jueves 17.10.2019
SANTANDER

Algunos de los vecinos del edificio derrumbado por exceso de obra volverán a sus casas en agosto

Los vecinos de la parte central del edificio de la calle del Sol que se cayó parcialmente hace un año por un exceso de obra empezarán a ocupar sus casas en agosto o las primeras semanas de septiembre si todo va bien, según ha anunciado este lunes la alcaldesa, Gema Igual.

Igual ha señalado, a preguntas de la prensa, que a partir de ahora, una vez reforzados algunos pilares y cuando el bajo está "más o menos terminado", se va a abordar con los vecinos el tema de los acabados y "pequeños remates" de pintura o de suelo.

"Y si todo va bien, será en agosto cuando empiecen a poder ocupar sus casas; agosto o las primeras semanas de septiembre", ha precisado la alcaldesa, quien ha indicado que "el retraso" se ha producido porque, una vez que se empezó la obra, "se vio que había que modificar levemente alguna cosilla, cosas muy pequeñas y seguimos apoyando a los vecinos".

"Es triste que de la noche a la mañana te veas fuera de tu casa, entonces el Ayuntamiento velará porque puedan estar cuanto antes en su casa", ha añadido Igual.

La alcaldesa ha recordado que el expediente por emergencia era, en un primer momento, para controlar el derribo de lo que no se había caído y corría peligro, y después para estabilizar el edificio, "y esto forma parte de estas labores de estabilizar que forman parte del expediente".

También ha recordado que el edificio tenía tres manos: la izquierda, que es la que se cayó; la derecha, donde los vecinos entraron a vivir en cuanto los técnicos vieron que era "totalmente seguro"; y la centro, que es la que se ha reforzado ahora.

En concreto, según Igual, en esa parte centro se elaboró un proyecto para "reforzar algún pilar" y reparar "algún machón", y "se quedó con los vecinos para que quitasen del salón y cocina todas las cosas, se les acopió en el resto de las habitaciones, incluso se ha hecho una puerta de separación para que los obreros no tengan acceso al resto de habitaciones".

Por fin la semana pasada, responsables municipales se reunieron con ellos para decirles que, a partir de ahora que ya están los pilares y que ya el bajo está más o menos terminado la obra va a ir subiendo al primero, segundo, tercero, para ir abordando los acabados de pintura o baldosas, en suma "esos pequeños remates".

Comentarios