domingo 31.05.2020
INDUSTRIA

Revilla supedita el futuro de Sniace a liberarse de la “mochila” de su “deuda brutal” de 74 millones de euros

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), se ha mostrado "seguro" de que si Sniace logra liberarse de la "mochila" que le supone su "deuda brutal" de 74 millones de euros con la venta conjunta de sus activos en una única unidad productiva -y no troceada- se encontrará a alguien que se hará cargo de la compañía y permitirá que ésta tenga "futuro". "Algún indicio tenemos", ha dicho. Así lo ha afirmado este lunes, en el Pleno, Revilla en una interpelación del PP, sobre actuaciones realizadas por el Gobierno de Cantabria ante la situación de Sniace y en defensa del tejido productivo y empleo industrial de la comunidad autónoma.

La presidenta del PP de Cantabria y del grupo parlamentario popular, María José Sáenz de Buruaga, ha culpado al Gobierno de Pedro Sánchez y a su recorte a la cogeneración de haber sido quienes han dado "el golpe de gracia" y cerrado Sniace. Así, ha llamado a Revilla a "presionar" al Gobierno de España para que retire dicha normativa energética y a "reivindicar" una solución, algo en lo que -ha dicho Buruaga- el Ejecutivo regional (PRC-PSOE) podrá contar con el respaldo del PP.

Revilla ha explicado que Sniace solicitó al Gobierno regional que ejerciera de avalista para poder completar una línea de crédito, algo que, finalmente, no pudo ser

Por su parte, Revilla, aunque ha reconocido que este recorte a la cogeneración ha podido "influir" o "acelerar" la decisión de Sniace de anunciar su cierre, ha opinado que la situación ya era "muy grave". Y es que, en su opinión, la principal causa que ha motivado el anuncio de cierre es su "brutal" deuda, que supone una "mochila" de 74 millones y las reclamaciones de sus acreedores y que es, según ha dicho, un problema que la empresa lleva arrastrando desde hace décadas. De hecho, ha revelado que a raíz de que Sniace no lograra completar su segunda ampliación de capital, se reunió con los principales propietarios de la compañía que ya entonces le advirtieron que si no se conseguía un crédito de 20 millones de euros para lograr cubrir la ampliación de capital sería "prácticamente imposible" continuar con la actividad, y ello "sin saberse" aún la rebaja a la cogeneración del Gobierno de Sánchez.

Revilla ha explicado que, incluso, Sniace solicitó al Gobierno regional que ejerciera de avalista para poder completar una línea de crédito, algo que, finalmente, no pudo ser porque la normativa de la UE no lo permitiría dada la situación de la empresa. El presidente autonómico ha asegurado que desde que se conoció el anuncio de cierre y liquidación de Sniace, el Gobierno PRC-PSOE ha hecho "todo lo posible" para intentar frenar ese "desastre". Así, ha aludido a las gestiones realizadas con el Gobierno de España, concretamente con las ministras para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y la de Industria, Reyes Maroto; con miembros del Consejo de Administración y con reuniones con el comité de empresa.

Revilla ha llamado a la oposición a no hacer con el asunto de Sniace "carroñerismo político"

El presidente regional ha explicado que el Gobierno, en una próxima visita de los administradores concursales a Cantabria, les pedirá que no fraccione los activos de la empresa para que se puedan vender de forma conjunta y lograr así que un inversor, una vez liberada la empresa de su "brutal" deuda, se haga cargo de la compañía.

CARROÑERISMO POLÍTICO CON SNIACE

En su intervención, Revilla ha llamado a la oposición a no hacer con el asunto de Sniace "carroñerismo político" y ha hecho un llamamiento a los grupos que integran el Parlamento de Cantabria vayan juntos en todas las iniciativas en apoyo a esta empresa, también en aquellas que se lleven al Congreso y al Senado. Así, ha señalado que el diputado nacional del PRC, José María Mazón, defenderá este mes en el Congreso una iniciativa en la que llama a revisar la retribución de la cogeneración para evitar casos como el de Sniace; a atender las alegaciones de Cantabria, Asturias y Galicia contra el borrador del Estatuto del Consumidor Electrointensivo elaborada por el Ejecutivo central y a negociar con Europa los fondos y procedimientos destinados a la descarbonización de forma que la cogeneración de empresas como Solvay no queden fuera de esas ayudas. En este sentido, Revilla ha reclamado a todos los partidos del Parlamento con representación en el Congreso y en el Senado a apoyar esta iniciativa.

