lunes 10/8/20
CORONAVIRUS

El Gobierno estudia hacer obligatorias las mascarillas a través de un decreto

Transeúntes pasean por calles de Santander, Cantabria.
Transeúntes pasean por calles de Santander, Cantabria.

El Gobierno de Cantabria estudia la posibilidad de implantar el uso obligatorio de la mascarilla, regulándolo en un decreto, aunque todavía la decisión no es firme y se actuará en función de los informes de la Dirección General de Salud Pública. Así lo ha avanzado este jueves el vicepresidente del Gobierno de Cantabria, el socialista Pablo Zuloaga, a preguntas de los periodistas, que, sin embargo, no ha querido confirmar de forma definitiva que se adoptará esta decisión ni cuándo podría adoptarse.

"No quiero adelantar escenarios", ha dicho Zuloaga, que, sin embargo, ha reconocido que las "opiniones personales" de los miembros del Consejo de Gobierno "avanzan hacia ese uso obligatorio". En ese sentido, ha señalado que "todo" el Consejo de Gobierno "entiende necesario tomar una decisión al respecto que garantice la seguridad y la salud de las personas". Por ahora esta cuestión es un "elemento de debate" que está "sobre la mesa" del Consejo de Gobierno, ha explicado Zuloaga durante la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos adoptados este jueves en su reunión semanal.

El vicepresidente ha reconocido que se ve "cierta relajación" a la hora de adoptar medidas de seguridad frente al COVID-19, sobre todo en espacios lúdicos, y por ello ha vuelto a realizar un llamamiento a la "responsabilidad" personal de los cántabros y de los visitantes en sus comportamientos.

PREOCUPACIÓN POR LOS BROTES

Además, ha explicado que la reunión del Consejo de Gobierno ha estado marcada, en cierta manera, por el levantamiento ayer, miércoles, del confinamiento en el edificio de la calle Nicolás Salmerón de Santander donde surgió un brote. En este sentido, ha señalado que desde la Consejería de Sanidad "se da por superado" el brote, algo que "celebra", pero ha recordado que en el edificio hay trece vecinos que siguen dando positivo y que deberán permanecer en sus casas, además de otro que se encuentra hospitalizado.

Además, al Gobierno regional (PRC-PSOE) "le preocupa" la posibilidad de que puedan surgir nuevos brotes en la comunidad, y por ello ha vuelto a insistir en la necesidad del uso "casi obligatorio", por ahora, de las mascarillas, del mantenimiento de la distancia de seguridad y de lavarse frecuentemente las manos con geles hidroalcohólicos o agua y jabón.

Al margen de la situación en Cantabria, donde en las últimas 24 horas no se ha registrado ningún nuevo caso por PCR, al Gobierno le "preocupa" la situación epidemiológica de toda España y de cómo evolucionan las distintas comunidades, "más aún" las limítrofes, como el País Vasco, por estar también "tan vinculada" a la llegada de visitantes en la comunidad autónoma. Y es que el País Vasco tiene en estos momentos un broto en el municipio de Ordizia (Guipúzcua), donde, según las últimas informaciones, asciende a 58 los positivos.

Comentarios