miércoles 20.11.2019
EMERGENCIAS

Los vecinos de San Mateo lamentan que el Ayuntamiento “está haciendo poco” con el argayo que amenaza sus casas desde enero

Vecinos de San Mateo se manifiestan frente al Ayuntamiento para reclamar una solución al argayo | Foto: A.S.
Vecinos de San Mateo se manifiestan frente al Ayuntamiento para reclamar una solución al argayo | Foto: A.S.

Han pasado dos meses y medio desde que las torrenciales lluvias provocaran en enero inundaciones y corrimientos de tierra en toda Cantabria. Y mientras en muchos puntos ya se están realizando los trabajos para reparar los daños, en San Mateo de Buelna todavía no se tiene un informe técnico que señale las actuaciones a realizar. Durante este tiempo muchos vecinos viven en sus casas con el miedo de sufrir otro desprendimiento, y muchos otros sencillamente han tenido que buscar otra vivienda, algunos con familiares en otras comunidades. Por ello, en el Pleno celebrado en Los Corrales de Buelna este martes alrededor de unas 100 personas han pedido una solución urgente, protestando frente al Ayuntamiento e interpelando a la alcaldesa Josefina González y al resto de concejales de la Corporación a que actúen lo antes posible.

Durante la sesión plenaria varios vecinos han relatado el “miedo” con el que viven, y han recordado que si no se acometen las obras de forma inmediata “en octubre tengo que volver a salir de mi casa”, en referencia a las lluvias que pueden hacer más peligroso el argayo. Ante esto, la alcaldesa ha reiterado que “tiene unas dimensiones tan grandes que es más complejo, no se puede meter una pala”. Asimismo, ha anunciado que el informe debería llegar la semana que viene.

Sin embargo, muchos vecinos han criticado que eso mismo se les ha dicho en varias ocasiones, pero siguen en la misma situación. “Tenemos la sensación de que se está haciendo poco. Recemos para que no tire ninguna casa”, ha opinado uno de los afectados, a lo que otro ha añadido que da la sensación de que las instituciones “se están pasando la pelota”, algo que ha negado Josefina González.

No solo el tiempo es lo que preocupa a los vecinos. Otra de las preguntas planteadas durante el pleno ha sido “¿quién va a pagar esto?”. Las dudas se producen el mismo día en que el Gobierno de Cantabria ha señalado que ha destinado un total de 8 millones de euros para reparar los daños provocados por las inundaciones, y ha dudado que las ayudas del Estado lleguen antes de las elecciones generales. También cabe la posibilidad de que la declaración de Zona Catastrófica solicitada por el Ejecutivo autonómico pudiera no llegar a Cantabria, o no afectar a San Mateo de Buelna, lo que complicaría económicamente las actuaciones para retirar el argayo.

“Para mí que tienen miedo de meter mano a esa obra”, ha aseverado otro de los afectados, a lo que otra mujer ha añadido que “lo queréis eludir, es un cachondeo. El informe no viene nunca, y los que estamos fuera de casa somos nosotros”. En este sentido, y como se ha recordado, se avanzó hace días que el informe iba a estar para el 15 de marzo, pero todavía no ha llegado. En lo que sí han coincidido alcaldesa y afectados es en la magnitud del argayo, que para González hace que “todo sea más complejo”. “No hay ninguna pelota ni hay miedo a nada”, ha aseverado, añadiendo que “sigo llamando y preguntando” por el informe que todavía no ha llegado. Respecto al coste de la obra y quién se responsabilizará del mismo, nada se ha explicado dado que todavía no se conoce la intervención a realizar.

PRECINTO ROTO

Los vecinos se han quejado igualmente de que ni siquiera existe ya un precinto de la zona, lo que permite a cualquier persona y vehículo acceder a la zona y, por lo tanto, a las casas que no están habitadas. En este sentido, y según han mencionado los afectados, incluso cruza por esa zona el camión de la basura para ir a otros barrios y evitar hacer un recorrido mayor.

Las protestas han continuado lamentando la falta de actuación. “¿Tenemos que esperar a que la tierra se caiga sobre nuestra casa y salir en los medios para que se haga algo?”, se ha preguntado uno de los afectados. Otro ha llegado a afirmar que “nos han quitado el voto, la identidad, las casas. Ya solo nos quedan las ratas, que no las quitáis”.

El tiempo corre en su contra. Uno de los vecinos ha recordado que si la obra no se ejecuta en verano, “a partir de octubre no se ejecuta. ¿Qué vamos a hacer?”. A este respecto, otro de los afectados ha incidido en que el informe dirá qué obra hay que realizar, pero “¿cuánto tiempo se tarda en adjudicarla y realizarla?”.

Comentarios