Miércoles 16.01.2019
SUCESOS

Siete años de cárcel por tentativa de homicidio por herir con un cuchillo al ex de su pareja

El acusado sufrió únicamente una herida en un dedo de la mano izquierda y, en cambio, el otro hombre sufrió numerosas lesiones en distintas partes.
El acusado sufrió únicamente una herida en un dedo de la mano izquierda y, en cambio, el otro hombre sufrió numerosas lesiones en distintas partes.

El Tribunal Supremo ha ratificado la condena de siete años de cárcel a un hombre acusado de herir de gravedad con un cuchillo a otro hombre con el que estaba "seriamente enemistado" por la relación sentimental que había tenido con su exmujer y madre de su hija.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria le condenó el pasado mes de marzo como autor de un delito de homicidio en grado de tentativa, con la agravante de abuso de superioridad y la atenuante simple de dilaciones indebidas.

El Supremo ha desestimado su recurso contra la sentencia de primera instancia, que además de los siete años de cárcel, le condena a indemnizar a la víctima con 10.000 euros, y al Servicio Cántabro de Salud en otros 3.000 euros, con la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de él durante 10 años.

Las dos sentencias, consultadas por Europa Press, consideran acreditado que fue el acusado quien, en diciembre de 2015, tras mantener una conversación telefónica con el otro hombre, y saber que se dirigía con su ex al domicilio de éste para recoger unos enseres personales, se presentó en el portal y tras iniciar una discusión, sacó un cuchillo de 12,5 centímetros de hoja y le causó múltiples lesiones que tardó en curar 77 días. La más grave fue una herida penetrante en la axila izquierda, con abundante sangrado, que "conllevó riesgo vital y pudo haberle causado la muerte si no hubiera sido asistido médica y quirúrgicamente de inmediato".

El tribunal de instancia consideró "absolutamente increíble" la versión del acusado, que sostuvo que fue al encuentro de su mujer, a la que su ex había "amenazado y estaba en peligro"; que al verle el otro hombre subió corriendo las escaleras y cogió un cuchillo; y que durante el forcejeo él mismo se lo clavó en la axila.

Frente a las dos versiones contradictorias, el tribunal otorgó "plena credibilidad" al testimonio del otro hombre, puesto que los médicos forenses descartaron "con rotundidad" la posibilidad de que él mismo se hubiera causado las lesiones que presentaba; y consideraron "poco probable" que por una caída o durante un forcejeo se hubiese podido clavar así mismo el cuchillo en la axila.

Además, el tribunal entiende que de ser cierto que entre ambos se produjo un forcejeo mutuo, habrían tenido algún golpe o hematoma, si bien el acusado sufrió únicamente una herida en un dedo de la mano izquierda y, en cambio, el otro hombre sufrió numerosas lesiones en distintas partes.

Por todo ello, el Supremo concluye que ha existido prueba de cargo suficiente contra el condenado, con "la declaración de los testigos, la víctima fundamentalmente, las pruebas periciales que acreditan la entidad del ataque y las lesiones, realizadas con un cuchillo de 12,5 centímetros de hoja, dirigido hacia una zona sensible del cuerpo, con potencial peligro para la vida".

 

 

Comentarios