Lunes 15.10.2018
POLÍTICA

El PSOE causa la ruptura de las negociaciones con Podemos para aprobar los presupuestos

Los socialistas rechazan sendas reuniones con la formación podemita para negociar las enmiendas del partido en la oposición, argumentando que no se abstendrán ante unas modificaciones en las cuentas “para poder llegar a acuerdos” de los que no existen garantías.

Podemos se ha mostrado “decepcionado” con la nueva dirección socialista encabezada por Pablo Zuloaga, quien ha manifestado en varias ocasiones su preferencia de llegar a un acuerdo con la formación morada y no con el diputado tránsfuga Juan Ramón Carrancio.

La portavoz de Podemos, Verónica Ordóñez, y el portavoz del PSOE, Víctor Casal. Foto: edc
La portavoz de Podemos, Verónica Ordóñez, y el portavoz del PSOE, Víctor Casal. Foto: edc

A última hora de este jueves Podemos Cantabria acusaba al bipartito PRC-PSOE de “romper las negociaciones” que las formaciones venían manteniendo durante los últimos días en torno a los presupuestos de la Comunidad Autónoma y las enmiendas presentadas por la formación morada. En un comunicado, el partido de Pablo Iglesias en Cantabria afirma que lleva “una semana esperando” a reunirse con regionalistas y socialistas, que necesitan el voto a favor o la abstención de un diputado para poder sacar las cuentas adelante. El motivo de dicha ruptura habría sido la negativa de los socialistas cántabros a abstenerse en las enmiendas parciales de Podemos a las cuatro consejerías que dirige el partido de Pablo Zuloaga, así como a negociar posteriormente un posible acuerdo con la formación morada.

Así se desprende de las conversaciones de los últimos días, según las cuales el PSOE rechazó la propuesta de Podemos realizada el miércoles para mantener un encuentro el pasado jueves día 14 a última hora de la tarde en Torrelavega, algo a lo que se negaron los socialistas por tener que “preparar lo de mañana”, en referencia al debate de las enmiendas parciales que ha comenzado este viernes en el seno de la Comisión de Economía y Hacienda.

Los socialistas consideran que tendrían que “perder” esas consejerías para “poder llegar a acuerdos” que no saben si llegarían a producirse

Según ha podido saber eldiariocantabria, ante esta negativa, los podemitas contemplaron la posibilidad de mantener el encuentro tras la votación en Comisión, para lo cual los socialistas tendrían que haberse abstenido. El motivo esgrimido entonces por el portavoz del PSOE, Víctor Casal, para rechazar esta segunda reunión y a negociar con Podemos se encuentra la negativa a abstenerse a las iniciativas del partido de Pablo Iglesias. En este sentido, los socialistas consideran que “llevar al pleno cuatro consejerías” porque el Gobierno se abstiene en dichas enmiendas “iba a ser raro”, añadiendo que tendrían que “perder” esas consejerías para “poder llegar a acuerdos” que no saben si llegarían a producirse.

Sin embargo, no sería exactamente así. Como ha explicado a este medio la portavoz de Podemos, Verónica Ordóñez, solo se trataría de abstenerse en sus enmiendas de esas cuatro consejerías, que no afectan además a los departamentos al completo. En este sentido, desde la formación morada se ha valorado que “más raro sería aprobar los presupuestos con Juan Ramón Carrancio”, exdiputado de Ciudadanos que ahora ha pasado al grupo mixto como no adscrito y que es considerado tanto por la oposición como por el presidente del Gobierno, Miguel Ángel Revilla, como tránsfuga.

Por su parte, los socialistas consideran inviable abstenerse en las enmiendas de Podemos para, en una reunión posterior previa a la aprobación de los presupuestos, tratar de “llegar a un acuerdo para el que no hay garantías”. Con todo, y como ha explicado Podemos, la abstención en Comisión no implica que el PSOE tenga que aprobar las enmiendas o abstenerse ante las mismas en el debate parlamentario.

En cuanto a las reuniones, según ha podido saber este diario, desde Podemos se ha insistido en reiteradas ocasiones tanto a Casal como al secretario general del PSOE, Pablo Zuloaga, para mantener los encuentros y avanzar en las negociaciones durante las últimas semanas, sin recibir respuesta hasta el pasado miércoles, dos días antes de celebrarse la Comisión.

SIN ESPERANZAS

Podemos lamenta que los socialistas cántabros "de nuevo solo tienen este apelativo que le han puesto los medios de comunicación, porque desde luego huele a lo más rancio"

Tras estas conversaciones, desde Podemos consideran que “sus esperanzas se esfuman” y que tanto regionalistas como socialistas “van a caer en manos del transfuguismo, de la corrupción, de lo fácil”. Sin embargo, los podemitas han expresado su “voluntad” de mantener esa reunión a pesar del rechazo socialista, incluido el mismo 22 de diciembre, jornada en la que se debatirán y aprobarán las cuentas.

A este respecto, en Podemos se muestran también "decepcionados con el denominado 'nuevo PSOE'", en alusión al partido dirigido, desde este verano, por los 'sanchistas', con Pablo Zuloaga a la cabeza. Así, lamentan que los socialistas cántabros "de nuevo solo tienen este apelativo que le han puesto los medios de comunicación, porque desde luego huele a lo más rancio".

Por ello, los podemitas avisan que "el primer hito político de este nuevo partido socialista va a ser un presupuesto tránsfuga y esto es algo que nos apena profundamente porque dinamita posibilidades de entendimiento futuro”.

Por otro lado, la formación ha insistido en que el PRC "sigue incumpliendo" el acuerdo alcanzado con Podemos para facilitar, con su abstención, la investidura de Revilla como presidente.

ENMIENDAS DE CARRANCIO

Este viernes, además, el diputado de Podemos Alberto Bolado anunciaba que su formación “no apoyará ninguna de las enmiendas planteadas por el diputado tránsfuga Juan Ramón Carancio”, considerando que el bipartito PRC-PSOE, al apoyarse en el voto de este diputado, “renuncia a hacer política y a negociar con los partidos” que representan a los ciudadanos cántabros. Dicha negativa se ha hecho extensiva al resto de partidos de la oposición.

Para Podemos la ciudadanía “es consciente de que este gobierno no engaña a nadie, que no gobierna para nadie, sino solo para sus propios intereses de partido”, que a su juicio pasan por garantizarse la mayoría en el Parlamento, llegando a acuerdos “con quien sea para seguir haciendo y deshaciendo a su antojo en aquellas zonas más oscuras de la administración donde nunca llega ni llegará la luz”.

Bolado ha explicado que Podemos ha presentado 111 enmiendas a unos presupuestos que “no van a servir para mejorar la vida de la gente”, sino solo para que el Ejecutivo haga “lo que quiere para poder seguir utilizando, por ejemplo, las puertas giratorias como las recientes abiertas para acoger a Salvador Blanco o a José Miguel Barrio”.

En este sentido, Podemos ha puesto sobre la mesa que no se va a aprobar la enmienda de creación de una Oficina contra el fraude, “aquella que Revilla presentó como proyecto para Cantabria para luchar contra la corrupción y dar respuesta a las preocupaciones que muestra la ciudadanía”, y que por este motivo Podemos entendía que iba a contar con una partida para este fin, algo que no ha ocurrido. La enmienda de Podemos destinaba 75.000 euros a este concepto.

Comentarios