lunes 23.09.2019
Política

Iñigo Fernández lamenta el "daño" de Diego al PP "por no saber irse" y le pide "generosidad"

Iñigo Fernández afirma que Diego "no tiene proyecto de partido" ni tampoco "posibilidades de recuperar el Gobierno".

"Diego no tiene ninguna razón para seguir, más allá del orgullo, el amor propio y el despecho" ha dicho Fernández
"Diego no tiene ninguna razón para seguir, más allá del orgullo, el amor propio y el despecho" ha dicho Fernández

El diputado 'popular' cántabro Iñigo Fernández considera que el presidente del partido y candidato a la reelección, Ignacio Diego, "está haciendo mucho daño al PP por no saber irse", por lo que ha apelado a su "generosidad" y le ha invitado a "marcharse" como han hecho homólogos suyos en otras comunidades.

Fernández afirma que Diego está "haciendo mucho daño al PP por no saber irse"

Según este parlamentario, afín a la otra candidata a la Presidencia, la secretaria general, María José Sáenz de Buruaga, "no tiene sentido" lo que está haciendo Diego: "dividir un partido por la mitad", algo que ni las siglas ni la militancia se "merecía".

Y ha apuntado a continuación que "lo que está en juego" es "el futuro" de la formación, "no cómo quedan una persona y sus cuatro allegados". Así lo ha señalado Fernández este domingo en un comunicado, en el que ha reflexionado que "un dirigente político tiene que ser capaz de pensar en algo más que en sí mismo", porque el "interés" de la organización política "tiene que estar por encima de situaciones personales de sus miembros".

"Un dirigente político tiene que ser capaz de pensar en algo más que en sí mismo"

El diputado del PP achaca a Diego -que en las primarias obtuvo 136 votos más que Buruaga, y mayor apoyo en pequeños municipios y núcleos rurales que en grandes ayuntamientos- la situación generada en el seno del partido, al concurrir al Congreso Regional del próximo 25 de marzo para tratar de revalidar su cargo "después" -ha asegurado- de haber anunciado a la dirección nacional y a la propia secretaria general, María Dolores de Cospedal, que "no lo haría".

No tiene razones

Según Fernández, el jefe de los 'populares' cántabros y expresidente de la Comunidad "no tiene proyecto de partido" ni tampoco "posibilidades de recuperar el Gobierno" autonómico. "No tiene recorrido de ningún tipo, no tienen ninguna razón para seguir, más allá del orgullo, el amor propio y el despecho", ha remachado.

Orgullo, amor propio y despecho son las razones que el parlamentario achaca a Diego para mantenerse como candidato

Pero para el parlamentario, "ni el orgullo ni el deseo de quedar por encima son razones suficientes para someter a tanta tensión a nuestro partido y a nuestra gente".

Aún así, Fernández cree que Diego "todavía podría marcharse con el cariño y el respeto de todos" si, como ha apuntado, "lo hiciera voluntariamente". "Solo hace falta un poco de generosidad, como la de otros presidentes", ha considerado al respecto.

"Diego todavía podría irse con cariño si lo hiciese voluntariamente"

En este sentido, se ha referido a números uno del PP en distintas comunidades que "han propiciado, ellos mismos, el relevo", como Pedro Sanz en La Rioja, Fernanda Rudi en Aragón o Alberto Fabra en Valencia. E incluso, ha añadido, Juan Vicente Herrera en Castilla y León, y "a pesar de estar en el Gobierno" de la Junta.

En cuanto a los presidentes que no se han ido, Fernández ha aludido a los congresos del PP en otras regiones, y ha asegurado que en "todos" estos procesos los líderes se han comportado "con generosidad".

Así, donde las bases apoyan de manera "unánime" a su presidente, como a Cospedal en Castilla-La Mancha, el equipo directivo se ha mantenido al frente, pero "con el 99% de los votos, no con el 48% -ha dicho- como en Cantabria".

Piñeiro y Sieso se fueron “como señores”

"Lo que no tiene sentido es lo de Ignacio Diego: dividir el partido por la mitad, llegar a esto solo para seguir una etapa que dura ya 13 años -el tiempo que lleva en la Presidencia del PP de Cantabria- y que quiere llevar hasta los 17 años, ha manifestado el diputado, que ha recordado anteriores relevos en Cantabria.

Así, se ha referido a Gonzalo Piñeiro, que "se fue en mejores circunstancias" que la actuales y "sin que nadie se lo pidiera", con lo que su relevo fue "ejemplar", como también lo fue -ha opinado- el de José Joaquín Martínez-Sieso, que también se fue "sin que nadie se lo pidiera". "Ninguno de ellos pretendió nunca nombrarle el equipo directivo a su sucesor. Se fueron como señores", ha apostillado.

Gonzalo Piñeiro y José Joaquín Martínez-Sieso se fueron "sin que nadie se lo pidiese" con un relevo "ejemplar"

"No tendría que resultar tan difícil saber ver cuándo uno tiene que irse", ha concluido Iñigo Fernández.