miércoles 19.02.2020
POLÍTICA

La tercera investidura de Sánchez enfrenta al PRC y al PSOE

Tras el ‘no’ del PRC a Sánchez, se abre en Cantabria un conflicto sobre el acuerdo de los regionalistas con el PSOE

PRC y PSOE en la firma del acuerdo el pasado mes de junio
PRC y PSOE en la firma del acuerdo el pasado mes de junio

El Congreso acogerá este sábado a partir de las nueve de la mañana el que será el tercer debate de investidura del líder del PSOE, Pedro Sánchez, y la previsión es que la primera votación de su candidatura se celebre al mediodía del domingo. En todo caso, todo apunta a que Sánchez no logrará a la primera la mayoría necesaria, fijada en 176 votos, para ser investido presidente y que deberá esperar 48 horas, hasta el martes 7, para poder ser elegido.

Hasta el momento, el líder del PSOE y presidente del Gobierno en funciones tiene garantizado el apoyo de los 35 diputados de Unidas Podemos, los 6 del PNV, los 2 de Más País-Equo y tres de los representantes de Compromís, Teruel Existe y Nueva Canarias: en total, 166 escaños que no son suficientes para salir elegido en la primera votación, que tendrá lugar este domingo, al quedarse a 10 escaños de la mayoría absoluta, fijada en 176 votos. Por contra, el bloque del 'no' suma 164 escaños: los 88 del PP, los 52 de Vox, los 10 de Ciudadanos, los 8 de Junts per Catalunya, los 2 de la CUP, los otros 2 de Unión del Pueblo Navarro (UPN), 1 de Foro Asturias y otro más del Partido Regionalista Cántabro (PRC), que este jueves viró su posición tras conocer el acuerdo de investidura sellada por el PSOE y ERC. 

PACTO EN CANTABRIA

Este último hecho ha quebrado el acuerdo entre el PSOE de Cantabria y el Partido Regionalista Cántabro, sellado el pasado junio, entre sus socios. De esta manera, ante el ‘no’ de PRC a Sánchez, el grupo socialista de  la comunidad autónoma advirtió que si no rectifican el no, el PRC “habrá roto” el pacto de Gobierno de Cantabria. Para los socialistas, el “cambio de postura” adoptado en el PRC está “basado en impresiones”, toda vez que “la unidad de España no corre ningún peligro” y “no se corresponde con la realidad”.

El pacto en Cantabria depende del acuerdo suscrito entre Mazón y el señor Ábalos, que es lo que posibilitó el acuerdo de gobierno en la comunidad y ese pacto funciona con normalidad

Ante las acusaciones del PSOE en Cantabria hacia Miguel Ángel Revilla y el PRC, este ha respondido que no da por “roto” el pacto con el PSOE en Cantabria. "El pacto en Cantabria depende del acuerdo suscrito entre Mazón y el señor Ábalos, que es lo que posibilitó el acuerdo de gobierno en la comunidad y ese pacto funciona con normalidad, por lo tanto el PRC no rompe el pacto de gobierno en Cantabria y además no va a entrar en ese juego", ha dicho la secretaria de Organización del PRC, Paula Fernández, que ha asegurado además que en el PRC "no nos hemos planteado" la posibilidad de un gobierno en solitario porque "ahora no toca".

Respecto al pacto, Fernández ha insistido en que el pacto entre el PRC y el PSOE en Cantabria "no está condicionado a la investidura sino al acuerdo que firmaron Mazón y Ábalos y que se está cumpliendo" y ha defendido que el 'no' de los regionalistas la investidura de Sánchez se debe al acuerdo alcanzado por los socialistas con ERC.

Cuestionados sobre si desde el PRC se ha hablado con el socio de Gobierno o si se plantean mantener alguna reunión, incluida la de seguimiento del pacto, Fernández ha manifestado que los regionalistas están abiertos a mantener una reunión "siempre que sea oportuno y necesario" aunque ha reconocido que, tras la decisión ayer de la Ejecutiva del PRC, no ha habido ningún contacto.

A pesar de ello, ha manifestado que, para los regionalistas, el pacto de Gobierno entre el PRC y el PSOE "funciona hoy igual de bien que funcionaba ayer y el pasado 31 de diciembre" aunque los socialistas tengan "una visión distinta, que nosotros respetamos" sin estar de acuerdo con la misma porque "tenemos muy claro que el pacto" en la comunidad "no está condicionado" por lo que el PRC vote en la investidura.

OPORTUNIDADES PARA SÁNCHEZ

La investidura de Sánchez está en el aire tras perder otro apoyo más como fue el PRC, que anunció ayer por la noche su  negativa hacia el presidente en funciones, y los votos indecisos del BNG y de Coalición Canaria, quienes todavía no se han pronunciado.  Será el domingo al mediodía la primera votación y la hora en que se anuncie el resultado de esta 'primera vuelta' marcará el Pleno que habrá que celebrarse en 48 horas, el martes 7 de enero, en caso de que Sánchez no logre, como se prevé, la mayoría absoluta (176 diputados) que se requiere en el primer intento.

En esa segunda sesión, Sánchez tendrá diez minutos para pedir el respaldo de la Cámara, y los representantes de los grupos parlamentarios dispondrán de cinco minutos cada uno. En total, una hora más antes de empezar la segunda votación por llamamiento, en la que al candidato ya le basta con mayoría simple (más sies que noes).

En el caso de que Sánchez fracase y no se logre una alternativa viable en los dos meses posteriores a la primera votación, esto es hasta el 5 de marzo, el Rey, con el refrendo de la presidenta del Congreso, deberá disolver las Cortes Generales al día siguiente y convocar nuevas elecciones 47 días después, el miércoles 22 de abril.

Si el candidato consigue el aval del Congreso de los Diputados y sale investido, la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, se lo comunicará al Rey, a los efectos de su nombramiento como presidente del Gobierno. 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad