jueves 22/10/20
SANTANDER

El Ayuntamiento propone penalizaciones económicas a SIEC y Codelse por el incendio del MAS

os técnicos municipales consideran que "las empresas incurrieron en incumplimientos muy graves".

incendiomas
El incendio del MAS

El Ayuntamiento de Santander ha acordado iniciar sendos expedientes que proponen penalizaciones económicas a SIEC y Codelse por el incendio ocurrido el 20 de noviembre el año pasado del Museo de Arte Moderno (MAS), así como la resolución del contrato aún vigente con la segunda para el mantenimiento de los sistemas de alarma.

La decisión, de la que ha informado hoy el Ayuntamiento en un comunicado, se ha adoptado a la luz de los informes de los servicios municipales responsables de los contratos suscritos con ambas empresas, que concluyen que "incumplieron la obligación de mantener los sistemas de alarma conectados durante las obras del museo y el deber de informar al Consistorio de cualquier incidencia o aspecto relevante en relación a dichos sistemas".

En ambos casos, los técnicos municipales consideran que "las empresas incurrieron en incumplimientos muy graves", ya que su actuación pudo agravar las consecuencias del incendio, y proponen la imposición de la penalización máxima prevista conforme a las cláusulas de cada contrato.

Además, se plantea también el deber de las adjudicatarias de indemnizar al Ayuntamiento por los daños y perjuicios ocasionados.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado ya el inicio de los correspondientes expedientes y ha acordado dar audiencia a las empresas para que puedan realizar las alegaciones que consideren oportunas.

Además, la concejala de Cultura y Turismo, Miriam Díaz, informará a los grupos municipales en la Comisión de Acción Cultural y Promoción Educativa de este viernes, 20 de julio, sobre el inicio de estos procedimientos.

Según ha precisado Díaz, este jueves se les ha enviado ya a los grupos copia de los acuerdos adoptados por la Junta de Gobierno Local, una vez realizadas las notificaciones a las empresas afectadas.

Y ha recordado que toda la documentación está a disposición de los grupos municipales tanto en el Servicio de Cultura como, en el caso de los contratos, en el Servicio de Contratación.

En la comisión también se dará cuenta del último informe de la Policía Científica, del mes de junio, que insiste en que "no es posible determinar las causas del suceso"; y se informará a los grupos del estado del anteproyecto para la rehabilitación del museo.

Por lo que respecta a los expedientes abiertos a SIEC y Codelse, la concejala de Cultura ha explicado que las medidas propuestas son consecuencia de las conclusiones arrojadas por la investigación iniciada en el Ayuntamiento a raíz del incendio.

En dicha investigación se puso de relieve que durante las obras que se ejecutaban en el edificio se desactivaron las alarmas anti incendios y los sensores de humo sin conocimiento previo ni autorización alguna por parte del Ayuntamiento.

Y se apunta que la desactivación de esos dispositivos mermó la posibilidad de reaccionar y puso agravar los daños ocasionados por el fuego que, a la llegada de los bomberos, estaba completamente desarrollado.

INCUMPLIMIENTOS Y PENALIZACIONES PROPUESTAS

Los informes emitidos por los distintos departamentos municipales responsables de los contratos recuerdan que SIEC, como contratista de las obras, tenía la obligación de mantener operativos durante los trabajos los sistemas de seguridad del edificio en materia de detección de incendios y robo.

Sin embargo, en el momento del incendio no estaban operativos ni los sensores de humo ni las alarmas anti incendios.

Codelse, por su parte, como responsable del mantenimiento de dichos sistemas de seguridad, debía emitir informes mensuales de sus tareas y comunicar cualquier incidencia al Ayuntamiento, obligaciones que tampoco se cumplieron por parte de la empresa.

En consecuencia, se considera que "ambas empresas incurrieron en incumplimientos muy graves de sus respectivos contratos que conllevarían la imposición de penalizaciones económicas y la resolución del contrato aún vigente en el caso de Codelse".

En concreto, el expediente abierto en relación a la empresa SIEC propone la penalización máxima prevista en el pliego del contrato para los incumplimientos muy graves, equivalente al 10% del importe del contrato (lo que supondría una penalización de 55.660 euros).

Y en el caso de Codelse se tramitan dos expedientes, uno por cada contrato que estuvo vigente durante el periodo en el que se produjeron los incumplimientos.

De esta manera, en el primero de ellos se propone imponer también la penalización máxima (600 euros este caso) por incumplir el contrato que expiró el 20 de julio de 2017, y en el segundo expediente se plantea resolver el contrato vigente desde el 21 de julio de 2017.

OTROS ASUNTOS

Además de dar cuenta de estos procedimientos, en la Comisión de Acción Cultural y Promoción Educativa de este viernes está previsto también tratar la designación de las fiestas locales para el año 2019.

Asimismo, se abordará la creación de una comisión encargada de impulsar el programa de actos con los que la ciudad se sumará entre 2018 y 2020 a la conmemoración del Bienio Galdosiano, con motivo de la celebración en dichos años del 175 aniversario del nacimiento de Benito Pérez Galdós y del centenario de su muerte.

Comentarios