domingo 20/9/20
MEDIO AMBIENTE

"MARE ya ha puesto fin a las malas prácticas de los gestores del PP durante el Gobierno de Diego"

Díaz Tezanos explica en el Parlamento que se han incorporado a la gestión diaria de la empresa las 27 recomendaciones de la Intervención General.

El exconsejero de Medio Ambiente y senador del PP por Cantabria, Javier Fernández, ha asegurado que los procedimientos de contratación fueron “correctos y conforme a derecho”, aunque reconoce que “no tenía conocimiento” del 95% de los expedientes de la auditoría.

Díaz Tezanos ha asegurado que MARE ya ha puesto fin a las irregularidades detectadas bajo el Gobierno del PP
Díaz Tezanos ha asegurado que MARE ya ha puesto fin a las irregularidades detectadas bajo el Gobierno del PP

Casi un año después de que una auditoría encargada por la Intervención General desvelase numerosos casos de irregularidades en los procedimientos de contratación en MARE durante los años 2013 y 2014, bajo el Gobierno del PP de Ignacio Diego, la empresa pública ya ha puesto fin a las “malas prácticas” denunciadas en dicho documento. Así lo ha revelado la vicepresidenta del Gobierno y consejera de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos, quien también ha apuntado que se han incorporado a su gestión diaria las 27 recomendaciones de la auditoría.

Como ha recordado, dicho informe recogía "múltiples irregularidades, deficiencias muy serias y malas prácticas totalmente rechazables" que "ponen en entredicho muy seriamente" la gestión de los responsables del PP en la anterior legislatura.

Díaz Tezanos ha comparecido este viernes en la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento, a petición del grupo Podemos, para informar de esta auditoría realizada en 2015 y que el Gobierno PRC-PSOE ha trasladado a los servicios jurídicos de la administración regional para que determinen la calificación que corresponde.

La vicepresidenta ha explicado que MARE ha elaborado un procedimiento general de contratación que incorpora 23 de las 27 recomendaciones

La vicepresidenta ha explicado que MARE ha elaborado un procedimiento general de contratación que incorpora 23 de las 27 recomendaciones, y que ha sido aprobado este jueves por el Consejo de Administración de la empresa público y será elevado al Consejo de Gobierno como modelo inspirador para el resto de empresas públicas.

Ha señalado que se han cumplido ya las 27 recomendaciones, entre las que ha destacado la creación de una mesa de contratación que asegure la "transparencia y objetividad" en los procesos de licitación, y que la actual dirección de MARE puso en marcha en marzo de 2016, es decir, antes de conocerse las conclusiones de la auditoria, según ha precisado.

La vicepresidenta ha añadido que la auditoría certifica que en Mare había un "claro fraccionamiento de contratos", adjudicación directa de contratos por procedimiento de urgencia, bajas temerarias, la apertura de ofertas no era pública, se modificaban contratos y se daban prórrogas después de adjudicados sin autorización del órgano competente, y no se garantizaba ni la publicidad ni la libre concurrencia.

Durante la comparecencia, los tres grupos de la oposición han recriminado a la vicepresidenta que "aireara a la prensa" el año pasado el informe provisional de la auditoría, lo que para Podemos "no es éticamente correcto", para Ciudadanos es "una actitud bastante imprudente" y para el PP es "una mala práctica".

Díaz Tezanos ha replicado que la "transparencia nunca puede ser una mala práctica", y ha destacado que los anteriores gestores de MARE -el entonces presidente del consejo de administración y consejero de Medio Ambiente, Javier Fernández, y el director general de MARE, Antonino Zabala-, "en ningún momento han sufrido indefensión".

"El Gobierno no está para juzgar o sentenciar a nadie", ha dicho la vicepresidenta, quien ha negado "partidismo o revanchismo" en su proceder y ha recalcado que la auditoría no la encargó este Gobierno sino que fue elaborada de oficio por la Intervención General de la Comunidad Autónoma conforme al Plan Anual de Control Financiero Permanente, Auditoria Pública y otras actuaciones de control de 2015, por tanto "no tiene ningún matiz político", ha dicho.

Actualmente la situación económica de MARE ha permitido unos beneficios en 2016 de 3.313.411 euros

Ha añadido que la auditoría de 2015, sin coste porque la hizo la Intervención, es "oficial, objetiva y sobre todo útil" porque ha servicio para regularizar los procedimientos de contratación, al contrario -ha dicho- que la auditoría externa que encargó el PP en 2011, una auditoría "a la carta" que costó 20.000 euros y que no sirvió "para detectar irregularidades sino para hacer un expediente de regulación de empleo y despedir a trabajadores".

