martes 07.04.2020
POLÍTICA

Quiñones y Revilla se comprometen a trabajar “con absoluta colaboración” en “beneficio de Cantabria”

Ainoa Quiñones y Miguel Ángel Revilla, este lunes en el despacho del presidente autonómico
Ainoa Quiñones y Miguel Ángel Revilla, este lunes en el despacho del presidente autonómico

La nueva delegada del Gobierno español en Cantabria, Ainoa Quiñones (PSOE), y el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla (PRC), se han comprometido a trabajar con "absoluta colaboración" y con "fluidez" en "beneficio de Cantabria" y para que los proyectos del Estado en la comunidad autónoma se vean plasmados en los próximos Presupuestos Generales del Estado. Así lo han acordado ambos en su primera reunión, que han mantenido hoy, en el que además ha sido el primer acto institucional de Quiñones como delegada del Gobierno, cargo para el que fue nombrada en el Consejo de Ministros del pasado martes en sustitución de Eduardo Echevarría (PSOE).

Quiñones dice que Revilla y ella han examinado la "buena evolución" de los proyectos del Gobierno central

Quiñones ha explicado que su primer acto institucional, "como no podía ser de otra forma", ha sido un encuentro con el presidente autonómico, que ha calificado de "cordial". Tras expresar su "orgullo" por la "enorme responsabilidad" que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha depositado en ella, Quiñones ha explicado que en esta "primera toma de contacto" con Revilla ambos han examinado la "buena evolución" de los proyectos del Gobierno central, han coordinado posibles reuniones entre Administraciones y han acordado "trabajar conjuntamente para el progreso y bienestar" de los cántabros. "Es nuestra finalidad", ha dicho. Por su parte, Revilla ha expresado su satisfacción por haber recibido a la nueva delegada del Gobierno y se ha mostrado "seguro" que "se van a llevar muy bien" y van a mantener una "relación muy fluida" para trabajar en favor de los intereses de la comunidad autónoma. Para ello, ambos ya han intercambiado sus teléfonos personales. Además, Revilla ha considerado como un "factor positivo" para que exista esta "senda de colaboración" el hecho de que Quiñones pertenezca a un partido, el PSOE, que es socio del Gobierno de Cantabria. "Ha habido circunstancias en otros momentos en que la política, por desgracia, también influye en esas buenas relaciones cuando no hay una afinidad en los gobiernos, en este caso no ocurre eso", ha dicho.

Como asuntos más inmediatos, han hablado por una parte de Sniace, que la pasada semana anunció su cierre y liquidación, y de la búsqueda de posibles soluciones por parte de los gobiernos de Cantabria y de España, y por otra de los próximos Presupuestos Generales del Estado y de la inclusión en ellos de las necesidades y proyectos de la comunidad autónoma. En este sentido, Revilla ha confiado en que los próximos Presupuestos se conozcan "cuanto antes" –espera que "en un mes"– y sean "acordes" con los "compromisos" del Estado con Cantabria y ha pedido a Quiñones que "haga mucho hincapié" en que las necesidades de la comunidad sean atendidas en dichos Presupuestos. En ese sentido, Quiñones ha afirmado que tanto ella como Revilla "esperan" que los proyectos del Estado en Cantabria, como por ejemplo los relacionados con las infraestructuras ferroviarias y las carreteras, se vean "plasmados" en los próximos PGE. La nueva delegada del Gobierno ha explicado que Revilla y ella también han hablado de la deuda del Estado por las obras del Hospital Valdecilla, que desde que Sánchez es presidente del Gobierno central "siempre se ha pagado en tiempo y forma", algo que "antes no ocurría".

Comentarios