domingo 25.08.2019
POLÍTICA

Podemos solicita una comisión de investigación para depurar responsabilidades ante el “escándalo” del SCS

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, durante la comparecencia en la Comisión del Parlamento
La consejera de Sanidad, María Luisa Real, durante la comparecencia en la Comisión del Parlamento

Podemos Cantabria solicitará en septiembre, una vez iniciada la actividad parlamentaria, la apertura de una comisión de investigación con el objeto de depurar responsabilidades ante el “escándalo” de los contratos en el Servicio Cántabro de Salud (SCS), a los que se suman nuevas irregularidades detectadas por la Intervención General, tal y como publicó este domingo un medio regional. 

Desde la formación morada han recordado a través de un comunicado que “en varias ocasiones” han exigido la dimisión de la consejera de Sanidad, María Luisa Real, y consideran que el presidente Miguel Ángel Revilla “no puede seguir mirando hacia otro lado” y debe afrontar este problema “que afecta directamente a los cántabros y cántabras”.

“El presidente Revilla debe asumir responsabilidades políticas y cesar de manera fulminante a la consejera, que ha demostrado en todos estos meses su incapacidad para gestionar el departamento. Cada semana sale un nuevo escándalo a la luz y eso que aún no se han investigado ni un 10% del total de contratos públicos”, denuncia el diputado, José Ramón Blanco.

Para Blanco, las continuas irregularidades que se han registrado en el SCS suponen una “vergüenza” que la sociedad cántabra no pude admitir ni un minuto más. “Se está malgastando el dinero de todas en beneficio de sus amiguetes. Antes lo hizo el Partido Popular y ahora continúa el PSOE, en un sistema de contratación irregular que se ha consolidado y que no estamos dispuestos a permitir”.

El diputado regional ha señalado que la comisión de investigación deberá centrar el foco en los más de 43.000 contratos que acumula el SCS, ya que según él “todo indica, como ha evidenciado la Intervención General en su informe, que puedan aparecer más irregularidades”.

Por último, desde Podemos también se exige a la Intervención General que ponga en manos de la Fiscalía la documentación en la que figuran dichas irregularidades “para que sea ésta la que actúe”.

CARRANCIO PROMOVERÁ UN PLENO EXTRAORDINARIO

Por su parte, el diputado del Grupo Mixto, Juan Ramón Carrancio, también se ha mostrado "partidario" de la dimisión de la consejera de Sanidad, y ha anunciado por medio de un comunicado que, en caso de no producirse la misma, y ante la gravedad de los hechos, promoverá un pleno extraordinario para que el gobierno dé explicaciones.

"De confirmarse las irregularidades cuando reciba el informe de Intervención, la dimisión de la consejera de Sanidad debe ser inevitable", afirma Carrancio, quien considera que en caso de no producirse, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, está "obligado a cesarla".

"La consejera de Sanidad en sus intervenciones, tanto en comisión como en sesión plenaria, ha realizado una defensa a ultranza de la gestión de los altos cargos del Servicio Cántabro de Salud y por lo tanto ha ligado su suerte a la de ellos", afirma el exdiputado de Ciudadanos.

Por último, considera "vergonzoso" que los grupos parlamentarios no tengan el documento de Intervención y sin embargo "la prensa ya disponga del informe".

Comentarios