Lunes 22.10.2018
POLÍTICA

La imputación del presidente de Adif en el caso Lezo pone contra las cuerdas a De la Serna

Unidos Podemos quiere que el ministro de Fomento comparezca en el Congreso para saber qué ocurrirá con Juan Bravo.

Los partidos de la oposición en el Congreso exigen su dimisión inmediata después de la renuncia del presidente de la Cámara de Cuentas de Madrid por el mismo caso, y apunta al Ministerio como responsable de que permanezca en su puesto.

Íñigo de la Serna y Mariano Rajoy
Íñigo de la Serna y Mariano Rajoy

El caso Lezo, que investiga el ‘pelotazo’ del Canal de Isabel II en América, ha puesto en una compleja situación al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. El juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso, Diego de Egea, ha citado a declarar como imputados a Arturo Canalda, presidente de la Cámara de Cuentas de Madrid (quien dimitía este jueves tras conocerse la noticia) y a Juan Bravo, presidente de Adif. El hecho de que este último todavía ostente su cargo ha puesto el foco sobre el Ministerio del que depende, así como sobre el titular del mismo, es decir, el exalcalde de Santander.

En este sentido, las peticiones de dimisiones se han sucedido en las últimas horas y, según publica El Boletín, Unidos Podemos quiere que De la Serna explique en el Congreso qué va a ocurrir con Bravo. Para ello ha registrado una iniciativa para que el ministro explique en la Cámara baja qué “actuaciones y medidas va a adoptar” tras la imputación Bravo en el caso Lezo. No hay que olvidar que este mismo grupo ya pidió su cese en noviembre y registró una proposición no de ley en este sentido ante el “reiterado silencio” de De la Serna en torno al máximo responsable de Adif.

Tras esta trayectoria, PSOE y Ciudadanos han reclamado la dimisión inmediata de Bravo. De hecho, el portavoz de la formación naranja en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha opinado que “debería dimitir ya” y, en caso de no producirse, “tendrá que ser el Gobierno quien le exija esa dimisión”, según recoge Europa Press. A este respecto, Aguado ha recordado que en el acuerdo de investidura suscrito entre Mariano Rajoy y Albert Rivera se recoge que “cualquier cargo público imputado por delitos de corrupción, como es el señor Bravo debe dimitir”.

Similar es la postura del PSOE, según señala el citado medio. Para César Ramos, portavoz de Fomento de los socialistas en el Congreso, el presidente de Adif “no puede estar ni un minuto más en su puesto”, pues “un ente público con una dotación millonaria como Adif no puede estar presidido por alguien de quien el juez tiene indicios de que ha participado en una operación fraudulenta que ha costado decenas de millones de euros a los madrileños”.

“Si Bravo no quiere dimitir”, señala Ramos, “deberá ser el ministro de Fomento quien le cese de sus responsabilidades”, poniendo el foco sobre la responsabilidad de De la Serna en esta situación.

El presidente de Adif fue consejero de Hacienda en el Gobierno de Alberto Ruiz Gallardón en la Comunidad de Madrid y uno de los hombres de confianza cuando dio el salto al Ministerio de Justicia.