sábado 24/10/20
CORONAVIRUS

Las celebraciones religiosas de Semana Santa en el punto de mira tras desalojar la Catedral de Granada donde 20 feligreses asistían a una misa

El entorno de la Catedral de Granada
El entorno de la Catedral de Granada

Si ya se habían suprimido las misas y celebraciones religiosas como las comuniones en muchos puntos del país -el propio Obispado de Santander recomendó a los sacerdotes el aplazamiento de las primeras comuniones-, la Semana Santa no iba a ser de otra manera y, a pesar de poder celebrar los ritos propios de esta semana festiva, estos deberían hacerse a puerta cerrada con los fieles viéndolo desde sus casas. Hace unas semanas ya se anunciaba, con vistas a esta celebración, que los obispos de los países afectados por medidas de confinamiento por la expansión del coronavirus, como es el caso de España, deberían celebrar los ritos de la Semana Santa, porque "la fecha de Pascua no puede ser trasladada", pero "sin la presencia del pueblo" y de forma que los fieles puedan seguirlo "en directo" desde casa a través de los medios de comunicación. Así lo establece un Decreto para la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano, en el que ofrece una actualización de las indicaciones generales, "considerado la rápida evolución de la pandemia del Covid-19 y teniendo en cuenta las observaciones recibidas de las Conferencias Episcopales". 

Sin embargo, hay quienes prefieren hacer oídos sordos provocando el desalojo, por parte de la Policía Nacional, este Viernes Santo de la Catedral de Granada donde se encontraban una veintena de feligreses asistiendo a los oficios litúrgicos en los que participaba el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez. La Policía Nacional ha informado a Europa Press que esta misa ha tenido lugar sobre las 17:00 horas de este viernes, cuando una dotación de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional a la Junta de Andalucía ha dado la voz de alarma y, por ello, los agentes se han dirigido hacia el templo. Además, varios particulares han alertado a la autoridad de la celebración de esta misa con feligreses.

Los agentes informaron al Arzobispado de que no se podía celebrar el acto debido al estado de alarma en el que se encuentra el país con motivo del coronavirus y el arzobispo de Granada interrumpió la misa para trasladar esta información a los feligreses. Según indica la Policía Nacional, los asistentes han desalojado la Catedral "de forma pacífica y sin altercados" y, además, no se les ha sancionado.

Comentarios