domingo 27/9/20
CORONAVIRUS

Rodríguez, “abierto” a nuevas medidas como ‘el toque de queda’ mientras el Gobierno trabaja en un plan de contingencia para aislar poblaciones

Miguel Rodríguez, consejero de Sanidad
Miguel Rodríguez, consejero de Sanidad

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ve "improbable" un confinamiento como el de marzo pero es partidario de "endurecer" medidas ya implantadas o poner otras en marcha, y en consecuencia está "abierto a cualquier opción que sea factible desde el punto de vista legal", como el 'toque de queda' anunciado en otras comunidades y que no se ha planteado en esta autonomía. Así lo ha señalado Rodríguez en una entrevista a Europa Press en la que ha hablado de otras “preocupaciones” como la vuelta al cole o la gripe. Lo que sí está ya sobre la mesa y en lo que trabaja el Gobierno regional es en un plan de contingencia para posibles aislamientos de algunos territorios si se dan las circunstancias necesarias.

Aunque en algún momento haya que aislar determinadas zonas, el consejero considera "prácticamente imposible" un confinamiento como el de marzo

Rodríguez, que cree que la 'nueva normalidad' no debería haberse llamado así -"igual nos equivocamos en el nombre", ha reflexionado- ha señalado que el Gobierno regional trabaja en un plan de contingencia para que los ayuntamientos, llegado el caso, aíslen barrios o poblaciones enteras afectadas por casos y rebrotes. Ha avanzado que cada municipio deberá tener su propio documento, para el que recibirán primero el asesoramiento y pautas de Sanidad y después, el visto bueno al plan. Así, aunque en algún momento haya que aislar determinadas zonas o localidades, el consejero considera "muy improbable" y "prácticamente imposible" un confinamiento como el de marzo si la incidencia del coronavirus en la salud no vuelve a ser como cuando se decretó el estado de alarma, debido a que la economía también es "fundamental".

Otras posibilidades, como el 'toque de queda' anunciado por País Vasco o Cataluña, no se han planteado en Cantabria, pero su consejero está "abierto a cualquier opción que sea factible desde el punto de vista legal" y que "favorezca" que se corte la transmisión del virus. A este respecto, ha recordado que cualquier medida que conlleve una restricción de derechos fundamentales de las personas ha de estar muy motivado y es complicado en situaciones de normalidad (o nueva normalidad).

 

 

Comentarios