domingo 31.05.2020
SANTANDER

La capital contará con un nuevo albergue de peregrinos para 48 personas

Edificio del Obispado donde se construirá el albergue de peregrinos de Santander
Edificio del Obispado donde se construirá el albergue de peregrinos de Santander

La Junta de Gobierno local de Santander ha aprobado hoy lunes el convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento y el Obispado que permitirá la construcción de un albergue de peregrinos con 48 plazas en la calle Limón 7, en un edificio propiedad de la Diócesis que será demolido. La Administración local construirá un edificio nuevo, con 544 metros cuadrados destinados a albergue, que estará abierto los 365 días del año. Se dividirá en planta baja y otras cuatro, más el ático, cada una con una zona de aseos y duchas. Así lo han anunciado hoy la alcaldesa, Gema Igual, y el obispo, Manuel Sánchez Monge, que han recordado que alrededor de 2.500 cartillas del peregrino se sellan cada año en la Oficina de Turismo de Santander.

Unos peregrinos que, hasta ahora, no contaban con un albergue adecuado, puesto que el existente es privado, aunque subvencionado por el Gobierno de Cantabria, y de poca capacidad, han apuntado. Para hacer frente a esta necesidad, el Obispado cederá un edificio en la calle Limón que será rehabilitado por el Ayuntamiento a cambio de que se destine a albergue durante 50 años. El mantenimiento y la gestión correrán a cargo de la Diócesis, así como de todos los gastos.

La alcaldesa ha explicado que la Administración local ya dispone de un anteproyecto de la obra, que incluye el derribo del edificio y la construcción de otro, con un presupuesto que ronda los 840.000 euros, de los que 100.000 euros ya se han consignado este año. Tras la aprobación en Junta de Gobierno local del convenio, se encargará la redacción del proyecto, que se aprobará y licitará previsiblemente antes de final de año. "Lo haremos con prisa y sin pausa, para que cuanto antes los peregrinos puedan tener en este maravilloso barrio este albergue", ha señalado Igual, apuntando que el plazo de ejecución será el que termine el proyecto aunque probablemente rondará el año.

Al hilo, la regidora ha destacado que el nuevo albergue se sitúa en pleno centro de Santander y en un barrio como el Cabildo de Arriba, "que necesita la colaboración público-privada", como en este caso. "Estamos empeñados en que este barrio del centro de la ciudad esté cada vez mejor", ha dicho, y se ha referido a las dotaciones "maravillosas" con las que contarán los peregrinos cuando vayan de camino a Santiago. "El turismo religioso y el Camino del Norte es un potencial para Santander", ha destacado la alcaldesa.

Finalmente ha recordado la "buena relación personal e institucional" entre Ayuntamiento y Obispado con varios proyectos en común, como la Torre de la Catedral, convertido centro de interpretación de Santander; la obra la calle Los Azogues, ya "con los últimos remates"; el Archivo Catedralicio; y la plaza Eguino y Trecu, que podría estar concluida antes de Semana Santa, según el obispo. En este sentido, Sánchez Monge ha destacado que la colaboración entre ambas instituciones "no es solo de palabras, sino que están llevando a cabo las obras que Santander merece y en este caso los peregrinos del Camino de Santiago".

El prelado ha apuntado que "era una pena que muchos no pudiesen pernoctar aquí por no tener instalaciones adecuadas" y eso es lo que se va tratar de solucionar con el nuevo edificio. El obispo ha explicado que a la Iglesia en España le "interesa mucho" la peregrinación a Santiago de Compostela porque "hay turistas y hay peregrinos y nosotros con este albergue queremos acompañar a todos, nunca imponiendo nada pero sí ofreciendo pistas y unas relativas comodidades". "Hay un camino exterior y uno interior, y para esos dos caminos tan importantes para Santander tendremos unas instalaciones que estén a la altura de los tiempos y presten la ayuda que el peregrino necesita", como acogida y acompañamiento, ha indicado.

Sánchez Mongue ha apuntado que para que el albergue estuviera listo para el Año Jacobeo, el próximo 2021, habría que darse "prisa", y ha confiado en que lo esté para el Año Lebaniego de 2023. Con todo, ha afirmado que ya "no hay mucha diferencia" entre años santos compostelanos y 'normales' porque la peregrinación "está muy consolidada y la gente peregrina aún no siendo año jubilar en grandes cantidades".

Comentarios