martes 24/11/20
CORONAVIRUS

Los hosteleros de Cantabria, indignados con las nuevas restricciones que les convierten en el “chivo expiatorio de esta guerra de la pandemia”

Los hosteleros están indignados con las nuevas restricciones
Los hosteleros están indignados con las nuevas restricciones

Los hosteleros de toda España se han mostrado muy críticos con la declaración del nuevo Estado de Alarma y las medidas que están tomando las comunidades autónomas, entre ellas el confinamiento nocturno y las horarios de cierre de los establecimientos. En el caso de Cantabria, la Asociación de Hosteleros considera que estas medidas “contribuyen a poner la puntilla” a un sector ya afectado desde el comienzo de la pandemia.

Aparicio ha llegado a plantearse que “igual es más fácil vender el restaurante y comprar una finca, un terreno para hacer botellones"

Así lo ha señalado Javier Aparicio, miembro de la junta directiva de la Asociación, quien en declaraciones al programa Cantabria en Sintonía ha criticado que los gobiernos les han convertido en “el chivo expiatorio de esta guerra de la pandemia”, algo ante lo que se muestran “indignadísimos”. “Tenemos vocaciones de hosteleros, cumplimos con todas las normativas. Hemos sido muy escrupulosos siguiendo las normas, no somos quienes los que promovemos los contagios”, ha asegurado.

De hecho, ha opinado que “se ensañan con nosotros porque no pueden controlar los botellones ni las fiestas ilegales”, lo que les convierte en el “patito fácil”, en los “paganos” porque “somos fáciles de controlar”.

Aparicio ha llegado a plantearse que “igual es más fácil vender el restaurante y comprar una finca, un terreno para hacer botellones, sin darme de alta ni pagar autónomos, ni Seguridad Social, ni pagar impuestos. Igual es lo mejor para evitar este acoso”.

En todo caso, ha asegurado que van a dar la batalla, aunque sea “de forma simbólica”. Por eso, han recurrido a la vía judicial, que les permite “pelearlo para poner de manifiesto que estamos enfadados”. El representante de la Asociación ha recordado igualmente que el sector genera “muchos puestos de trabajo”, así como la cantidad de vicisitudes que han sufrido desde marzo. “El verano aquí es muy corto y hemos sufrido las restricciones, y ahora esto. Han machacado la noche, el sector noche en hostelería lo han fulminado, y ahora nos quieren fulminar al resto”, ha denunciado.

Y es que con los nuevos horarios de cierre, “a las diez de la noche no puedes coger al último cliente, y con el nuevo Estado de Alarma el que a las diez se quede sin entrar en un restaurante, como tiene hasta las 12, a saber dónde va”.

Aparicio concluye recordando que en el sector “no ha habido contagios entre autónomos”, y entre los directores de empresas “han sido anecdóticos”. “Han sido entre clientes, la hostelería no es proclive a contagiar”, argumenta.

Comentarios