sábado 14.12.2019
SANIDAD

Los médicos ven "muy preocupantes" las listas de espera, que baten su peor récord, y advierten del "deterioro" de la sanidad pública

Quirófano
Quirófano

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, ha calificado de "muy preocupantes" las cifras de listas de espera publicados este viernes por el Ministerio de Sanidad, que se sitúan en sus peores registros desde 2003, cuando se empezaron a publicar estos datos. Según los datos, 671.494 pacientes están en la lista de espera quirúrgica del Sistema Nacional de Salud (SNS) a 30 de junio de este año, 87.476 pacientes más que hace un año. El tiempo medio de demora para someterse a una operación también ha vuelto a aumentar con respecto al pasado año, concretamente 22 días, pasando de 93 a 115 días. Atrás quedan los últimos datos presentados, los de junio, cuando la lista de espera se redujo 11 días. Aunque, los datos de diciembre del 2018, que no han sido publicados este año por Sanidad en su web, sí fueron record en cuanto a días de espera ya que situaba el tiempo máximo en 129 días.

La solución de estos malos datos de listas de espera pasa por "destinar el mismo porcentaje que en 2009"

En declaraciones a Europa Press, Romero ha achacado esta situación, en primer lugar, a la menor inversión en sanidad pública. "Estamos destinando un porcentaje del PIB bastante por debajo de 2009, y una de las consecuencias principales son las listas de espera. Los datos son muy preocupantes, y demuestran un deterioro en nuestro sistema sanitario público", ha advertido. Para los médicos, una "parte importante" de la solución de estos malos datos de listas de espera pasa por "destinar el mismo porcentaje que en 2009", que "mantenía a España en niveles de excelencia con respecto a otros países de nuestro entorno". "El sistema ha demostrado que ha mantenido cifras aceptables, pero se notan las consecuencias. No podemos seguir manteniendo esta inversión", ha lamentado.

Por otra parte, Serafín Romero considera que, además de los problemas de inversión, la situación de las listas de espera también se debe a una situación que "lleva arrastrando" el SNS: "no tener un horizonte, un gran acuerdo común sobre hacia dónde debe caminar el sistema sanitario público". Igualmente, ha criticado la falta de un registro de profesionales que sirvan para orientar dónde hacen falta más facultativos. "Ha habido una altísima repercusión por no haber políticas de sustitución este año, hemos formado a menos médicos de los que necesitamos y hemos pasado unos años con plazas MIR bastante insuficientes", detalla. Romero ha reconocido que las CCAA tienen un "problema" en la falta de médicos, sobre todo en determinados especialistas de Atención Primaria. "Esto se repercute en lentitud a la hora de la demora quirúrgica. Hemos hecho todo lo posible para sostener la atención sanitaria, pero en algún sitio se tiene que ver este problema", ha concluido.

Los datos por Comunidades sostienen a Cataluña como la región con la mayor tasa de pacientes en espera por cada 1.000 habitantes (23,32 habitantes), seguida de Extremadura (21,01), y Castilla-La Mancha (19,07), que se sitúa en tercer lugar. Les siguen Asturias (18,69), Aragón (17,08), Andalucía (17,07), Cantabria (17,04), La Rioja (15,39) y Murcia (15,30). Por el contrario, por debajo de la media nacional, las comunidades que menos tasa de pacientes en lista de espera por cada 1.000 habitantes tiene es Melilla (4,85), Madrid (8,00), País Vasco (8,32), Castilla y León (9,95), Baleares (10,67), Navarra (11,19), Ceuta (11,67), Comunidad Valenciana (12,11) Canarias (12,29) y Galicia (13,10)

De igual modo, existen también diferencias por regiones en cuanto al tiempo medio de espera, siendo Andalucía donde los pacientes esperan más días para someterse a una operación (164 de media), seguida de Castilla-La Mancha (149), Cataluña (146), Canarias (127) y Extremadura (111). Les siguen Aragón (99), Cantabria (88), Comunidad Valenciana (82), Navarra (79), Ceuta (75), Baleares (73), Asturias (71), Castilla y León (67), Navarra (62), Melilla (60) Galicia (56), país Vasco (49), La Rioja (47) y Madrid (46). Por otro lado, en Castilla-La Mancha el 29% de los pacientes en lista de espera tiene que esperar a ser operado más de seis meses; el 26% en Cataluña y el 20% en Canarias.

CSIF RECLAMA EL ESFUERZO DE LAS PLANTILLAS PARA AFRONTAR EL PROBLEMA

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclama el refuerzo urgente de las plantillas en los diferentes sistemas sanitarios autonómicos así como el desarrollo de las ofertas de empleo público para afrontar la grave situación de las listas de espera en la sanidad pública. Ante los datos hechos públicos por el Ministerio de Sanidad de más casi 671.000 pacientes en lista de espera, la cifra más alta de los últimos 16 años, el sindicato recuerda que la Sanidad española ha destruido un total de 50.000 empleos desde el final de verano (septiembre y octubre), según datos de la Seguridad Social. A esta cifra se une una tasa de temporalidad del 23% que marca récords, muy cerca de la que se registra en el sector privado.

CSIF lanza una voz de alerta ante la situación de vulnerabilidad y deterioro que sufren las plantillas del Sistema Nacional de Salud y que inciden directamente sobre los niveles de calidad que reciben los ciudadanos cuando acuden a los centros de salud, a las urgencias hospitalarias o que se encuentran a la espera de una prueba o intervención quirúrgica.

A fecha de hoy hacen falta como mínimo unos 117.000 profesionales sanitarios en toda España

Además, a estos datos añadimos el retraso en las ofertas de empleo público. De las casi 145.000 plazas temporales que se cuantificaron en 2017, tan solo se han ejecutado el 50% y de las ejecutadas, "todavía hay miles de profesionales pendientes de su incorporación a su puesto de trabajo". Desde CSIF, estiman que a fecha de hoy hacen falta como mínimo unos 117.000 profesionales sanitarios en toda España, una cifra que resulta de las plazas pendientes por salir y de los puestos de trabajo destruidos por las tasas de reposición en las distintas CCAA.

Esta situación es inadmisible para un servicio básico de nuestro Estado del Bienestar, teniendo en cuenta además que nos encontramos en plena ola de frío y en el desarrollo de la campaña contra la gripe, con el consecuente incremento de la presión asistencial.
 

Comentarios