La vicepresidenta ha asegurado que el objetivo del Gobierno en MARE es "prestar un servicio de calidad y mantener los puestos de trabajo". "Estamos empeñados en convertir a MARE en un ejemplo de buena gestión y buenas prácticas", ha dicho, para añadir que "estos objetivos los podremos alcanzar controlando el gasto, respetando los cánones normativos en contratación y teniendo claro el respeto a lo público".

Según ha destacado, actualmente la situación económica de MARE ha permitido unos beneficios en 2016 de 3.313.411 euros, "fruto de una buena gestión" y sin incluir los derivados del convenio firmado con el Consorcio de Basuras de Guipúzcoa, que eleva los beneficios por encima de los nueve millones de euros.

Desconocimiento

Por su parte, el exconsejero de Medio Ambiente y presidente del consejo de administración de MARE en la anterior legislatura, Javier Fernández, actual senador del PP, ha asegurado que los procedimientos de contratación en la empresa pública eran "correctos y conforme a derecho", y ha añadido que todas las cuestiones señaladas en la auditoría de 2015 son "técnicas y procedimentales".

"Con muchas no estamos de acuerdo y así lo expusimos en las alegaciones", ha dicho Fernández, quien ha criticado que no se haya aceptado ni una sola de sus alegaciones a la auditoría provisional, "por razones que se me escapan", ha dicho durante su comparecencia en la misma comisión, a petición propia a través de una solicitud realizada por el PP. Durante su intervención ha asegurado que la auditoría fue encargada por el Gobierno de Ignacio Diego en la anterior legislatura precisamente para mejorar los procedimientos de contratación, porque al llegar en 2011 detectaron en MARE algunas deficiencias como que se estaba contratando sin respaldo de encomiendas de gestión.

Fernández ha asegurado que en ningún momento hubo limitación de la libre concurrencia por no enviar la publicidad al BOE o el BOC, ya que sí se publicaban los anuncios en los medios de comunicación

Fernández ha asegurado que en ningún momento hubo limitación de la libre concurrencia por no enviar la publicidad al BOE o el BOC, algo que era "potestativo", ya que sí se publicaban los anuncios en el perfil del contratante, el diario oficial de la Unión Europea y los medios de comunicación.

De igual forma, ha dicho que la mesa de contratación no es preceptiva en MARE pero que había una adecuada valoración de las ofertas por parte de los técnicos. En todo caso, ha dicho que son cuestiones que "reflejan la forma de actuar de los técnicos de MARE con anterioridad".

El exconsejero ha dicho también que su intervención "se reduce al 5%" de los expedientes estudiados en la auditoría y que del 95% restante "no tenía conocimiento". Además, ha confiado en que la auditoría de Sodercan también se traslade a los servicios jurídicos para que analicen posibles responsabilidades.

Comparecencia “inadmisible”

El PRC ha considerado "inadmisible" que Fernández sí intervenga este viernes en la Comisión de Medio Ambiente "porque le interesa" y no lo haya hecho anteriormente para explicar su posición ante el fracking en Madrid aludiendo a su condición de senador, lo que en su opinión supone "una falta de respeto" a la Cámara y a los ciudadanos.

Por ello, el portavoz regionalista en la Comisión, José Miguel Fernández Viadero, no ha hecho uso de su turno para intervenir durante la comparecencia del senador.

Ciudadanos, Podemos y PSOE han criticado la gestión de Fernández al frente de MARE. Juan Ramón Carrancio, de Cs, ha opinado que no debiera ejercer ningún tipo de responsabilidad pública, porque la auditoría refleja una gestión "realmente nefasta" con procedimientos "nulos o casi nulos", por lo que no ha descartado que los servicios jurídicos del Gobierno detecten algún tipo de responsabilidad penal cuando analicen el caso.

Verónica Ordóñez, de Podemos, ha denunciado que el PP quiso "privatizar" MARE a través de diferentes externalizaciones de servicios, y ha dicho que Fernández "ha sido un mal gestor de lo público porque no se preocupó de mejorar los procesos".

Silvia Abascal, del PSOE, ha afirmado que la auditoría "desmonta el mito de que la derecha gestiona bien los fondos públicos" y ha opinado que Fernández "no ha sido capaz de responder de forma satisfactoria a las irregularidades" que recoge el informe de la Intervención.

Por parte del PP, José Manuel Igual, ha asegurado que en MARE "se respetó escrupulosamente la ley" y que hubo que hacer "sacrificios" para "reflotar" la empresa, que estaba "prácticamente en quiebra" y el déficit estaba "desbocado".