domingo 27/9/20
CORONAVIRUS

Santoña vuelve a "una fase dos intensiva" y los vecinos estarán confinados durante al menos los próximos 14 días

Santoña vuelve a "una fase dos intensiva" y los vecinos estarán confinados durante al menos los próximos 14 días

La Consejería de Sanidad acaba de decretar el confinamiento de Santoña durante 14 días ante el elevado número de positivos detectados en los últimos días.

Así lo acaba de comunicar el Consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, en una rueda de prensa en la que ha comparecido junto la directora general de Salud Pública, Paloma Navas; y al coronel de la Guardia Civil, Luis del Castillo, en el Gobierno.

El consejero ha reconocido en rueda de prensa que "es una decisión pensada, meditada y difícil, muy difícil, pero que pretende velar por la salud de las personas que es nuestra primera obligación, y evitar un colapso de los servicios sanitarios", ha explicado.

Imagen de la rueda de prensa

Hace unas semanas, como adelanto este medio, una de las empresas conserveras de Santoña, Atunlo, anunció el contagio de 13 trabajadores y la obligación de poner en cuarenta a otros 50. Además, el regreso a la actividad, tras el confinamiento por el COVID-19, ha provocado que la Dirección General de Salud Pública, dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria, realice inspecciones del protocolo contra el virus en las conserveras de Santoña.

MEDIDAS ADOPTADAS 

De este modo, se restringe en el municipio la libre entrada y salida salvo aquellos desplazamientos autorizados en el ordenamiento jurídico como la asistencia a centros sanitarios y de enseñanza obligatoria --lo que supone que "de momento los colegios no se van a cerrar"--, al trabajo, el cuidado de personas mayores, menores y dependientes y por causas de fuerza mayor.

Para asegurar el cumplimiento del cordón, se establecerá un control de entrada y salida al municipio, tanto por tierra como marítimo, en el que participarán alrededor de 50 agentes. Según ha informado el coronel de la Guardia Civil, Luis del Castillo, solo se podrá acceder a Santoña a través de la CA-141, mientras que se cerrará la entrada por la CA-241. En el control terrestre, en el que la Guardia Civil contará con el apoyo de la Policía Local, participarán unos 40 agentes, y en el martímo entre siete y ocho.

En el ámbito de la residencias, se suspenden las visitas y salidas al exterior; y se suspenden todas las actividades de hostelería y restauración excepto el servicio de comida a domicilio y recogida en establecimiento; todas las actividades colectivas deportivas; y todas las actividades en centros y establecimientos deportivos, culturales, artísticos, recreativos, espectáculos y de ocio.

Asimismo, se restringe la concentración de personas en bodas, bautizos, comuniones, velatorios, funerales, entierros y celebraciones religiosas a un máximo de 10 personas.

Además, desde la Consejería de Sanidad se ha pedido "encarecidamente" a la población de Santoña que limite las salidas de sus domicilios "lo máximo posible" y solamente salgan para "las cuestiones fundamentales".

SITUACIÓN EN SANTOÑA

En la misma rueda de prensa, la directora general de Salud Pública, Paloma Navas, ha explicado que el cordón sanitario se ha adoptado por la tasa de casos activos de los últimos 14 días, con 562 por cada 100.000 habitantes cuando en Cantabria es de 193; por el aumento de positivos en PCR, del 7,4% al 9,4%, y por la aceleración de la curva epidémica. Ha aumentado la incidencia acumulada y el nivel de contagio de transmisión. Solo en agosto se han detectado 77 casos positivos.

El 32% de los contagios en Santoña se ha producido en el entorno laboral; el 25% dentro del domicilio; el 13% en eventos sociales y celebraciones; y el 29% tiene origen desconocido.

En este sentido, preguntado por el brote en una conservera la semana pasada que inicialmente afectó a 13 trabajadores, el consejero ha explicado que este tipo de industria "favorece" la transmisión de virus, que posteriormente se llevan al domicilio y de ahí a la comunidad, mientras que Navas ha apuntado que estas "ramificaciones" se deben a que las medidas de control "no han funcionado". En este sentido, Rodríguez ha confirmado que se mantiene la reunión prevista este jueves con la industria conservera de Santoña para reforzar las medidas de prevención.

La directora general ha recordado que la conservera, como muchas otras industrias, ha sido objeto de una inspección que, de momento, se ha saldado con un apercibimiento, aunque todavía se están evaluando las inspecciones, siguiendo el procedimiento. La Ley de Salud Pública establece un régimen sancionador de hasta 600.000 euros.

Según Navas, la situación de la villa es "preocupante pero controlable si toda la población colabora" y adopta las medidas de precaución conocidas --mascarilla, distancia social y limpieza de manos-- que permitirían aplacar la curva.

En este sentido ha hecho un llamamiento a toda la población de Cantabria para que respete las medidas de precaución, fundamentalmente, la de limitar el contacto social. "Es fundamental que Cantabria controle la curva epidémica" porque actualmente el nivel de los brotes está creciendo en la región.

Comentarios