martes 22.10.2019
POLÍTICA

José Ramón Blanco se plantea volver al Parlamento para algunas votaciones

El diputado de Podemos, que hace más de 15 días anunció que dimitía de su cargo, habría presentado la baja médica, y mantiene su condición de aforado en caso de que alguna de las denuncias por acoso llegue a los tribunales.

Blanco estaría presente en su escaño en aquellas sesiones en las que su voto fuera fundamental para romper el empate que actualmente existe en el Hemiciclo cántabro.

El diputado de Podemos Cantabria, José Ramón Blanco
El diputado de Podemos Cantabria, José Ramón Blanco

La situación de José Ramón Blanco en Podemos Cantabria y en el Parlamento autonómico se complica. El diputado, denunciado por tres mujeres vinculadas al partido por acoso, anunciaba hace más de 15 días que dimitía de su escaño y renunciaba a presentarse a las primarias para ser candidato a las elecciones autonómicas de 2019. Sin embargo, a fecha de hoy no solo no se ha hecho oficial esa dimisión, sino que el representante de Podemos parece haber cambiado de opinión y no dejará su puesto hasta que termine la Legislatura. Sin embargo, a tenor de los últimos movimientos de Blanco tampoco parece que vaya a estar presente en el Hemiciclo. Según ha podido saber este diario por fuentes parlamentarias, el diputado de Podemos Cantabria ha registrado este jueves en el Parlamento su baja médica, después de faltar tres lunes seguidos al Pleno. Sin embargo, su intención sería acudir a algunas votaciones cuando fuera necesario.

El representante de Podemos parece haber cambiado de opinión y no dejará su puesto hasta que termine la Legislatura

Así se lo habría comunicado Blanco a los portavoces del resto de los grupos parlamentarios, según publica Onda Cero este mismo viernes. En concreto, asistiría a aquellas sesiones plenarias en las que se voten asuntos de especial relevancia, como podrían ser los Presupuestos Generales de Cantabria. No hay que olvidar que la baja de Blanco crea un empate entre los partidos que sustentan al Gobierno (PRC y PSOE) y los partidos de la oposición (PP, Podemos, Ciudadanos y el diputado no adscrito Juan Ramón Carrancio) a la hora de las votaciones, por lo que su presencia en esas citas parlamentarias desequilibraría la balanza hacia uno u otro lado. Pero para eso debería de recibir el alta y, posteriormente, volver a coger la baja. Del mismo modo, se desconoce qué sesiones plenarias considerará relevantes el diputado de Podemos Cantabria.

La decisión de Blanco estaría relacionada, según la citada radio, con la situación interna del partido y la posibilidad de que Rosana Alonso (muy vinculada políticamente a Blanco) finalmente no llegue a ser candidata a las elecciones autonómicas, puesto que será elegido en unas primarias a las que también se ha presentado la diputada Verónica Odróñez. Pero su situación personal también tendría algo que ver en dicha decisión.

Ordóñez es una de las tres mujeres que presentaron las acusaciones por acoso, junto a la responsable de prensa del partido y la secretaria general de Podemos Santander, Lydia Alegría, que contó con el apoyo de Blanco para su elección en noviembre de 2016. Con todo, el informe final del expediente interno que Podemos abrió a José Ramón Blanco por estas denuncias apuntan algo más que el acoso laboral.

En concreto, señalan “infracciones de carácter penal en el ámbito de la violencia de género” en los “hechos descritos” en la denuncia de Alegría, como publicó en exclusiva eldiariocantabria. “Este Comité da por constatado que ha existido y que sigue existiendo un intento sistemático y a lo largo del tiempo de quebrantamiento de una integridad moral, física y de la dignidad” de Ordóñez y de la responsable de prensa, algo que se habría repetido con Alegría según el documento.

Fuentes del partido no descartan la posibilidad de que al menos una de las denuncias contra Blanco acabe en los tribunales, pero recuerdan igualmente que el hecho de que mantenga su escaño implica que también mantiene su condición de aforado.

Comentarios