martes 12.11.2019
POLÍTICA

Vox denuncia un “chantaje político” de Cs al PP en el Ayuntamiento de Santander

Imagen de la reunión del ahora concejal Javier Ceruti con la alcaldesa, Gema Igual, en junio
Imagen de la reunión del ahora concejal Javier Ceruti con la alcaldesa, Gema Igual, en junio

El partido ultraderechista Vox, que fue determinante para que PP y Cs pudieran gobernar en el Ayuntamiento de Santander, ha denunciado este viernes lo que considera un “chantaje político” de los segundos a los primeros. Y es que, según el concejal del Grupo Mixto del Consistorio, Guillermo Pérez-Cosío, los primeros 100 días de gestión del equipo de gobierno se han definido por “continuas amenazas de romper el pacto si no se cumplían sus exigencias”.

Además, ha acusado a la formación de Albert Rivera de bloquear la actividad municipal por contar con representantes que no tienen capacidades para asumir las competencias propias de una Concejalía. En un comunicado Pérez-Cosío ha asegurado que, una vez cumplidas la expectativa inicial de Cs, las dos concejalías con las que cuenta “se han venido caracterizando por la parálisis y la ineficacia propia de quienes han asumido competencias muy por encima de sus capacidades".

Para Vox, el incremento de gasto en el Ayuntamiento "es culpa directa de Cs, ya que fue necesario dividir la concejalía de Fomento y Urbanismo para hacer dos distintas, se incrementó el personal eventual y además está prevista la contratación de cinco directores generales cuya propuesta salió adelante con el apoyo del PRC".

A su juicio, un ejemplo de "ineficacia" en estos cien días ha sido el anuncio de la retirada de la escollera de La Magdalena "sin tener previsto ni cómo ni cuándo se garantizará el mantenimiento de la arena de la playa".

Por otro lado, Pérez-Cosío ha dicho que la situación del Metro-TUS "parecía cosa del pasado", pero el portavoz de Cs y concejal de Urbanismo, Javier Ceruti, "ha vuelto a encender la llama de la polémica con su intención de eliminar el carril bus, a pesar de que se ha convertido en un elemento imprescindible del transporte público de Santander".

Guillermo Pérez-Cosío ha denunciado, de nuevo, que "para el responsable de Urbanismo la participación ciudadana es únicamente la que representan las asociaciones a las que pertenece y no la de los vecinos de Santander". El ejemplo "más claro" está, en su opinión, "en la parálisis del proyecto del colegio La Enseñanza con la suspensión de la concesión de la licencia, sin que todavía sepamos bien cuáles son las ideas que el concejal quiere poner en marcha y que se ejecutarían en contra del criterio de la propiedad, de los profesores, de los padres y del propio Ayuntamiento que ya había alcanzado un acuerdo con todos los anteriores para el traslado del centro a Corbán".

"Estamos seguros de que el señor Ceruti pasará a la historia de esta ciudad", ha señalado el edil, "pero no por su contribución a un urbanismo moderno, sino por haber intentado cargarse el Centro Botín de la mano de esas asociaciones".

Comentarios