martes 1/12/20
POLÍTICA

Revilla define a Carrancio como tránsfuga al que "le ampara la Ley" e insiste en que “no pacta” con él

El presidente autonómico se define “víctima de los tránsfugas”, y muestra su diposición a pactar con todos los diputados regionales, entre ellos el ex de Cs.

El regionalista ha culpado a los partidos en el Congreso (PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos) del transfuguismo por no cambiar la Ley Electoral. 
 

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), ve una "hipocresía" que PP, Podemos y Ciudadanos se quejen de los "tránsfugas", como a juicio de estas formaciones es el diputado regional Juan Ramón Carrancio, que mantiene su escaño tras abandonar la formación naranja con la que lo obtuvo.

Para Revilla, "la culpa" de que existan los tránsfugas es de ellos y de otras formaciones, como el PSOE, con representación en el Congreso de los Diputados, por no cambiar la Ley Electoral para que los cargos dejen de ser de las personas y sean de los partidos, como él reclama desde "hace décadas".

Así ha respondido el presidente cántabro a las críticas de los partidos de la oposición en el Parlamento de Cantabria (PP, Podemos y Ciudadanos) que le acusan a él y al Gobierno que preside, el bipartito PRC-PSOE, de apoyarse en un "tránsfuga" como, según dicen, es Carrancio para que su proyecto de Presupuestos para 2018 salga adelante.

"Yo no he pactado jamás con ningún un tránsfuga, yo soy una víctima de los tránsfugas", ha dicho Revilla

"Yo no he pactado jamás con ningún un tránsfuga, yo soy una víctima de los tránsfugas", ha dicho Revilla en declaraciones a los periodistas sobre un supuesto pacto para sacar adelante los Presupuestos de 2018 entre el Gobierno PRC-PSOE con Carrancio.

A preguntas de la prensa tras inaugurar un Congreso de Bioeconomía Forestal en Santander, Revilla también ha reconocido a Carrancio como un tránsfuga pero ha evidenciado que tiene unos derechos y "le ampara la Ley" para permanecer de diputado.

"Si no, no estaría", ha dicho el regionalista sobre la presencia de Carrancio en el Parlamento regional, donde forma parte del grupo mixto, en el que también está Ciudadanos, que tras su marcha del partido se quedó con solo un parlamentario: Rubén Gómez.

NO PACTA CON TRÁNSFUGAS

Sobre ese supuesto pacto entre el Ejecutivo PRC-PSOE con Carrancio, el presidente ha insistido en que "el Gobierno de Cantabria no pacta con tránsfugas".

Por el momento, el proyecto de Presupuestos regionales superó el pasado martes el trámite de enmiendas a la totalidad después de que las presentadas por PP, Podemos y Cs fuesen rechazadas con el 'no' de Carrancio, el PRC y el PSOE. Respecto a las enmiendas a la totalidad, Revilla ha considerado "verdaderamente sorprendente" que el PP votará a favor de la de Podemos.

"Debe de suponer que un presupuesto presentado por Podemos es mejor para atender los intereses de Cantabria y de sus electores", ha ironizado el regionalista, que ha opinado que "si hay dos antagonismos en el planteamiento económico de España y Cantabria es el antagonismo que existe entre lo que propone un partido como Podemos y lo que propone el Partido Popular".

"Yo no me he reunido con ese señor, ni creo que he comido con él nunca ni le conozco más allá de que le considero que es un diputado", ha insistido el presidente

Superado el debate de enmiendas a la totalidad, ahora resta el trámite de enmiendas parciales, en el que las grandes cifras del Presupuesto son ya inamovibles y solo se pueden añadir partidas detrayéndolas de otras ya existentes, y su debate final el 22 de diciembre, día en el que los partidos de la oposición temen que vaya a ser aprobado por un pacto entre PRC-PSOE y Carrancio.

Aunque Revilla niega un pacto del Gobierno que preside con un tránsfuga, sí ha mostrado su disposición a "pactar" enmiendas parciales que planteen "todos" los grupos y diputados (lo que incluye a Carrancio), que sean "razonables" y que tengan "encaje" en las cifras del Presupuesto.

ENMIENDAS DE TODOS

De hecho, Revilla "espera" que sean admitidas iniciativas de "todos los partidos políticos y de los diputados". "Todo el mundo puede mejorar un Presupuesto", ha dicho el presidente.

Revilla ha asegurado que "no ha hablado para nada" con Carrancio de los Presupuestos ni con "ningún grupo" de la oposición. "Eso son cosas que llevarán a cabo los grupos políticos", ha aseverado.

"Yo no me he reunido con ese señor, ni creo que he comido con él nunca ni le conozco más allá de que le considero que es un diputado que esta ahí porque le ampara la ley y porque la ley le permite estar", ha insistido el también líder del PRC y diputado del Parlamento como parte del grupo regionalista.

Revilla ha señalado que la "obligación" del Gobierno y de él como presidente "es hacer unos Presupuestos" que, a su juicio, son "los mejores" que se pueden, y presentarlos en el Parlamento. "Hasta ahí llega el papel del Gobierno: ahí están y hagan ustedes lo que quieran con ellos", ha dicho el regionalista, que ha insistido en su disposición a "aceptar enmiendas de todos".

Y es que ha insistido en que "lo más importante para un Gobierno es tener presupuestos para el día 1 de enero" para saber "a qué atenerse" y que los ciudadanos sepan qué dinero tiene el Ejecutivo y en qué lo va a gastar. "Eso es imprescindible ", ha dicho Revilla, que considera que "el peor presupuesto es mejor que el que no haya presupuesto".

Además, ha asegurado que ese además no es el caso del proyecto de PGC diseñado por el Gobierno, que prevé un crecimiento que "va a suponer una mejora para mucha gente". Sin embargo, ha vuelto a insistir en las limitaciones presupuestarias y ha recordado que "el dilema" de un Presupuesto es que "poner dinero en un sitio" significa es que "quitarlo de otro".

"Todas las cosas que se proponen son buenas pero es que para proponer ayudas a un determinado sector o una determinada partida supone quitar de otro lado", ha recordado.