martes 4/8/20
POLANCO

El Ayuntamiento abre su campamento de verano con medidas contra el COVID-19

Comienza el campamento de verano en Polanco
Comienza el campamento de verano en Polanco

El Ayuntamiento de Polanco ha abierto con 30 niños de dos a once años el campamento urbano que se desarrolla por quincenas durante los meses de julio y agosto. Este evento servirá como ayuda para conciliar la vida laboral y familiar y este año presenta algunas novedades debido a las restricciones para evitar contagios por el COVID-19.

Según ha informado el Consistorio, el campamento tendrá lugar en las instalaciones el colegio Pérez Galdós de Requejada, donde los niños participan en actividades lúdicas, educativas y de ocio veraniego de lunes a viernes, en horario de 8:00 a 14:00 horas, coordinadas por monitores de una empresa contratada al efecto.

Como consecuencia del COVID-19, este año los asistentes están divididos en dos grupos de entre 10 y 15 niños, que desarrollan sus actividades en aulas diferentes, una para los de dos a cinco años y otra para el resto. Esta división pretende garantizar el cumplimiento de las medidas de higiene y distanciamiento social.

Además, el Ayuntamiento ha incrementado el número de monitores para garantizar la seguridad de los niños y se han dispuesto otras medidas como el acceso restringido a las instalaciones del centro, el uso de mascarilla y de geles hidroalcohólicos para la limpieza de manos.

También se prohíbe introducir en el colegio elementos que no sean fundamentales, como mochilas, balones o juguetes, y antes de que el niño entre junto a sus compañeros se le toma la temperatura.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz, y la concejala de Juventud y Educación, Alicia Martínez, han visitado el campamento urbano y han destacado la importancia de esta actividad para ayudar a conciliar a los padres que trabajan durante la temporada veraniega.

La regidora ha resaltado que, aunque más de medio centenar de familias del municipio se dirigieron al Ayuntamiento solicitando información sobre el campamento, el número final de inscritos ha sido menor del habitual. Han recordado que el año pasado se inscribieron 110 niños y han achacado esta reducción a que sus padres han optado por dejar a los hijos con familiares por el temor a posibles contagios. No obstante, también ha explicado que el Consistorio decidió organizar el campamento para dar servicio a todos aquellos que no tenían otra opción para conciliar.

Por su parte, la concejala ha destacado el "esfuerzo" municipal para contratar a más monitores con el fin de reducir el número de niños en cada grupo y para organizar las actividades cumpliendo las exigencias de distanciamiento social.

Comentarios