Lunes 24.06.2019
POLÍTICA

Podemos facilita con su abstención los primeros presupuestos de la legislatura del bipartito

Socialistas y regionalistas han rechazado todas las enmiendas de PP y Ciudadanos.

El secretario general de Podemos en Cantabria, José Ramón Blanco, durante la firma del pacto con el líder del PRC, Miguel Ángel Revilla
El secretario general de Podemos en Cantabria, José Ramón Blanco, durante la firma del pacto con el líder del PRC, Miguel Ángel Revilla

La abstención de Podemos, a cambio de la reforma del tramo autonómico del IRPF, ha permitido al Gobierno PRC-PSOE aprobar el presupuesto de 2016, el primero de la legislatura, que asciende a 2.465 millones de euros, un 1,44% menos, si bien el gasto de las consejerías crece de 2.136 a 2.182 millones (+2,15%).

Previamente, regionalistas y socialistas, que están en minoría en la Cámara, han rechazado todas las enmiendas que quedaban vivas del PP y Ciudadanos, gracias de nuevo a Podemos, que en unos casos se ha abstenido y en otros ha votado en contra. PP y C's, que han votado en contra del presupuesto, se han quejado de lo que Rubén Gómez ha definido como "un rodillo rojiverde -los colores del PSOE y el PRC- con cinta morada" -el color de Podemos-, ha dicho el portavoz de C's.

Durante el debate presupuestario en el Pleno, que comenzó este lunes a primera hora y ha terminado este martes poco antes del mediodía, los grupos que apoyan al Gobierno y el propio consejero de Economía y Hacienda, Juan José Sota, han insistido en que es un presupuesto "realista y de transición", que da prioridad a las personas, al empleo, a  los ayuntamientos, a la universidad,... y que "revierte los recortes del PP" y sienta las bases para el cambio de patrón de crecimiento.

Es según sostienen socialistas y regionalistas, el presupuesto "más social de la historia de Cantabria", algo que por otro lado repiten año tras año todos los gobiernos. Según ha destacado Sota, se dedican tres de cada cuatro euros -el 75,4%- a gasto social, con 37 euros de cada 100 para salud, más de 24 a educación, 10 a servicios sociales y cuatro a empleo.

Sin embargo, el PP y Ciudadanos "no se creen" un presupuesto que consideran "irrealizable" porque se basa en una previsión de ingresos "irreal" y que a su juicio no va a servir para solucionar los problemas de Cantabria. Además, están en contra de la subida del tramo autonómico del IRPF para rentas a partir de 46.000 euros que la coalición PRC-PSOE ha pactado con Podemos para asegurarse la aprobación del presupuesto.

Objetivos

Los objetivos del presupuesto son, según el Gobierno, impulsar el cambio de modelo productivo para crecer "más y mejor", creando empleo "estable y de calidad"; recuperar el gasto social "revertiendo los recortes" de la anterior legislatura; y consolidar a los ayuntamientos como protagonistas de la cohesión territorial, recuperando el Fondo de Cooperación Municipal con el importe de 2011 (15,2 millones).

También aumentar los recursos destinados a políticas activas de empleo y de formación, especialmente para los parados de larga duración; cumplir el objetivo de estabilidad presupuestaria; y dotar de más medios a la Agencia Cántabra de Administración Tributaria para la lucha contra el fraude sin subir los impuestos.

Según los datos aportados por el Gobierno, el gasto en servicios sociales y promoción social, fomento del empleo, acceso a la vivienda, sanidad, educación y cultura suma 1.473 millones de euros, frente a 1.417 millones en el presente ejercicio, un cuatro por ciento más.

El presupuesto de servicios sociales y promoción social pasa de 210 a 218 millones, un 3,8% más; el de fomento del empleo sube ligeramente de 93,25 a 93,7 millones, si bien se destina un 10% más a las ayudas para contratación de parados de larga duración y el programa de Corporaciones Locales; y las partidas de vivienda crecen un 12,8%, de 19,4 a 21,9 millones, con medidas para hacer frente a casos de emergencia habitacional.

