domingo 31.05.2020
CORONAVIRUS

Cantabria puede producir hasta 3.000 hisopos al día para realizar pruebas de detección del Covid-19

Cantabria fabrica sus propios hisopos
Cantabria fabrica sus propios hisopos

Cantabria puede fabricar hasta 3.000 hisopos nasofaríngeos al día, aptos para realizar pruebas microbiológicas (PCR) de detección de coronavirus. De momento, se están produciendo 350 unidades de un hisopo diseñado, prototipado, testado y fabricado íntegramente en la región durante la última semana, que ya se utiliza con éxito en las pruebas microbiológicas desde el pasado lunes.

Cantabria se convierte así en una de las primeras regiones de Europa en lograr autonomía en la producción de una pieza "fundamental" en la prueba PCR, porque es la que permite arrastrar el material biológico necesario para la detección de la enfermedad, según ha indicado el Gobierno de Cantabria en nota de prensa. Este logro, liderado por el Hospital Virtual Valdecilla (HvV), es fruto del trabajo colaborativo de la Dirección General de Salud Pública, el Servicio Cántabro de Salud (SCS), el Instituto de Investigación Valdecilla (IDIVAL) y la Universidad de Cantabria (UC).

En palabras del consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, Cantabria "ha demostrado, una vez más, que tiene la infraestructura apropiada y excelentes investigadores capaces de liderar proyectos que tienen como fin último proteger la salud de la ciudadanía". Así, en estos momentos, "se es plenamente consciente de la importancia de apostar por la investigación, que nunca es un gasto sino una inversión de presente y para el futuro", ha añadido.

El director del HvV, Ignacio del Moral, ha explicado que la producción propia de hisopos "no solo protege de una posible escasez de material de extracción por la rotura de stock en esta pieza esencial, difícil de adquirir en un mercado como el actual colapsado, sino que fortalece nuestro sistema de prevención contra la pandemia".

PRODUCCIÓN

En poco más de una semana, un grupo de trabajo de diez personas ha conseguido completar el proceso íntegro de diseño, fabricación, validación y aplicación del hisopo. En estos momentos, el HvV tiene capacidad para producir en sus propias instalaciones 350 piezas al día, pero posee una red de impresoras 3D preparadas para multiplicar la producción y adaptarla a las necesidades de la región.

El equipo de ingenieros del laboratorio de impresión láser 3D del HvV diseñó con resina (material totalmente biocompatible) un prototipo de hisopo para imprimir en sus instalaciones. El Servicio de Otorrinolaringología de Valdecilla realizó las primeras pruebas de diseño y resistencia del material, con las que se elaboró una segunda versión de hisopo "más precisa". Con este prototipo, el Servicio de Microbiología comenzó a realizar los primeros test en personas sanas para comprobar que el hisopo cumple "perfectamente" su función de arrastre celular para obtener el material biológico a testar.

Tras ello, se realizó una tercera versión de hisopo más largo, con el que ya se realizaron pruebas a una población controlada de pacientes Covid-19 positivo, para "testar la versión definitiva de hisopo y comprobar la eficacia del mismo". Aun así, el HvV elaboró una cuarta versión "mucho más sofisticada" que se validó, esterilizó y homologó para su uso inmediato desde este lunes. Además, Del Moral ha hecho hincapié en el trabajo que el IDIVAL y la UC están realizando en la fabricación del tubo y del medio (líquido) que alojan al hisopo. Se trata de unas piezas que ya se realizaban en Cantabria antes de la pandemia, ha explicado el director del Hospital Virtual, pero que han intensificado su producción porque "también son muy importantes dentro de la cadena de toma de muestras para detectar el coronavirus".

Comentarios