lunes 06.07.2020
CORONAVIRUS

Casi 1.300 pacientes con síntomas compatibles con COVID-19 ya se han hecho la prueba PCR desde el coche

Prueba PCR realizada en un puesto de 'CoroAuto'
Prueba PCR realizada en un puesto de 'CoroAuto'

Un total de 1.271 pacientes con síntomas compatibles con el coronavirus se han sometido ya en Cantabria a una prueba PCR desde el coche tras ser derivados desde Atención Primaria. En Cantabria existen tres puestos de 'CoroAuto' -uno en Santander, otro en Torrelavega y otro en Laredo- y desde el martes de la semana pasada, 12 de mayo, en ellos se realizan pruebas del coronavirus a aquellos pacientes que han sido derivados desde Atención Primaria.

Hasta esa fecha, en estos puestos solo se realizaban pruebas PCR a profesionales de los servicios esenciales (personal sanitario, bomberos, policías...). Según datos proporcionados por fuentes de Sanidad a Europa Press, en estos primeros días en los que este servicio se ha abierto a realizar pruebas a la población en general (siempre bajo cita y por desvío de Atención Primaria) han sido 1.271 los pacientes que han acudido a estos puestos, a los que habría que añadir entre 350 y 400 de los servicios esenciales (personal sanitario, bomberos, policías...).

Según anunció la semana pasada el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, de forma conjunta estos tres puestos tienen capacidad para realizar unas 1.980 pruebas semanales. Para la realización de pruebas a pacientes derivados de Atención Primaria, los puestos funcionan de lunes a viernes dos horas por la mañana, con capacidad para gestionar 120 citas cada uno. El de Santander también está abierto el sábado, con 120 citas, y el domingo, con 60. Además, se mantiene el equipo de tarde de 'CoroAuto' actual para servicios esenciales de lunes a viernes en Santander y los dos equipos móviles dedicados a residencias.

Para los niños menores de 10 años se dispondrá de un circuito específico en Valdecilla y Laredo que estarán gestionados por los servicios de Pediatría y que, en principio, dedicarán a citas una hora de lunes a viernes. Aquellas personas que no puedan o sepan conducir les podrá llevar otra persona a realizar esa prueba. Además, en algunos casos seleccionados -como pacientes de edad avanzada o que no puedan desplazarse- se les irá a realizar la prueba a casa. De esta forma, se garantiza la atención a "todos" los pacientes sospechosos.

Comentarios