Lunes 17.06.2019
SANTANDER

Aprobado el proyecto para transformar el Archivo Provincial en la nueva Biblioteca Municipal

Infografía de la nueva biblioteca municipal
Infografía de la nueva biblioteca municipal

La Junta de Gobierno Local de Santander ha aprobado esta semana el proyecto para rehabilitar el edificio del antiguo Archivo Histórico y Provincial y transformarlo en la nueva Biblioteca Municipal, una actuación que saldrá a licitación por un presupuesto de 1.838.054 euros.

La concejala de Cultura, Miriam Díaz, ha destacado en nota de prensa que el traslado de la Biblioteca Municipal significará la modernización completa de sus instalaciones y supondrá potenciar la biblioteca no sólo como espacio para la lectura, sino también para desarrollar otras actividades como talleres, cuentacuentos, clubs de lectura e incluso pequeños actos públicos.

Asimismo, ha señalado que representa un paso importante en el desarrollo del proyecto de La Florida, ya que el traslado permitirá liberar los espacios que ocupa actualmente para destinarlos a nuevos usos culturales.

El proyecto que acaba de aprobarse tiene como objetivo recuperar el antiguo edificio del Archivo Provincial, obra del arquitecto de la Diputación Regional, Ángel Hernández Morales, que data de los años 50. La construcción cuenta con una superficie de más de 1.000 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas.

La rehabilitación del edificio permitirá dar un impulso a los usos y actividades de la Biblioteca Municipal, atendiendo las necesidades de los usuarios e incentivando su uso y visitas. "Se trata de convertirlo en un espacio moderno, más accesible, con más medios y posibilidades, con servicios especializados y avances tecnológicos pero, sobre todo, con nuevos espacios adaptados a las necesidades actuales", ha explicado la edil.

Se creará un espacio que compatibilice y permita el trabajo en equipo, con zonas de lectura atractivas, espacios de lectura infantil ya sea individuales o de cuentacuentos, áreas de acceso informático, lectura de prensa, etcétera.

La planta baja, de algo más de 470 metros cuadrados, estará dedicada íntegramente a la lectura, tanto de adultos como infantil. Además, se proyecta un pequeño volumen en la fachada norte, a favor de la pendiente del terreno, destinado a anfiteatro y con capacidad para unas 40 personas.

La construcción cuenta con una superficie de más de 1.000 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas

Por lo que respecta a la planta primera, se dispondrá de un aula y varios espacios de trabajo en grupo, con conexiones de portátiles a internet. En las dos plantas restantes se sitúan los depósitos y las áreas de administración y dirección.

Por último, se habilitará la terraza como espacio público plenamente accesible, lo que permitirá organizar actividades de lectura al aire libre, pequeños conciertos o actuaciones, disponiendo para ello una grada perimetral.

La instalación de un nuevo ascensor permitirá acceder a la cubierta, a la que también se llegará mediante una escalera exterior desde la última planta.

ACTUACIONES EN EL EXTERIOR

En el exterior, se prevé reurbanizar el espacio de acceso al sur, entre la sede de la Fundación Gerardo Diego y el propio edificio, cubriéndolo con unos toldos tipo vela con el fin de acercar y hacer más cómodo el acceso desde la calle Gravina.

Y el patio trasero, entre el edificio y la casa número 17 de la calle Cisneros, se ajardinará, permitiendo su acceso desde el vestíbulo como prolongación exterior del mismo. Se trasforma así en un espacio de utilidad al servicio de la nueva Biblioteca.

En el presupuesto del proyecto se incluyen, además de las obras de acondicionamiento del edificio y el refuerzo de la estructura, el mobiliario y el traslado de la biblioteca y sus depósitos actuales.