martes 29/9/20
CORONAVIRUS

Un restaurante de Comillas siguió abierto tras saber que cinco de sus trabajadores habían dado positivo

El consejero de Sanidad ha anunciado que se tomarán medidas judiciales al respecto
Miguel Rodríguez, consejero de Sanidad
Miguel Rodríguez, consejero de Sanidad

El Consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha avanzado en rueda de prensa que un restaurante de Comillas no cerró el establecimiento después de saber que cinco de sus trabajadores habían dado positivo en las pruebas del COVID19. Ahora, otros siete trabajadores están esperando el resultado de las pruebas y el propio consejero ha anunciado que se tomarán medidas judiciales. En concreto, el Gobierno va a denunciar ante la Fiscalía a los responsables del restaurante por un posible delito de salud pública.

Según ha detallado, la Guardia Civil detectó ayer, miércoles, actividad en el restaurante comillano, en el que estaban trabajando nueve de los doce empleados que debían permanecer en aislamiento: cinco obligatorio por haberse contagiado y siete de carácter preventivo hasta que esté el resultado de la prueba practicada. Ante esto, se levantó la pertinente acta, que se trasladará al Ministerio Público por incumplirse la cuarentena obligatoria que deben guardar quienes contraen el Covid-19 y, también en este caso, los sospechosos de haberse infectado.

El consejero ha recordado al respecto que los casos positivos o aquellos que tienen que permanecer en aislamiento no pueden desarrollar su labor profesional, pero "nada impide" a un establecimiento o negocio continuar con su actividad contratando a otras personas si es necesario.

Por otro lado, se han registrado cuatro nuevos positivos de trabajadores de la residencia de la región que se mantiene aislada después de que se registrase un brote en su interior.  Con anterioridad, el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, informó de que "no se permiten ni salidas ni entradas en la misma, ni actividades colectivas en su interior, hasta ver cómo evoluciona la situación". Rodríguez insistió en la recomendación de que los usuarios de estos centros "no salgan" puesto que es "donde radica el mayor peligro de contagio". Los trabajadores que han dado estos nuevos positivos se mantienen aislados en sus casas. 

Además, hasta esta hora del jueves se han registrado un total de once casos positivos en Cantabria, con doce brotes activos en estos momentos. En estos momentos hay 252 casos activos en Cantabria, con 16 hospitalizados, uno de ellos en la UCI. Desde el Gobierno se pide evitar reuniones de personas no convivientes, ya que los brotes, sin contar con el de la residencia y el del restaurante, provienen de celebraciones y reuniones intrafamiliares.

PRUEBAS A CLIENTES

Por otro lado, a propósito del bar de Castro Urdiales con un trabajador contagiado y cuyos clientes no tienen que hacerse la prueba ni guardar cuarentena -según aclaró Salud Pública, después de que Protección Civil avisara de lo contrario en redes sociales- el consejero ha señalado que "normalmente" no se da un contacto estrecho entre empleados y clientes de un negocio de hostelería y que además, ha recordado, deben llevar mascarilla (su uso es obligatorio en Cantabria desde mediados de julio aunque se han abierto en torno a 200 expedientes por incumplir esta medida).

Pero si en un supuesto se da una relación estrecha, también se haría la prueba al cliente, ha indicado, pare recordar en todo caso que una de las funciones de los rastreadores es precisamente establecer quiénes han sido los contactos de un positivo.

Preguntado por el hecho de que en otras comunidades, como País Vasco, si se estén haciendo PCR a la clientela de establecimientos hosteleros donde se registran casos COVID-19, Miguel Rodríguez ha contestado que a juicio de la Dirección General de Salud Pública de Cantabria es un criterio "excesivamente amplio y desproporcionado" .

REGULACIÓN DEL OCIO NOCTURNO

Finalmente, cuestionado por la regulación del ocio nocturno, que en Cantabria está limitado hasta las dos de la madrugada -decisión que el sector va a recurrir en los tribunales y que el consejero desconocía en ese momento- ha destacado que es algo planteado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y, por tanto, "extensivo" a todas las comunidades autónomas.

Además, ha agregado el Centro de Coordinación y Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), que dirige Fernando Simón, ha elaborado un informe sobre el ocio nocturno para que se regule estableciendo horas límite de cierre. Y, en cualquier caso, ha reiterado que cuando Sanidad adopta una media no lo hace de forma "arbitraria", sino con "conocimiento de causa", y en este supuesto las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "nos recomendaron encarecidamente que tomáramos esa medida", ha concluido.

 

Comentarios