Sáenz de Buruaga ha dicho a Revilla que el PP "no le va acompañar en las excusas ni lamentaciones" pero "sí en la búsqueda de soluciones". "Tendrá a su lado al PP, no para claudicar o para seguir construyendo castillos en el aire, pero sí para ejercer una reivindicación eficaz y tomar medidas", ha dicho Buruaga, que ha defendido la "unidad de acción" para "pasar de las palabras a los hechos". "Es hora de reaccionar porque hasta ahora lo han hecho tarde, con tibieza y mal", ha dicho Buruaga, que ha acusado a Revilla de, ante el anuncio de cierre, se haya limitado a "ponerse el traje de luto" y asumir que no hay más salida para la empresa que la liquidación. Así, le ha llamado a "presionar" para que el Gobierno de España revierta su normativa de recorte a las ayudas a la cogeneración y se vuelva a los parámetros retributivos de 2014. "Hay que revertir esa normativa sí o sí", ha dicho Buruaga, que cree que esta regulación "amenaza" a otros muchos referentes industriales" de Cantabria que tienen plantas de cogeneración.

Sáenz de Buruaga ha criticado, además, que el "hachazo" del Gobierno a la cogeneración viene acompañado de un Estatuto Electrointensivo que, según ha dicho, puede ser "el acta de defunción del sector". "Si la cogeneración no tiene futuro y no hay apoyo a las electrointensivas estaremos empujando a nuestras grandes industrias a la inviabilidad", ha advertido la dirigente popular, que ha citado a Solvay, Nestlé, Textil Santanderina, Sidenor, GSW, Frroatlántica o Dynasol. "Más de 4.000 empleos industriales directos en jaque por el talibanismo energético de Pedro Sánchez", ha censurado.

Además de la interpelación del PP, el presidente ha sido preguntado por Cs acerca de la estrategia a seguir para revertir la "crítica" situación de este sector. Revilla ha admitido que existe un "problema" en el sector pero ha rechazado que se culpe al Gobierno cántabro de "todos estos desastres". "No puede usted imputarlo al Gobierno de Cantabria", ha apuntado el presidente al portavoz parlamentario de Cs, Félix Álvarez, quien ha lamentado que el jefe del Ejecutivo no diga "nada porque no tiene nada que decir", esto es, que a su juicio, no hay ningún plan o estrategia en la materia y le ha afeado el estar bajo "el paraguas equivocado", en alusión al pacto con el PSOE, más si se tiene en cuanta que "vienen tiempos difíciles".

También en el Pleno se ha aprobado, por unanimidad, una iniciativa del grupo mixto-Vox, enmendada por PRC y PSOE, sobre las condiciones retributivas de las empresas de cogeración. Según el texto que ha recibido luz verde, la Cámara regional insta al Gobierno de España a destinar a Cantabria los fondos económicos, sean nacionales o procedentes de la Unión Europea, para que las empresas de la comunidad puedan llevar una transición ecológica justa, que no comprometa la viabilidad de sus negocios ni suponga pérdida de competitividad con respecto al resto de plantas europeas cuya transición sí va a recibir respaldo económico de Bruselas.

Además, el Parlamento autonómico también pide al Estado recoger las reivindicaciones de las empresas cántabras cogeneradoras para establecer los mecanismos necesarios que garanticen un marco homogéneo y de competencia en igualdad de condiciones para toda la industria europea. Y finalmente, la región insta al país a facilitar una tarifa eléctrica a las empresas electrointensivas -con un consumo medio anual de 120 Gwh- que las permita ser competitivas con las del resto de Europa.

Comentarios