martes 17.09.2019
PGC 2019

El presupuesto de Sanidad crece para continuar con el “cambio de rumbo” respecto al PP

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, con su equipo
La consejera de Sanidad, María Luisa Real, con su equipo

El presupuesto de la Consejería de Sanidad y del Servicio Cántabro de Salud (SCS) para 2019 suma 874,2 millones, un 2,3% más que en 2018, y pretende reforzar las políticas en marcha para asegurar una asistencia "universal", con "equidad" y de "calidad"; mejorar y ampliar las dotaciones, y continuar con el “cambio de rumbo" de la sanidad emprendido en esta legislatura respecto a la anterior, con el PP. De la cuantía total, 28 millones son para concluir o ejecutar las obras anunciadas en los hospitales de Sierrallana y Laredo; mejorar y ampliar las dotaciones de Valdecilla y las de los centros de Atención Primaria. Así lo ha señalado este miércoles la consejera de Sanidad, María Luisa Real, en la rueda de prensa de presentación del presupuesto de su departamento, en la que ha estado acompañada del gerente del SCS, Benigno Caviedes, y el resto de su equipo.

Real ha explicado que las inversiones del SCS, a las que se destinan 27,9 millones, casi 4 millones menos que en 2018, lo que supone un 12% menos, debido a que están concluyendo, y con este presupuesto se van a finalizar algunas de las actuaciones ya emprendidas, como la nuevo edificio de consultas de Sierrallana, cuya finalización está prevista "a mediados de 2019".

"Sin duda, todavía nos quedan muchas cosas por hacer y este presupuesto es el instrumento para conseguirlo", ha dicho el gerente del SCS

En Laredo, se va a proceder a la ampliación del edificio actual para un nuevo bloque quirúrgico y la renovación de todo el área quirúrgica y obstétrica, una actuación que se ha retrasado por problemas con las licencias y que se prevé que concluya "a finales de 2019" o "principios de 2020". También se prevén inversiones en el hospital Valdecilla, que se dotará de un quirófano híbrido de nueva generación que combina la cirugía y los sistemas de imagen, con un coste previsto de un millón de euros; un equipo de PET-TAC (2,1 millones), y el nuevo robot quirúrgico Da Vinci (2,7 millones). Además, se trasladará y ampliará la unidad de endoscopia digestiva, que supondrá otros 2 millones, que pasará a ser independiente.

En cuanto a los centros de Atención Primaria, se completará la dotación de ecógrafos a aquellos que lo demanden, se finalizará el nuevo centro de salud de Santoña y se iniciarán las actuaciones para uno nuevo en Piélagos. Y en el hospital Tres Mares de Reinosa está prevista la reforma de la cubierta del edificio. Además, se ejecutarán o ampliarán otros centros de salud y consultorios, como el de Rubayo, Novales, Los Castros el de Laredo.

PERSONAL

Sin embargo, la mayor parte del presupuesto se va al capítulo de personal, que se 402,8 millones de los 853,8 asignados el SCS. Además, este año, según ha recordado la consejera, el Presupuesto de Cantabria incluirá fondos para cumplir con el compromiso de rebajar en 2019 la jornada laboral de los empleados públicos, entre ellos los sanitarios, a las 36 horas.

También, en la denominada 'ley de acompañamiento' a los Presupuestos de Cantabria, se incluirá la modificación de la Ley de Personal Estatutario de las instituciones sanitarias para que, con efectos desde el 1 de eneros, se apliquen los complementos de atención continuada de nocturnidad y festividad para profesionales del SUAP y 061, lo que supone un impacto económico de 1,5 millones. Con ello, según ha subrayado Real, se cumple el compromiso recogido por el acuerdo firmado con los sindicatos en la Mesa Sectorial de Sanidad.

PROGRAMAS DE PREVENCIÓN Y CRIBADO

Real ha reconocido que hay un "déficit" presupuestario de su departamento para cubrir gastos pero ha negado el "agujero" de 200 millones del que alerta el PP

Por otra parte, el presupuesto de la Consejería de Sanidad incluye partidas que, según Real, permitirán incrementar la cobertura de los programas de prevención y cribado de enfermedades con alto impacto poblacional. También se desarrollará un Plan frente a la Resistencia a los Antibióticos, para lo que se han dispuesto 13.100 euros, y se ha incrementado el Plan de Seguridad Alimentaria, que se dota con 79.000 euros.

