jueves 3/12/20
SANTANDER

Constituido el grupo de trabajo para alcanzar un acuerdo marco sobre la movilidad urbana sostenible

El objetivo es lograr "el máximo consenso posible" que se plasme en la segunda revisión del Plan de Movilidad
Grupo de trabajo de movilidad sostenible
Grupo de trabajo de movilidad sostenible

 Los portavoces de los partidos políticos municipales representados en el Ayuntamiento de Santander han constituido esta mañana un grupo de trabajo sobre movilidad sostenible en la ciudad, cuyo objetivo es alcanzar un acuerdo marco con el máximo consenso posible que se plasme en la segunda revisión del Plan de Movilidad Sostenible que se está llevando a cabo. Tal y como ha explicado en nota de prensa el concejal de Movilidad Sostenible, César Díaz, se trata de "un primer paso previo y necesario" para abordar dicha revisión, "que será totalmente participativa y recogerá las sensibilidades de los distintos sectores de la sociedad".

El edil ha recordado que ya ha mantenido "diversas" reuniones desde el inicio de la legislatura con varios colectivos, entre ellos con la asociación Cantabria ConBici, con el fin de repasar los asuntos relacionados con la movilidad en la ciudad y escuchar sus propuestas vinculadas al uso de la bicicleta. No obstante, ha considerado "imprescindible" la implicación del resto de fuerzas políticas municipales, "ya que se trata de un asunto vital para la ciudad y un debate que hay que abordar lo antes posible, dado que precisa la máxima unidad de los grupos", ha dicho.

Díaz ha señalado que el objetivo de esta segunda revisión del Plan de Movilidad, que se elaboró por primera vez en 2010 y tuvo una primera revisión en 2016, debe ser dar un nuevo impulso a los distintos medios de transporte sostenibles y, en particular, reducir la necesidad de uso del vehículo privado y optimizar las condiciones de movilidad del transporte público colectivo, a pie y en bicicleta. "Hemos conseguido muchos avances durante los últimos años, pero es necesario impulsar aquellos puntos que han quedado menos desarrollados y plantear nuevas actuaciones a futuro, tanto a corto como a medio plazo", ha explicado.

La pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto una nueva realidad en cuanto a la movilidad en las ciudades que se tendrá en cuenta, pero, además, se incidirá en otros asuntos como los vehículos de movilidad personal (VMP), los caminos escolares, la intermodalidad, el reparto de mercancías en la última milla, planes de movilidad a centros laborales, educativos y ante grandes eventos, la incidencia en la calidad del aire y la salud pública, la visión metropolitana del transporte, las zonas de bajas emisiones, etcétera.

Asimismo, Díaz ha destacado que en la revisión del plan se dará una "importancia sustancial" a las campañas de concienciación y sensibilización "puesto que es fundamental para conseguir un cambio real, en la tendencia de la movilidad en una ciudad, la participación e implicación de los vecinos".

Igualmente, ha dicho que tratarán de "aunar todas las sensibilidades" haciendo hincapié en que los ciudadanos consideren al ciclista como un usuario más de la vía, "concienciado y no contaminante". "Es necesario trasladar que todos tienen su espacio y que los medios de transporte alternativos al vehículo privado también deben contar con él", ha concluido.

"CONSENSO" Y "BUENA DISPOSICIÓN

En la línea de lo manifestado por Díaz, el concejal de Unidas por Santander, Miguel Saro, ha trasladado en un comunicado de prensa que ha apreciado en esta primera reunión del grupo de trabajo "una buena disposición por parte de todos los partidos, con la salvedad de Vox". Por ello, les ha animado a ser "capaces de sacar el Plan con el mayor consenso posible". Así, su grupo ha mostrado su compromiso en desarrollar unas medidas que "mejoren la vida de los santanderinos" y consigan que los modos de transporte sean para "mejorar la cercanía de los servicios públicos que utilizan los vecinos" utilizando modos de transporte sostenibles y favorezcan la intermodalidad de estos transportes más convencionales desde el punto de vista público.

A juicio de Saro, los principales objetivos a desarrollar son mejorar el servicio de transporte urbano, impulsar un plan de movilidad ciclista, fomentar el uso de transportes no basados en el consumo de energía fósil, crear aparcamientos disuasorios e impulsar la movilidad peatonal para lograr crear zonas de bajas emisiones. Además, el edil cree que en este contexto actual que marca un "cambio de paradigma" en movilidad urbana por las nuevas necesidades de distancia social, "es necesario un impulso firme y conjunto de estas directivas" que, como ha señalado, "están más que implantadas en la legislación y requieren un desarrollo posterior por parte de las administraciones".

Comentarios