jueves 16.07.2020
CORONAVIRUS

Sanidad se plantea utilizar una ‘app’ para rastrear los contactos de nuevos contagiados, aunque ve limitaciones por la Protección de Datos

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, y la secretaria general de Transportes, María José Rallo
El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, y la secretaria general de Transportes, María José Rallo

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha señalado que el Ministerio de Sanidad se está planteando utilizar una aplicación en teléfonos móviles para rastrear los contactos de los nuevos contagiados de COVID-19, aunque ha puntualizado que hay que valorar que no infringen la Ley de Protección de Datos y que tienen un "valor añadido" al sistema de rastreo de contactos ya establecido en el sistema sanitario. En rueda de prensa tras el Comité Técnico de Gestión del Coronavirus, el epidemiólogo ha apuntado que el sistema sanitario español ya tiene protocolos para el seguimiento de contactos estrechos en enfermedades infecciosas como la tuberculosis, que se han utilizado como base para aplicar en el COVID-19.

A nivel europeo, hay iniciativas para utilizar aplicaciones que sean compatibles

El experto ha indicado que, una vez el número de casos es menos importante que el de las últimas semanas, las comunidades autónomas conjuntamente con el Ministerio de Sanidad están trabajando en identificar caso por caso para seguir su rastro y poder identificar a posibles personas que hayan contagiado. Simón ha añadido que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene una aplicación específica para el seguimiento de los casos, no el rastreo, que ya utilizan algunas CCAA. En cuanto a las 'app' de rastreo, como la que ha utilizado Corea del Sur para controlar exitosamente la pandemia, el experto ha argumentado que "son complicadas", ya que "tienen que demostrar valor añadido para utilizarlas". Igualmente, ha especificado que es complejo integrarlas dentro de las bases de datos del sistema sanitario y desde el punto de vista logístico.

"Algunos países las han utilizado y otros lo están pensando. A nivel europeo, hay iniciativas para utilizar aplicaciones que sean compatibles. Se está trabajando en estas opciones. Pero tenemos que saber qué valor añaden", ha especificado. Así, ha agregado que tienen que respetar la Ley de Protección de Datos, que es "relativamente restrictiva". "Hay que tener mucho cuidado. Pueden aportar mucho pero primero hay que saber qué van a aportar y estar seguro de que no vulneran estos derechos", ha concluido.

Simón ha detallado que el Ministerio está trabajando con las comunidades para que, dentro de esta fase de transición, se reduzcan los tiempos entre el inicio de síntomas y la notificación final de los casos. Según ha afirmado, el objetivo "muy ambicioso" es que todo ese proceso se produzca en unas 48 horas. "Estamos intentando reducir esos tiempos para, en lugar de tener periodos de diez a incluso quince días, esto se reduzca en la medida de lo posible a un número mucho menor", ha valorado. En cualquier caso, ha precisado que este objetivo dependerá de la "capacidad real" de las comunidades autónomas en el rastreo de casos, pruebas y sistemas de vigilancia y notificación.

En otro sentido, ha avanzado que el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) está preparando una nueva interfaz más visual en la página web especial sobre COVID-19, que va a incorporar más información, desagregada en algunos casos por provincias. "Este fin de semana hemos recibido algunas de las pruebas de esta nueva aplicación y es muy probable que en los próximos días esté en abierto para todos los ciudadanos", ha comentado.

Comentarios