miércoles 21/10/20
política

Piden la dimisión de Samuel Ruiz por no facilitar información de la agresión en el acto de Pablo Iglesias

Según la Asamblea LIBRES, el Delegado de Gobierno en Cantabria, "a pesar de que la Policía Nacional identificó a 11 personas" tras la agresión a una periodista de Europa Press durante el acto de Podemos Cantabria del pasado 27 de octubre, "no ha facilitado la información al juzgado"

El colectivo cántabro cree que Ruiz mantiene un patrón de vulneración de “las libertades y los derechos fundamentales de los cántabros”.

Manifestantes durante el acto de Podemos en el que habló Pablo Iglesias. Foto: edc
Manifestantes durante el acto de Podemos en el que habló Pablo Iglesias. Foto: edc

La Asamblea Cántabra por las Libertades y Contra la Represión (LIBRES) pide la dimisión “inmediata” del Delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, ya que creen que este “ha rebasado el límite” después de que el juez de instrucción haya archivado “por falta de autor conocido” la denuncia presentada por una operadora de cámara de televisión de Europa Press TV en referencia a la agresión registrada durante los incidentes que un grupo de ultraderechistas protagonizó el pasado 27 de octubre en Santander durante el acto de Podemos Cantabria en el que intervino el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

“El delegado del Gobierno conoce perfectamente la modificación que se hizo en 2015 a la Ley de Enjuiciamiento criminal, que obliga a los jueces a archivar los casos si no hay autor conocido y, a pesar de que la Policía Nacional identificó a 11 personas, no ha facilitado la información al juzgado”, explica el abogado y uno de los portavoces de LIBRES, Darío Serrano, a través de un comunicado.

Antes y después del acto se vivieron momentos de tensión entre un grupo de ultraderechistas con banderas de España

Antes y después del acto se vivieron momentos de tensión entre un grupo de ultraderechistas con banderas de España y los asistentes al acto de Podemos Cantabria, incluidos varios periodistas que cubrían el evento, hasta el punto de que la Policía Nacional se vio obligada a intervenir.

Desde LIBRES denuncian que la Delegación de Gobierno no ha remitido las identificaciones a los juzgados, algo que suele hacerse normalmente “y más en un caso como este que fue mediático y por el que se presentaron varias denuncias”, critican desde la Asamblea.

Por este motivo consideran que Ruiz debe dimitir “de forma inmediata”, ya que según ellos esta actitud, “nada democrática y con el agravante de su conocimiento de los cambios en la ley de enjuiciamiento criminal”, se suma a “la aplicación desmesurada de la Ley Mordaza en Cantabria y con una forma de procesar los expedientes que genera indefensión en la ciudadanía, como acaba de ratificar el Defensor del Pueblo en un informe”.

Para finalizar, LIBRES considera que el “excesivo celo” que ha mostrado el Delegado del Gobierno en los casos de protesta social o en los escraches, “con detallados informes e identificaciones masivas”, se convierte en “dejación de funciones” cuando se trata de agresiones “fascistas que, además, estuvieron cargadas de sexismo”.

"LA DELEGACIÓN NO ORDENÓ LA IDENTIFICACIÓN"

El propio Pablo Iglesias comentaba esta situación este jueves, tras conocer la decisión del juzgado de instrucción. “La Delegación del Gobierno en Cantabria no ordenó a la policía identificar a los agresores”, ha denunciado. “Si hubiera sido en un mitin de Rajoy, ¿habría actuado igual la Delegación del Gobierno?”, se ha preguntado en su perfil de Twitter el secretario general de Podemos.

También en su perfil de Twitter, y en la misma línea, el coordinador de Podemos Cantabria, Alberto Gavín, ha asegurado que “si la Delegación del Gobierno hubiera ordenado a la policía identificar a los ultras, no se habría desestimado la denuncia ‘por falta de autor conocido’”. “En Cantabria sale gratis agredir, insultar y amedrentar si eres un fascista”, ha criticado.

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, también se ha referido al archivo de la denuncia. “Los fascistas que agredieron a esta periodista van a quedar impunes pese a la existencia de vídeos que prueban los hechos. Es una mala noticia para la democracia. A la extrema derecha, siempre de frente. Ser demócrata es ser antifascista”, ha manifestado en su perfil de Twitter.  

Comentarios