Sábado 23.02.2019
POLÍTICA

La Oficina Anticorrupción, el “experimento con gaseosa” que depende del Gobierno y no tiene presupuesto propio

El bipartito PRC-PSOE asegura que la falta de una partida específica responde a que inicialmente se va a “intentar” poner en marcha sin que “suponga un mayor coste”.

El presupuesto de Cantabria aumenta el gasto social un 2,86% pero la inversión real cae un 2%.

El consejero de Economía, Juan José Sota
El consejero de Economía, Juan José Sota

La Oficina Anticorrupción del Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) no tendrá reflejo presupuestario "específico" en las cuentas de la comunidad autónoma para 2019 ya que inicialmente se va a "intentar" poner en marcha con recursos del propio Gobierno y que "no suponga un mayor coste". "Primero vamos a hacer el experimento con gaseosa", ha dicho el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, al ser cuestionado este lunes durante la rueda de prensa de presentación del proyecto de Presupuestos de Cantabria para 2019 (PGC), acerca del impacto presupuestario que tendría la creación de esta Oficina Anticorrupción.

El consejero ha explicado que en el proyecto de Presupuesto del Gobierno, aprobado este viernes en Consejo de Gobierno extraordinario y registrado posteriormente en el Parlamento, "no se contempla nada específico" para esta Oficina ya que la "idea" del Gobierno es, al menos inicialmente, poner en marcha la misma y que funcione con los recursos propios del Gobierno sin que suponga incrementar el gasto, para lo que se ocuparán de ella una parte de los funcionarios. "Vamos a ver cómo funcionamos", ha dicho.

"No queremos, en este momento, crear un nuevo organismo que suponga un mayor gasto", ha dicho el consejero

El consejero ha explicado que si la Oficina puede funcionar de esta manera se continuará así y si, en cambio, se ve que es "necesario" reforzarla, porque hubiera muchas denuncias o mucho trabajo, se plantearía el dotarla de más medios. "No queremos, en este momento, crear un nuevo organismo que suponga un mayor gasto", ha dicho el consejero, que ha señalado que, en algunas comunidades en las que existe dicha oficina u organo semejante, está teniendo "un coste muy elevado" y su rendimiento "es mínimo".

Sota ha aludido al "modelo valenciano", en el que, según ha dicho, se ha creado una Oficina Anticorrupción con "una cierta estructura" que, sin embargo, está ocupándose de "una o dos denuncias". Por ello, el consejero ha opinado en que "no merece la pena" el "montar un aparato administrativo" que tenga un "rendimiento económico o social mínimo".

GASTO SOCIAL E INVERSIÓN REAL

Por otro lado, Sota ha detallado que el presupuesto de Cantabria para 2019, que asciende a 2.850 millones de euros y crece un 4,47% (122 millones), aumenta el gasto social, al que se destinan en total 1.843 millones incluyendo sanidad, servicios sociales, educación, cultura, vivienda y fomento del empleo, un 2,86% más que este año (1.792 millones).

El gasto en el área de promoción económica, que abarca agricultura, pesca y alimentación, industria y energía, comercio y turismo, infraestructuras e I+D+I asciende a 413 millones, casi un 4% más. Sin embargo, el capítulo de inversiones reales cae un 2% y en conjunto las operaciones de capital (inversiones reales y transferencias de capital) crece un 1,3%, casi un punto y medio menos que el conjunto del gasto no financiero, que sube un 2,7%.

Según Sota, es un presupuesto "realista", "responsable", "austero" en el gasto corriente, y "ambicioso"

Según Sota, es un presupuesto "realista" en la previsión de ingresos -con 105 millones de euros más procedentes de la financiación autonómica-; que no sube los impuestos; "responsable", "austero" en el gasto corriente; y "ambicioso" porque "revierte muchos de los recortes" de la legislatura anterior y "recupera derechos" de los empleados públicos.

Las cuentas de 2019 están elaboradas con un objetivo de déficit del 0,1%, el aprobado por el Gobierno del PP en julio de 2017, lo que según ha destacado Sota, ha obligado a un "ajuste en términos estructurales" de 42 millones (equivalente a las tres décimas de diferencia respecto al 0,4% de 2018). La regla de gasto es del 2,7% y la previsión de crecimiento que el Gobierno PRC-PSOE ha tomado como referencia es del 2,3%.

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, y la presidenta del Parlamento de Cantabria, Dolores Gorstiaga

OBJETIVOS

Según Sota, el presupuesto tienen como principales objetivos impulsar el cambio de modelo productivo para crecer más y mejor, creando empleo estable y de calidad; recuperar el gasto social, revertiendo los recortes de la pasada legislatura; mantener el fondo de cooperación con el importe de 2011 -15,2 millones-; aumentar los recursos destinados a políticas activas de empleo y formación; y cumplir los objetivos de estabilidad presupuestaria.

El Gobierno ha aprobado el proyecto de ley de presupuestos este lunes en una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, y posteriormente Sota lo ha registrado en el Parlamento y lo ha presentado en rueda de prensa, junto con los altos cargos de su Consejería. El presupuesto de gasto no financiero es de 2.376 millones, un 2,7% más que el de 2018 (2.313 millones). Los gastos de personal suben un 3,2%, de 891 a 919 millones; los gastos corrientes un 5,2%, de 436 a 459 millones; los gastos financieros bajan un 11,8%, de 60 a 53 millones; y las transferencias corrientes suben un 1,1%, de 644 a 651 millones.

CONSEJERÍAS

Por consejerías, crecen por encima de la media la de Presidencia y Justicia, un 4,4%, de 107 a 112 millones, porque incorpora el gasto de las elecciones del año próximo; la de Universidades, Investigación, Medio Ambiente y Protección Social, un 12%, de 198 a 222 millones, con cinco millones para los derribos; y la de Economía, Hacienda y Empleo, un 14,8%, de 50 a 57 millones, por la partida para reducir en una hora la jornada de los empleados públicos, como primera fase para recuperar las 35 horas en 2020. También crece de forma considerable el capítulo de deuda pública, un 9,62%, de 426 a 467 millones, un incremento que según ha explicado Sota responde a las mayores amortizaciones de deuda a las que el Gobierno tiene que hacer frente ahora después de que el PP duplicara la deuda en la anterior legislatura.

El presupuesto del Parlamento sube un 2,95%, de 7,5 a 7,76 millones; el de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, un 2,25%, de 97 a 99 millones; el de Medio Rural, Pesca y Alimentación, un 2,29%, de 85 a 87 millones; Educación, Cultura y Deporte, un 2,35%, de 494 a 506 millones; Sanidad y Bienestar Social, un 2,15%, de 20 a 20,4 millones.

Un 2,3% crecen los presupuestos del Servicio Cántabro de Salud, de 834 a 853 millones; de la Consejería de Innovación, Industria, Comercio y Turismo, de 88 a 90 millones; del Servicio Cántabro de Empleo, de 96 a 98 millones; del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo, de 2,59 a 2,65 millones; y del Instituto Cántabro de Servicios Sociales, de 221 a 226 millones.

Comentarios