lunes 09.12.2019
POLÍTICA

IU pide recuperar la gestión pública de comedores de colegios y hospitales para “evitar situaciones obscenas” como la de Sierrallana

Hospital Sierrallana de Torrelavega
Hospital Sierrallana de Torrelavega

La situación del comedor del Hospital Sierrallana de Torrelavega y la mala calidad de los alimentos que se dan a los pacientes ingresados ha trascendido al ámbito nacional después de que durante meses pacientes y profesionales denunciaran en el ámbito autonómico y a través de redes sociales lo que ocurría en el centro sanitario. Este martes Izquierda Unida de Cantabria ha reclamado que la administración recupere la “gestión directa” de este servicio tanto en los hospitales como en los colegios de la comunidad “para garantizar la mejor asistencia para los menores y pacientes”, evitando así situaciones “obscenas” como la denunciada en Sierrallana.

En un comunicado, el candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Israel Ruiz Salmón, ha expresado la “preocupación” de su formación, y ha recordado que “llevan muchos años defendiendo que los servicios auxiliares en el ámbito educativo o sanitario han de gestionarse de forma pública y directa y con la máxima calidad y profesionalidad”. En este sentido, Ruiz Salmón ha indicado que los procesos de externalización de servicios “considerados con frecuencia de forma errónea” como secundarios, “suponen la priorización del lucro, legítimo en cualquier empresa, por encima del bien común y la salud pública que debe ser garantizado por el Gobierno”.

Según relatan desde la formación de izquierdas, de los 127 comedores escolares de Cantabria, sólo 36 preparan la comida in situ, siendo el resto servicio de catering, y únicamente 2 tienen una gestión directa. “Las dietas de los menores y los pacientes, colectivos especialmente vulnerables, no pueden estar a merced de la cuenta de resultados de la empresa de turno, que en ocasiones está monopolizado por grandes empresas a nivel estatal, en lugar de recurrir a la economía local, cooperativas rurales, producto autóctono o de proximidad”, apuntaba el cabeza de lista de IU.

En concreto, y según recoge el informe ‘Los comedores escolares en España’, 17 de las concesiones en Cantabria son a tres de las cuatro grandes empresas nacionales: Serunion, Aramark y Eurest. Esta última, Eurest, es la misma adjudicataria del comedor del Hospital Sierrallana que ha saltado recientemente a los medios nacionales por el mal estado de los alimentos y la comida preparada y que reciben los pacientes.

Según las denuncias públicas de las que se hace eco la formación, los enfermos “no tienen una comida variada y las dietas no están adaptadas a las condiciones del paciente”, lo que puede provocar una “recuperación más lenta o que empeore su patología”. Ante estos hechos, IU exige al Gobierno la “ruptura” con la empresa concesionaria y que inicie el camino para la recuperación de los comedores de las instituciones públicas, no solo de hospitales o colegios, con el fin de dar una gestión directa y de calidad.

Además, Israel Ruiz Salmón adelanta que la recuperación de la gestión pública de estos servicios será una de las medidas que defenderá su formación de cara a las próximas elecciones de 2019 y que será prioridad en su labor de gobierno. “La salud de las familias trabajadoras de Cantabria ha de ser un pilar básico para cualquier sociedad que se diga democrática y el deber de cualquier gobernante es trabajar para que a ningún menor o paciente le falte una comida digna que llevarse a la boca”, ha sentenciado.

Comentarios