Martes 14.08.2018
POLÍTICA

Revilla evita hablar sobre la polémica del SCS y el futuro de la consejera de Sanidad

La ausencia de alusiones a este asunto ha provocado la crítica de todos los partidos de la oposición, mientras que el secretario general del PSOE, Pablo Zuloaga, insiste en la provisionalidad del informe de Intervención.

Miguel Ángel Revilla durante su intervención en el Día de Cantabria
Miguel Ángel Revilla durante su intervención en el Día de Cantabria

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla (PRC), no ha hecho ninguna alusión a la polémica generada como consecuencia de las presuntas irregularidades en la contratación en el Servicio Cántabro de Salud (SCS), como tampoco se ha pronunciado sobre el futuro de la consejera de Sanidad, María Luisa Real (PSOE), durante su discurso en el Día de Cantabria en Cabezón de la Sal, en el que si ha hecho referencia a otros asuntos relacionados con la gestión del bipartito (PRC-PSOE) en la Comunidad Autónoma.

La ausencia de alusiones a este asunto ha provocado la crítica de todos los partidos de la oposición –PP, Podemos y Ciudadanos-, quienes han recriminado esta actitud a Revilla, quien todavía no ha respondido a la especie de ultimátum que hace unos días le dio el PP, que le emplazó a que este domingo, en el Día de Cantabria, explicara que iba a hacer con Real por las irregularidades e incidencias a las que aludía un informe de la Inspección Sanitaria del Gobierno y, recientemente, uno de la Intervención de la región.

La ausencia de alusiones a este asunto ha provocado la crítica de todos los partidos de la oposición

El portavoz del PP, Íñigo Fernández, ha reprochado al regionalista el no haber hablado de los "chanchullos" que -ha dicho- se están produciendo en la sanidad cántabra. "No ha hablado de contratos irregulares, no ha hablado de adjudicaciones a dedo, no ha hablado de pagos de recepción de suministros sin haberse producido, no ha hablado de pagos de fin de obras sin haber empezado. No ha hablado de los chanchullos de su Gobierno que es de lo que tenía que haber hablado", le ha afeado.

Al diputado regional de Podemos José Ramón Blanco también le ha faltado escuchar al líder regional hablar de lo que está ocurriendo en el SCS. "Tenemos un escándalo de corrupción o de presuntas corruptelas en el Servicio Cántabro de Salud y, por lo tanto, tenía que haber hecho una mención a ello", ha dicho Blanco, que "espera" que se cese "de inmediato" a Real por este asunto.

Por su parte, el portavoz parlamentario de Ciudadanos y diputados del grupo mixto, Rubén Gómez, ha insistido en que Cantabria no es la "Arcadia feliz" que, a su juicio, intenta vender Revilla, como “tampoco lo es el Gobierno PRC-PSOE”, y ha puesto como evidencia estas supuestas irregularidades, así como otros “incendios” entre los que figura la polémica sobre el calendario escolar o los ceses acaecidos en la consejería de Economía.

ZULOAGA Y HERNANDO INSISTEN EN LA PROVISIONALIDAD DEL INFORME

Quien sí se ha pronunciado sobre esta polémica ha sido el secretario general del PSOE cántabro, Pablo Zuloaga, que a preguntas de los medios ha insistido en la provisionalidad del informe de la Intervención. "Cuando el informe sea definitivo habrá que hacer sobre él todas las valoraciones políticas y se entenderán las valoraciones de cada uno de los grupos. Hasta el momento entendemos que es pronto para manifestarse en torno a ese informe, que no es cierto porque no es concluyente", ha aseverado Zuloaga.

Zuloaga se ha limitado a defender que la sanidad en Cantabria "goza de muy buena salud"

Por ahora, el también delegado del Gobierno se ha limitado a defender que la sanidad en Cantabria "goza de muy buena salud" y es, según las estadísticas, una "institución valorada por todos los cántabros".

Además, ha puesto en valor las inversiones que se están haciendo desde la Consejería para mejorar el acceso a la sanidad de los cántabros y crear nuevos centros de salud y consultorios en la comunidad. El dirigente socialista ha realizado estas declaraciones a escasos pasos de Real, que ha podido escuchar las palabras del líder de su partido.

En la misma línea que Zuloaga, el portavoz parlamentario del PRC, Pedro Hernando, también ha opinado que hasta que no haya un informe definitivo de la Intervención "tampoco tiene sentido" seguir hablando de este asunto.

Hernando ha vuelto a señalar que es un asunto para el "debate político", con el que algunos partidos de la oposición "con graves problemas internos" pretenden "desviar la atención".

Para el regionalista, "lo más importante" es que los ciudadanos están "contentos" con la sanidad de Cantabria, a la que, según ha recordado, puntúan con un "notable", y ha insistido en que al ciudadano "lo que le preocupa" es "que cuando va a Valdecilla se encuentre en uno de los tres mejores hospitales de España", que las listas de espera se hayan reducido "en muchos días" en relación a la etapa del PP y que "la atención y la inversión que se está haciendo en sanidad sea uno de los referentes nacionales".

Comentarios