domingo 15.12.2019
PRESUPUESTOS

La Renta Social Básica alcanza su récord en los PGC 2020, creciendo un 68% las ayudas a la contratación indefinida

El equipo de la Consejería de Empleo y Políticas Sociales tras presentar el presupuesto del departamento para 2020
El equipo de la Consejería de Empleo y Políticas Sociales tras presentar el presupuesto del departamento para 2020

El Gobierno de Cantabria invertirá el próximo año 189 millones en políticas sociales -creciendo los recursos para dependencia hasta los 141 millones y llegando a la mayor cifra de la serie histórica para Renta Social Básica, con 31,35- y 95 a políticas activas de empleo, con un incremento del 68% de las ayudas a la contratación indefinida y un nuevo programa de prácticas laborales para que los jóvenes adquieran experiencia laboral en aquello en lo que se han formado. Dentro de las políticas sociales, hay 16 millones para actuaciones de vivienda, dirigidas principalmente a facilitar el acceso a ella, sobre todo de aquellas personas con más dificultades. Así, las ayudas al alquiler crece un 26% respecto a 2019.

Todas estas partidas están incluidas en el presupuesto de la Consejería de Empleo y Políticas Sociales, que asciende a 363 millones si se incluye el montante de las cuentas de este departamento como de los servicios que dependen de éste, como el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) o el Servicio Cántabro de Empleo. La encargada de presentar los presupuestos en estas áreas ha sido la consejera de Empleo y Políticas Sociales, la socialista Ana Belén Álvarez (PSOE), quien ha explicado que los "objetivos prioritarios" de su departamento con estas cuentas es la creación de empleo y la protección social. Ha subrayado que se trata del tercer presupuesto más alto por consejerías, solo por detrás de Sanidad y Educación y representa, además, el 97% del área social del Gobierno de Cantabria.

El presupuesto incluye 5,5 millones para la promoción del empleo autónomo

En materia de empleo, se destinarán 27 millones a formación para la mejora de la empleabilidad y se mantienen los 31 destinados a las entidades locales para la inserción laboral de parados a través de la Orden de Corporaciones Locales. Sin embargo, hay una novedad respecto a otros años ya que los 4 millones de los 31 que actualmente se destinan a la contratación de jóvenes en general irán ahora dirigidos a un nuevo programa de prácticas laborales para garantizar a éstos su experiencia laboral "específicamente en aquello en lo que se han formado". Otra de las novedades es el incremento para el fomento de la contratación indefinida, que pasa de 2,2 millones a 3,7. También se eleva de 78.000 euros a 224.000 los recursos dirigidos a la implantación de planes de igualdad en la empresa.

También el presupuesto incluye 5,5 millones para la promoción del empleo autónomo, a los que se suman otros 4,5 de la Dirección General de Trabajo dirigido al mantenimiento de la actividad, lo que suman 10. Además, hay 1,6 millones para el fomento de la economía social, esto es para la creación e inversión en cooperativas y sociedades laborales. Por otra parte, el presupuesto incluye casi un millón de euros para la mejora de la seguridad laboral.

Respecto al presupuesto del Servicio Cántabro de Empleo, la consejera ha destacado que, aunque las cifras se mantienen, conllevan un mayor esfuerzo inversor para el Gobienro regional, que ha tenido que incrementar un 4,51% la dotación propia para cubrir la bajada que en 2020 habrá de los fondos de la UE para políticas activas de empleo.

POLÍTICA DE EMPLEO

En materia de políticas sociales, la consejera ha explicado que se destinan 141 millones para extender el sistema púbico de atención a la dependencia. De entre este montante, destacan los más de 80 millones que se destinarán a financiar plazas concertadas, un 9% más que en 2019, cuando fue de 73. La consejera ha destacado que, en estos momentos, hay más de 6.700 plazas concertadas en residencias y centros de día, lo que, según Álvarez, convierte a la comunidad en la que mayor tasa de plazas de atención residencial por población.

Por otro lado, se destinarán 15 millones a ayuda a domicilio -8 a través del servicio del Gobierno regional, que atiende a 15.000 dependientes- y otros 7 a través del plan concertado con los ayuntamientos. También se invertirán casi 1,5 millones a teleasistencia -700.000 a través del servicio propio y 475.000 a través de los ayuntamientos-.

En cuanto a la Renta Social Básica, la consejera ha resaltado que los 31,35 millones que tendrá en 2020 supone la "cifra más alta de la serie histórica", con 400.000 euros más que en 2019. Actualmente, 5.736 personas en Cantabria perciben la Renta Social Básica. Álvarez ha señalado que la partida es "ampliable", algo que se hará si más personas necesitan ser atendidas.

Comentarios