miércoles 03.06.2020
CORONAVIRUS

Cantabria pide “responsabilidad” a los ciudadanos para pasar a la fase 2 y “no dar pasos atrás” tras las aglomeraciones en terrazas

Pablo Zuloaga y Miguel Rodríguez en su visita al Banco de Sangre y Tejidos
Pablo Zuloaga y Miguel Rodríguez en su visita al Banco de Sangre y Tejidos

El vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha pedido "responsabilidad" a los ciudadanos para que la comunidad autónoma pueda avanzar a la fase dos de la desescalada, en cuyo diseño está trabajando ya la Consejería de Sanidad. "Para poder llegar hace falta que todos cumplamos con nuestra responsabilidad", ha insistido tras pedir que se eviten aglomeraciones, acercamientos y contactos con otras personas, y que se usen mascarillas, algo que "está a punto de pasar de ser una recomendación a una obligación".

También ha hecho hincapié en que "nos jugamos todo lo que hemos conseguido" y ha pedido cumplir las normas de salud pública, ya que "es la única manera de seguir dando pasos adelante". En este sentido, ha aludido a escenas que se están produciendo en algunas calles o terrazas y que "no le gustan". "Estamos en fase uno desde hace dos días y queremos pasar a la fase dos. No queremos dar pasos atrás", ha sentenciado Zuloaga durante una visita que ha realizado junto al consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, al Banco de Sangre y Tejidos del Hospital Valdecilla, para conocer el estudio en el que participa junto a otros 33 hospitales españoles, consistente en usar el plasma de pacientes que han superado la COVID en personas que aún siguen contagiadas, para reducir en ellos los efectos del virus.

Este estudio, que podría empezar a mostrar resultados dentro de 15 días y en que participarán unos 300 pacientes de todo el país, sitúa a Cantabria "de nuevo a la cabeza" de la investigación contra el coronavirus y "permite mirar hacia adelante con cierta ilusión y con cierto optimismo", según Zuloaga. Para la investigación se requiere la participación de personas que ya han superado la enfermedad, que colaboran con la donación de plasma, por lo que el vicepresidente ha incidido en la "solidaridad" y ha hecho un llamamiento para que los ciudadanos donen sangre "sin miedo", ya que el Banco de Sangre "sigue necesitando recursos", ha dicho. .

"Debemos quitar el miedo. Debemos acudir a donar para que los recursos del Banco de Sangre y Tejidos de Cantabria no se vean comprometidos a pesar de la situación de la crisis sanitaria por la COVID", ha insistido.

Por su parte, el consejero de Sanidad ha explicado que el estudio consiste en extraer suero de pacientes que ya han pasado la enfermedad y han generado anticuerpos, para tratar a pacientes contagiados. Según ha indicado, en Cantabria por el momento solo se está investigando con tres pacientes, aunque el tratamiento con esta técnica ha ido "muy bien", por lo que el estudio está aportando resultados "muy esperanzadores" de lo que se puede llegar a conseguir.

Además, los riesgos que este tratamiento puede entrañar para el paciente son los propios asociados a una transfusión de plasma similar a la que habitualmente se hace en todos los hospitales para tratar otras patologías, y dado que el Banco de Sangre puede tener el plasma guardado "por mucho tiempo", se podría utilizar en el caso de que hubiese un rebrote de la pandemia, según ha indicado Rodríguez.

DONANTES

La selección de los donantes se realiza a través de un proceso denominado aféresis, que es el mismo que se lleva a cabo para la donación habitual de plasma o plaqueta, y el proceso de donación cumple los mismos criterios de seguridad habituales en los donantes de sangre. De esta forma, además de los análisis para detectar anticuerpos contra el coronavirus, se descarta la infección por otros virus como el VIH y la hepatitis B y C.

Con objeto de hacer el proceso de selección de forma organizada y escalonada, desde el Banco se está contactando con todas las personas que según los registros disponibles en el sistema de salud, cumplen con los criterios para poder realizar esta donación: menor de 65 años, peso superior a 50 kilos, ausencia de enfermedades, no antecedentes de transfusión, haber superado la COVID-19 desde hace más de 14 días, estar asintomáticos y presentar anticuerpos en su sangre.

Además, se priorizará a aquellos que hayan sido donantes de sangre previamente. Hasta el momento ya se han realizado 23 donaciones, que suponen 46 dosis de plasma, y hay muchos otros pacientes ya valorados que donarán en los próximos días.

Comentarios