara los 30.000 euros en la declaración de la Renta de 2018 y que no perciban complemento alguno por parte de su empresa. Se mantienen los casi 7 millones anunciados para ello y las primeras personas en recibir la ayuda serán aquellas con menor prestación.

Inicialmente, en el acuerdo se establece un pago único para este mes, todo ello, sin perjuicio de que si llegaran fondos adicionales pueda estudiarse la extensión de este tipo de ayudas para personas cuyos ERTEs se hubieran alargado significativamente en el tiempo.

AYUDAS A LA CONTRATACIÓN

También el acuerdo incluye el establecimiento de un fondo inicial de ayudas de un millón para incentivar la contratación de trabajadores por parte de las empresas. Es una ayuda destinada a las empresas que hasta el 31 de diciembre de 2020 no hayan reducido sus plantillas y procedan a la realización de nuevos contratos de trabajo como mínimo de un año de duración.

Además, el acuerdo incluye 1,9 millones para ayudas al alquiler de la vivienda habitual o 1 millón inicial para ayudas de entre 300 y 600 euros a los trabajadoras en que se han acogido al derecho de excedencia y/o reducción de jornada regulado en el RD de medidas urgentes frente al impacto del COVID-19 del 17 de marzo.

"UN PRIMER PASO" Y UN "ACUERDO INICIAL"

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha señalado que la firma de este acuerdo es un "hecho importante" y lo ve como "un primer paso" en el camino de "unidad" que, a su juicio, hace falta para afrontar la etapa que se avecina y ha felicitado a empresarios y sindicatos por haberlo entendido. Sindicatos Y CEOE también ha incidido en la necesidad de trabajar juntos.

Según Revilla, el acuerdo suscrito hoy va destinado, por una parte, a reforzar el sistema sanitario de Cantabria ante, según ha dicho, el "golpe brutal de coste" que ha supuesto la pandemia; para ayudar a las personas en una situación vulnerable y "muy preocupante" y a los trabajadores afectados por un ERTE; y para el "relanzamiento" de la economía, apoyando al sector productivo, sobre todo a pequeñas y medianas empresas.

Por su parte, el vicepresidente, Pablo Zuloaga, también ha destacado la "capacidad de acuerdo" mostrada por los firmantes por entender la gravedad del momento y asumir un "acuerdo común" con medidas para "blindar" el sistema de salud público, sacar adelante las economías familiares más vulnerables, ayudar a los trabajadores afectados por ERTEs e "iniciar la vía de la recuperación" apoyando a autónomos, pymes y micropymes. Ha señalado que ahora al Gobierno le toca "ponerse a trabajar" para que esas ayudas "lleguen cuanto antes a quienes más lo necesitan".

Los sindicatos también se han felicitado del acuerdo, que recoge algunos de sus planteamiento, y han subrayado su importancia pero han insistido en que se trata "de un primer paso" y han confiado en que lleguen fondos del Ejecutivo central y la UE.

El secretario general de UGT, Mariano Carmona, ha opinado que las medidas del acuerdo se van a "percibir" tanto por la ciudadanía en general como por los trabajadores, las empresas -para las que, a su juicio, hay "líneas adecuadas"- y también, por las Administraciones. "Nos gustaría haber llegado a acuerdos mejores, pero bueno, Cantabria es una comunidad con unas limitaciones y tenemos que ser conscientes de ellas", ha dicho Carmona.

También ha puesto valor que Gobierno, sindicatos y patronal hayan conseguido llegar a este acuerdo "en apenas una semana", máxime cuando éste se produce en un "contexto difícil" y "nuevo", en el que ni Gobierno, ni sindicatos ni patronal se habían visto "inmersos nunca".

Sin embargo, su homólogo de CCOO, Carlos Sánchez, y el presidente de CEOE-Cepyme, Enrique Conde, consideran que se ha tardado "demasiado". Pese a ello, el representante de CCOO ha considerado que se trata de un acuerdo "muy importante" y ha destacado que está abierto al trasvase de fondos de unas partidas a otras o a la puesta en marcha de otras medidas si llegan más fondos, como así espera.

Ha insistido en la necesidad de "arrimar el hombro" entre todos de cara a la vuelta a la actividad económica y laboral a medida que se vaya produciendo el plan de desescalada, una fase, a su juicio, "más difícil" desde el punto de vista social y económico que la actual, donde aún hay urgencia sanitaria.

Sánchez espera que esta crisis "no tenga demasiadas consecuencias en materia de empleo" y que las empresas cumplan con su compromiso de mantener el empleo. "Para eso se hicieron los ERTEs", ha dicho el sindicalista, que ha avisado que, si no, sería un "auténtico drama". El dirigente de CC.OO confía en que para el verano toda la actividad esté ya en marcha y que par el otoño "se empiece a remontar".

CEOE-Cepyme ha coincidido también en que se trata de un "acuerdo inicial" con medidas sanitarias, de ayuda a las personas y "de escudo" hacia las empresas y autónomas, al que debe seguir un "refuerzo con un planteamiento mucho más fuerte y crucial", en el que se adopten medidas que dinamicen la economía y que nos hagan volver a la senda de antes del COVID-19.

Comentarios