jueves 12.12.2019
POLÍTICA

Vox amenaza al PRC para que no apoye la investidura de Sánchez a cambio de “prebendas” y “migajas” para Cantabria

Santiago Abascal (Vox) y Miguel Ángel Revilla (PRC)
Santiago Abascal (Vox) y Miguel Ángel Revilla (PRC)

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha advertido hoy lunes al PRC –así como a Teruel Existe, CC (Coalición Canaria) y NC (Nueva Canarias)– de que el partido ultraderechista le pondrá en evidencia si se aviene a apoyar la investidura de Pedro Sánchez (PSOE) a la Presidencia del Gobierno español a cambio de "prebendas" y "migajas" para Cantabria. Así lo ha advertido Abascal en una rueda de prensa en el Congreso en la que ha vuelto a pedir al PRC y a las otras tres fuerzas que "reflexionen" y no se "entreguen de manera acrítica a cambio de migajas para sus respectivas regiones" al pacto para el Gobierno de coalición sellado entre PSOE y Unidas Podemos. Además de instarles a pensarse bien su posible voto a favor de la investidura, Vox ha ido más allá, dejando claro que si finalmente contribuyen a que Sánchez siga en Moncloa, el partido ultraderechista se afanarán para que "turolenses, canarios y cántabros conozcan a través de Vox y los medios de comunicación cuáles son las prácticas que empiezan a perpetrar" esas formaciones.

Abascal avanza que el partido ultraderechista llevará ante el Tribunal Constitucional las hipotéticas reformas de los Estatutos de autonomía

El líder del partido ultraderechista ha asegurado que no tendría "nada que objetar" a un posible pacto de PP y Ciudadanos con el PSOE, e incluso no les reprochará esa decisión, pero ha dejado claro que Vox votará en contra de cualquier Gobierno que incluya al PSOE. Lo que sí hará el partido ultraderechista es hacer uso de su facultad para presentar recursos de inconstitucionalidad. Así, Abascal ha avanzado que llevarán ante el Tribunal Constitucional las hipotéticas reformas de los Estatutos de autonomía y ha puesto el foco en especial en las "conversaciones que ya están llevando a cabo el PNV y el PSE-EE" para reformar el Estatuto de Gernika.

Comentarios