El gasto en sanidad pasa de 788,8 millones a 805,75, un 2,14% más, y el de educación pasa de 492 millones a 527,5 millones. La sección de deuda pública asciende a 330 millones (250 millones para amortización y 80 de intereses, frente a 307 y 92 este año), y representa el 13,4% del montante total.

Ley de acompañamiento

También se ha aprobado, con el voto a favor de PRC, PSOE y de Podemos y el 'no' de PP y Ciudadanos, la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas que acompaña a los Presupuestos de 2016, y que modifica 12 normas regionales, e introduce una subida media 1% en las tasas y el incremento del tramo regional del IRPF acordado con Podemos.

En el debate final de este miércoles, ha salido adelante únicamente una transaccional pactada por los cinco grupos, a propuesta del Colegio de Procuradores, a una enmienda de Podemos aprobada en una fase anterior sobre asistencia jurídica para que lo que la compensación a los abogados y procuradores de oficio se actualice automáticamente al 1%.

Del resto de enmiendas votadas, no ha salido adelante ninguna de la oposición que quedaban 'vivas', todas ellas de PP y C's, si bien en fases anteriores de la tramitación anterior sí se incorporaron algunas de los 'populares', no así de la formación naranja.

También, en fase anterior, se aprobaron varias de Podemos y una conjunta de la formación morada con los grupos que sustentan al Gobierno, PRC y PSOE, para reservar el 7% de las vacantes de empleo público a personas con discapacidad. También se incorporaron antes de llegar al Pleno 27 de PRC y PSOE.

Entre las admitidas de Podemos, figura la relativa al tramo regional del IRPF para incrementar el tipo impositivo a los que ganen más de 46.000 euros --el Gobierno y la formación morada ha aclarado que será efectiva  para los que tengan unos ingresos brutos anuales superiores a los 55.000 euros, una vez aplicados los descuentos-- que fue aceptada por PRC y PSOE para garantizar la aprobación de los Presupuestos y de la 'ley de acompañamiento'.

Otra de las enmiendas de la formación morada que se aceptó en fase anterior reclamaba que los beneficios de la reforma del tramo autonómico del IRPF se dedicaran a Sanidad (40%); a Servicios Sociales (15%); a Educación, Universidades e Investigación (15%); Industria, Desarrollo e Innovación (15%); Fomento del Empleo, un 10%, y Desarrollo Rural (5%).

La otra de la formación morada que se incorpora es la recuperación de la efectividad del impuesto de donaciones y sucesiones por parte del Gobierno de Cantabria exclusivamente para las herencias y donaciones más altas si el Gobierno central no lo hace en 2016.

Tasas

La Ley de Acompañamiento introduce algunos cambios en las tasas, entre ellas una ampliación de la bonificación del canon de saneamiento, a más colectivos y la aplicará de oficio. Concretamente, se contempla la exención de la parte fija y la bonificación del 70% de la parte variable, para unidades familiares de más de tres miembros perceptoras de la Renta Social Básica, pensiones no contributivas, subsidio de desempleo o ayudas a la dependencia con ingresos inferiores a 1,5 veces el IPREM.

Además, se reduce la cuota tributaria de agua y basura a los ayuntamientos que incluyan estas mismas bonificaciones a estos cuatro colectivos, descontándoles el 50% del importe que bonifiquen.

Modificaciones legislativas

En la 'ley de acompañamiento' modifica 12 normas, siendo las de mayor calado las que introducen cambios en la regulación de la Renta Social Básica y en la Ley de Vivienda Protegida para establecer cauces de intervención en casos de emergencia habitacional y una para garantizar el acceso a las técnicas reproductivas a todas las mujeres, independientemente de su orientación sexual o estado civil.

Sobre la Renta Social Básica (RSB), entre ellas una para suprimir la medida introducida por el PP que la extinguía a los dos años y obligaba a renovarla transcurrido este periodo. También hay modificaciones para garantizar su cobro con carácter retroactivo desde la fecha de solicitud (no desde la fecha de aprobación).

También hay medidas administrativas en relación a la solicitud de esta prestación y de ayudas de personas que se encuentren en emergencia habitacional.

Además, en la ley se modifica el carácter representativo del Consejo Asesor de Servicios Sociales para dar cabida al Colegio de Trabajadores Sociales y de los de la Asociación de Educadores Sociales.

Se modifica también la Ley de Garantía y Derechos de Atención a la Infancia y la Adolescencia en lo relativo a la guarda provisional y a aquella dirigida a adopción y también se introducen medidas para garantizar el acceso a técnicas de reproducción asistida a toda persona o pareja, con independencia de su orientación sexual y estado civil. Y, específicamente, facilitará el acceso a las mujeres lesbianas y bisexuales, a las que regularizará el acceso por ley.

Inicialmente, los grupos presentaron al proyecto de 'ley de acompañamiento' unas 80 enmiendas a la 'ley de acompañamiento', 27 conjuntas de PRC y PSOE, una de estos dos grupos y Podemos, y las más de medio centenar restante de la oposición.

Valoración política

En el turno de fijación de posiciones, PP y C's han criticado una 'ley de acompañamiento' que hará que los cántabros "paguen más" y que sube las tasas.

"Comenzamos un tiempo nuevo, un tiempo de incrementos sucesivos de impuestos. Este año toca el IRPF y en los años sucesivos tocará sucesiones y donaciones y el impuesto sobre el patrimonio y alguno más", ha lamentado el PP, quien ha opinado que el actual Gobierno PRC-PSOE tendrá que explicar a la ciudadanía por qué no han sido aceptadas algunas enmiendas del su partido.

Además, el PP ha opinado que con esta 'ley de acompañamiento' la afirmación del Gobierno de querer beneficiar a los menos tienen se demuestra que "no puede estar más alejada de la realidad".

Por su parte, la formación naranja ha opinado que esta ley "no va a contribuir a mejorar la economía de las familias" y ha lamentado que ninguna de las enmiendas haya sido aprobada pese a que iban destinadas a reducir la presión fiscal y, sobre todo, a "no gravar más a los que menos tienen", entre otras.

"Una cosa es lo que dicen y dista mucho de lo que ustedes están predicando y luego lo que publican en los papeles", ha criticado el diputado de C's, Rubén Gómez.

Por su parte, Podemos ha asegurado que las enmiendas planteadas, y admitidas a la 'ley de acompañamiento', buscan incrementar la progresividad fiscal y eliminar la "regulación tributaria a la carta" que beneficia a las rentas más altas.

Así, ha defendido que la reforma del tramo regional del IRPF supone incrementos del tipo solo a rentas a partir de los 55.000 euros brutos, "menos del 5% de la población".

Podemos ha aprovechado su intervención para anunciar nuevas medidas que quieren plantear para fomentar la progresividad fiscal del resto de impuestos regionales.

La formación morada ha llamado a no olvidar a que los servicios públicos, como la sanidad o la educación, necesitan recursos para mantenerlos, que se pretende conseguir incrementando ingresos subiendo impuestos a los que más tienen para dedicarlo a políticas de empleo y de carácter social.

Las diferentes enmiendas de reforma del tramo regional del IRPF han sido el tema sobre el que ha girado todo el debate, si bien finalmente la la que se incorpora es la pactada por Podemos, PRC y PSOE y no la del PP, que planteaba no subir este impuesto a nadie y pedía bajarlo a los de menos renta.

En respuesta a la propuesta del PP, el PSOE ha afirmado que, "en teoría", los 'populares' repiten como un "mantra" la bajada de impuestos si bien en la práctica "hicieron otra cosa", a lo que los 'populares' han recordado las dos bajadas del IRPF regional la pasada legislatura.

Los socialistas han asegurado que la propuesta del PP en materia de IRPF vuelve a beneficiar "a los que más tienen".

PRC y PSOE también han rechazado las críticas de PP y C's al "rodillo" supuestamente aplicado, junto a Podemos, para el rechazo de las enmiendas. "Rodillos y oídos sordos, ustedes", han dicho los partidos que sustentan al Ejecutivo.

Comentarios