Además, en el Presupuesto de la Consejería hay 3,5 millones para la ejecución del Programa de Vacunaciones y 2 millones para el instituto de investigación IDIVAL. También habrá partidas para la renovación tecnológica y de los sistemas y tecnologías de la información. Precisamente, el gerente del SCS ha sido cuestionado por el contrato de informática, pendiente de adjudicar, algo que se prevé hacer antes de que concluya la legislatura. Caviedes ha explicado que el SCS ha "retomado" el proceso para adjudicar este contrato, que va a suponer la renovación de todos los equipos informáticos de todo el Servicio Cántabro de Salud salvo del hospital Valdecilla. El gerente del SCS ha recordado que la informática de Valdecilla forma parte del contrato de colaboración público-privado de este hospital.

CAMBIO DE RUMBO

De forma genérica, ha explicado que el presupuesto de Sanidad "completa" el resto de los elaborados por su departamento en la legislatura, orientados todos ellos -ha dicho- a luchar contra las desigualdades en salud, mejorar la calidad asistencial y la atención a la cronicidad. Así, ha señalado que las cuentas diseñadas para 2019 están dirigidas a "afianzar y reforzar" las políticas puestas en marcha en los años anteriores y dirigidas a "asegurar a las personas residentes en Cantabria una asistencia sanitaria universal, con equidad, calidad, seguridad, eficiencia y sostenibilidad en el tiempo".

Real ha defendido que en esta legislatura se ha modificado "el rumbo" de la sanidad respecto al de la anterior, con el PP. Según ha dicho, cuando en 2015, entró el nuevo Gobierno en Cantabria, había sectores de población "excluidos" del sistema sanitario o de determinadas prestaciones; centros sanitarios "sin inversiones"; "descapitalización" de los recursos humanos, listas de espera "disparadas" o derechos laborales "suspendidos".

Desde entonces, se han logrado "importantes avances": se ha "recuperado" la asistencia sanitaria para todos los residentes en Cantabria sin exclusiones; se han reducido "de manera importante" las listas de espera; se ha construido y reformado centros de salud y consultorios y está en marcha la actualización de los hospitales comarcales.

Además, ha afirmado que "se ha incrementado y mejorado" el transporte sanitario, así como las conducciones de los SUAPs y se han creado nuevos servicios sanitarios, distribuyéndolos "de forma equitativa" en las áreas sanitarias; se han recuperado los derechos laborales suprimidos y se han ejecutado todas las ofertas públicas de empleo suspendidas desde 2012 y se han convocado las de 2016 y 2017, que suman -ha dicho- el mayor número de plazas convocadas en el SCS hasta la fecha. "Sin duda, todavía nos quedan muchas cosas por hacer y este presupuesto es el instrumento para conseguirlo", ha dicho.

Por otra parte, a preguntas de los periodistas, Real ha reconocido que hay un "déficit" presupuestario de su departamento para cubrir gastos pero ha negado el "agujero" de 200 millones del que alerta el PP. Así lo ha dicho después de que Buruaga denunciara hace unos días la infradotación presupuestaria de Sanidad para gastos de personal y afirmara también que este año el Gobierno dejaría cuatro mensualidades sin pagar de los gastos de farmacia vía receta y facturas "en el cajón" por valor de 120 millones de suministros hospitalarios, lo que, según dijo, constituía un "hondo agujero" de 200 millones.

Real ha explicado que "siempre", también en la época del PP, a finales de cada año existe un "déficit" presupuestario en Sanidad, tanto en el capítulo I (personal) como en el II (gastos corrientes de bienes y servicios), algo que se encarga de gestionar por la Consejería de Hacienda, que es la que realiza "las transferencias necesarias" para solventar dicho déficit. Sin embargo, ha negado los 200 millones y lo ha rebajado a unos 70.

Comentarios