jueves 29/10/20
CORONAVIRUS

Las cafeterías de los hospitales, servicios esenciales durante el estado de alarma

Interior de una cafetería | Foto: Pixabay
Interior de una cafetería | Foto: Pixabay

Todos hemos notado, en algún momento, la soledad y el vacío que provocan las calles sin una sola persona, con todos los negocios vacíos y todos los bares, cafeterías y restaurantes con la persiana bajada. Es una de las consecuencias del estado de alarma decretado por el Gobierno de España para luchar contra el coronavirus. Pero en ese cierre hay algunos servicios esenciales que permanecen abiertos. Evidentemente, uno de ellos son los centros de salud y los hospitales. Y dentro de estos últimos, sus cafeterías restaurantes. Pero con matices.

Del mismo modo que hospitales como Valdecilla han tenido que adaptar su funcionamiento para destinar un área de sus instalaciones a la lucha contra la pandemia, los espacios como las cafeterías también se han modificado. Según ha podido saber este diario, estas instalaciones están destinadas ahora mismo “únicamente a personal y servicios sanitarios que permanecen de guardia cada día, así como a los trabajadores del centro que forman parte de este servicio”.

Una medida que, según ha podido confirmar eldiariocantabria.es, se repite en hospitales de toda España. En el caso de Valdecilla, el funcionamiento del sistema es sencillo: cada día se entrega a los responsables del área hostelera una lista con todos los nombres del personal de guardia, por lo que solo esas personas podrán disfrutar de esas instalaciones, e incluso ellos lo hacen bajo unas estrictas medidas de seguridad, manteniendo la distancia mínima y con los equipos de protección. Es un pequeño descanso en medio de unas jornadas cargadas de tensión, estrés y emociones.

Esta cafetería, ubicada en la tercera planta de la denominada Valdecilla Sur, da unos 150 servicios de comida al día, según fuentes de la Gerencia del Hospital Universitario, que explican la necesidad de mantener abierta también esta parte del centro sanitario desde el punto de vista de la operatividad. Según han detallado, que los médicos, enfermeras y demás personal de guardia traigan su comida de casa es complicado por las dificultades para mantenerlo en buen estado durante todo el día. Pero además, sería introducir en el hospital materiales que podrían transportar el virus, por lo que de este modo se evita una movilidad innecesaria de productos dentro y fuera de las instalaciones.

Comentarios