miércoles 16.10.2019
POLÍTICA

José Ramón Blanco se aferra a su acta de diputado en el Parlamento de Cantabria

El diputado de Podemos Cantabria, José Ramón Blanco
El diputado de Podemos Cantabria, José Ramón Blanco

El diputado de Podemos José Ramón Blanco ha presentado la baja médica en el registro del Parlamento de Cantabria y a día de hoy mantiene el acta de diputado, a pesar de que hace más de 15 días anunció que dimitía de su cargo.

Según adelantaba este medio ayer, fuentes parlamentarias han asegurado que el diputado de Podemos Cantabria ha registrado este jueves en el Parlamento su baja médica, una noticia que José Ramón Blanco ha confirmado este sábado a Europa Press. Además, el diputado regional ha publicado en su cuenta de Twitter el parte médico de su baja por "ansiedad".

De esta manera, Blanco mantiene su condición de aforado en caso de que alguna de las denuncias por acoso presentadas contra llegue a los tribunales, aunque ha asegurado a esta misma agencia que presentará su renuncia en cuanto le den el alta médica. "En cuanto me den el alta, entrego el acta y me voy", ha afirmado.

Sin embargo, según ha publicado Onda Cero este mismo viernes, su intención sería acudir a algunas votaciones cuando fuera necesario. En concreto, asistiría a aquellas sesiones plenarias en las que se voten asuntos de especial relevancia, como podrían ser los Presupuestos Generales de Cantabria.

La decisión de Blanco estaría relacionada, según la citada radio, con la situación interna del partido y la posibilidad de que Rosana Alonso (actual secretaria general del partido en Cantabria y muy vinculada políticamente a Blanco) finalmente no llegue a ser candidata a las elecciones autonómicas.

Esta misma semana, Alonso ha declarado que no tiene intención de retirar su candidatura pese a que el informe final del expediente abierto a Blanco concluye que tampoco ella “debería poder ostentar cargo de responsabilidad alguno en el partido”.

TRES EXPEDIENTES POR “ACOSO” Y “MALTRATO”

El parlamentario autonómico de Podemos Cantabria dimitió el pasado 8 de octubre después de hacerse públicas las tres denuncias internas por acoso presentadas por su compañera de escaño Verónica Ordóñez, por la secretaria general de Podemos Santander, Lydia Alegría, y por la responsable de prensa de Podemos Cantabria, denuncias que incluyen grabaciones y por las que la Dirección estatal de Podemos le abrió tres expedientes.

El informe final del expediente interno determina que “los hechos descritos” en una de las tres denuncias –la de Alegría, presentada por “acoso y violencia verbal”– podrían ser constitutivos de “infracciones de carácter penal en el ámbito de la violencia de género”.

Comentarios