Domingo 19.08.2018
POLÍTICA

Real acusa a la oposición de hacer “un escándalo” con un informe “provisional”

La consejera de Sanidad, María Luisa Real
La consejera de Sanidad, María Luisa Real

La consejera de Sanidad de Cantabria, María Luisa Real, no se plantea dimitir de su cargo por las incidencias detectadas en las contrataciones del Servicio Cántabro de Salud y considera "injustificada" la petición de cese realizada por la oposición, a la que acusa de tratar de hacer un "escándalo" en base a un informe "provisional" de la Intervención de la Comunidad. "Yo no me planteo la renuncia porque considero que está injustificada. Otra cosa es que la oposición está intentando hacer un escándalo de un informe provisional", ha manifestado la dirigente socialista a preguntas de los periodistas este jueves en Laredo, donde ha reiterado que los datos publicados en prensa no se corresponden con los que figuran en el documento remitido a su departamento para formular las correspondientes alegaciones.

Real, que ha mostrado su "sorpresa" tanto por que se "filtre" el informe como por el contenido difundido del mismo, ha indicado además que "las responsabilidades políticas, si las hubiera" una vez que el informe del interventor sea definitivo estarían "suficientemente solventadas" con las dos dimisiones registradas hasta ahora: la del gerente del SCS y el subdirector de gestión económica y al estar ambos "por encima" del responsable de la supuestas irregularidades.

Ha recordado así la marcha de Julián Pérez Gil y Javier González, respectivamente, que renunciaron al cargo tras el informe encargado a la Inspección de Servicios Sanitarios a raíz de la denuncia de una alta funcionaria, la jefa del área de contratación, y al hacerse eco de la misma el PP y el resto de partidos de la oposición, que piden a Real que dimita o, en su defecto, que la cese el presidente del Gobierno (PRC-PSOE), el regionalista Miguel Ángel Revilla.

La consejera ha insistido en su intención de no abandonar el puesto, alegando para ello, en primer lugar, que el informe es "provisional". Y, en cualquier caso, de él se desprende que "la mayoría" de las contrataciones del SCS se realizaron en términos generales cumpliendo "toda" la normativa vigente para contratos menores, de negociado y abiertos.

Y aunque se han detectado "incidencias", Real ha señalado que se trata de las mismas que figuran en el documento elaborado por el inspector sanitario, así como en el informe de control financiero. Y, en cualquier caso, las del estudio "provisional" del interventor "son menores", tanto "en número" como "en importancia", si se comparan con resultados "previos" y "definitivos" de control financiero, de los ejercicios 2011 a 2014, según ha indicado Real. En este sentido, ha defendido que la gestión del Servicio de Salud es "mejor" respecto a los últimos años y seguirá mejorando, según ha asegurado la titular del departamento, que ha recordado que su Consejería es "la primera interesada" en detectar incidencias y corregirlas.

Preguntada por su relación con el jefe del Ejecutivo a raíz de este asunto, la dirigente socialista ha indicado que este mismo jueves se ha celebrado con "normalidad" el Consejo de Gobierno, en el que precisamente se ha aprobado el decreto por el que se nombra a Elena Castillo Herrero subdirectora de Gestión Económica e Infraestructuras del SCS. Además, cuestionada por la comisión de investigación solicitada por Podemos y si "aguantará la presión", María Luisa Real ha contestado que "perfectamente". "Yo estoy abierta a cualquier comisión de investigación", ha manifestado. Y a propósito de este asunto, ha "rogado" que se acometa la del contrato público privado suscrito para acabar las obras del Hospital Valdecilla solicitada por el grupo parlamentario morado en 2016.

Finalmente, la consejera del PSOE confía en que lo sucedido en el seno del SCS no pase "factura" a su partido de cara a las elecciones autonómicas y municipales del próximo año, ya que a su juicio Sanidad está realizando una "excelente" gestión, en ámbitos como la reducción de las listas de espera quirúrgica, la mejora de recursos humanos y materiales, de la atención domiciliaria, salud mental o la tecnología en los hospitales.

Real ha comparado la gestión de los socialistas en el ámbito sanitario con la realizada por los 'populares', a los que ha afeado, entre otras cosas, el "acabar" con la universalidad del sistema español. Además, ha aprovechado para cuestionar que el portavoz del PP cántabro, Íñigo Fernández, se centre más en si ha habido o no -según ha dicho- fraccionamiento en contratos del SCS que en asuntos como el máster del presidente de su partido, Pablo Casado. Y, para concluir, ha dicho no entender "el seguidismo" que a su juicio realizan el resto de partidos de la oposición.

Comentarios