jueves 13/8/20
CORONAVIRUS

El comité de empresa de Telepizza en Cantabria denuncia que tuvo que recurrir a la Policía para cerrar el servicio de venta al público

Denuncia el incumplimiento de las medidas de seguridad básicas para los trabajadores.

Establecimiento de Telepizza
Establecimiento de Telepizza

El comité de empresa de Telepizza en Cantabria ha denunciado que el pasado sábado tuvo que recurrir a la Policía para forzar el cierre del servicio de venta al público más allá de las 12, hora límite decretada por las ordenanzas del Gobierno autonómico a partir de la que sólo estaba autorizada la venta a domicilio. En un comunicado, el órgano sindical ha denunciado la actitud "temeraria e irresponsable" de la Dirección de la empresa y ha denunciado que "a día de hoy, los trabajadores siguen sin información sobre las medidas de seguridad a seguir, no disponen de equipos de protección individuales suficientes, sobre todo guantes y gel desinfectante, y no se respetan las distancias recomendadas para evitar la propagación del Covid-19 ni en las cocinas ni en los vestuarios". El comité ha advertido de que si se siguen sin cumplir las medidas de seguridad para los trabajadores, especialmente ahora con los repartidores y personal de cocina, volverá a recurrir a la denuncia.

"Se abrió el viernes por la noche por indicación expresa del supervisor de Cantabria y al día siguiente la propia empresa dio marcha atrás y también ordenó la apertura de todos los establecimientos"

Los sindicatos de Telepizza, que en Cantabria cuenta con una plantilla de unos 300 de trabajadores distribuidos en siete establecimientos propios y cuatro franquicias, han manifestado que el supervisor de zona en la comunidad autónoma "incumplió" ya desde el pasado viernes un comunicado interno en el que se ordenaba el cierre provisional de todos los establecimientos del Estado. "Se abrió el viernes por la noche por indicación expresa del supervisor de Cantabria y al día siguiente la propia empresa dio marcha atrás y también ordenó la apertura de todos los establecimientos", ha subrayado el comité de empresa. Así, ha explicado que, al comprobarse que todos ellos estaban abiertos el sábado incluso más allá de la hora estipuladas por el Gobierno autonómico, se denunció a la Policía hasta que finalmente se interrumpió la venta directa al público. Así, ha considerado que "no es admisible" que Telepizza obligue al comité de empresa a tener que comprobar "centro por centro" que se está cumpliendo la normativa legal y las medidas de seguridad para evitar la propagación del coronavirus, y que "sólo la persuasión de la denuncia a la Policía fuerce a respetarlas y a que se implante de una vez por todas el sentido común".

Comentarios