sábado 19.10.2019
SANIDAD

El Hospital Tres Mares ya cuenta con una Unidad de Hospitalización Domiciliaria

Hospital Tres Mares
Hospital Tres Mares

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria ha puesto en marcha la nueva Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital Tres Mares (Reinosa), que prestará asistencia sanitaria las 24 horas del día durante todo el año, sumándose a las ya existentes en los hospitales de Valdecilla, Laredo y Sierrallana.

Con la puesta en funcionamiento de esta unidad se completa la ampliación de este servicio sanitario a todas las áreas sanitarias, que al principio de la actual legislatura estaba presente únicamente en el área de Santander.

Integrada por tres facultativos, siete enfermeras y una auxiliar de enfermería, la nueva Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital Tres Mares ha atendido ya a 10 pacientes desde el comienzo de su actividad asistencial a primeros de este mes, según ha informado en nota de prensa el Servicio Cántabro de Salud (SCS).

Al igual que el resto de las unidades de Hospitalización Domiciliaria de la región, los pacientes son atendidos con su aceptación voluntaria y la de su familia, tras ser debidamente informados del tipo de asistencia; los procesos atendidos se caracterizan por su transitoriedad y por requerir una atención continuada del enfermo, quien puede contactar durante las 24 horas del día con el equipo asistencial.

Esta nueva unidad funciona interconectada con la Unidad de Hospitalización del Servicio de Medicina Interna para asegurar la continuidad asistencia de los pacientes. De esta forma, el paciente recibe en su domicilio una asistencia similar a la hospitalaria, con la ventaja de permanecer en su entorno familiar.

También se ha establecido una estrecha coordinación con el Servicio de Urgencias para facilitar la valoración y el ingreso directo en la Unidad de Hospitalización Domiciliaria de aquellos pacientes que puedan beneficiarse de este servicio.

VENTAJAS DE LA HOSPITALIZACIÓN DOMICILIARIA

La hospitalización domiciliaria ofrece importantes ventajas respecto a la hospitalización tradicional, tanto para el paciente y sus familiares como para el propio sistema sanitario.

De cara al enfermo, la hospitalización domiciliaria evita en gran medida el malestar psicológico derivado de encontrarse fuera de su entorno, le ayuda a superar la dependencia hospitalaria producida por reiterados ingresos, permanece en un ambiente más aséptico, no varía sus hábitos alimenticios y toma parte de forma activa en la recuperación de su enfermedad.

Por su parte, la familia participa de forma más activa en la atención y recuperación del paciente, sigue de forma más directa su evolución y puede evitar o disminuir posibles problemas socio-laborales derivados del ingreso hospitalario.

Comentarios