jueves 28.05.2020
MEDIO AMBIENTE

DEBA critica la tala de árboles de “más de 75 años” en el parque Juan José Ruano de Santander

Imagen de archivo del Parque Juan José Ruano de Santander | Foto: Google Maps
Imagen de archivo del Parque Juan José Ruano de Santander | Foto: Google Maps

La plataforma en Defensa de la Bahía (DEBA) ha denunciado la tala de varios árboles de "más de 75 años" en el parque Juan José Ruano de Santander, encima del túnel del Pasaje de Peña, para instalar un ascensor que conecte la calle Jesús de Monasterio con la calle Alta. Una actuación que, según DEBA, supone la "continuidad" en la habitual política de movilidad "enfrentada" al mantenimiento del arbolado en la ciudad, independientemente de su porte, señala en nota de prensa.

Añade que Santander es una ciudad caracterizada por "su alta densidad constructiva, la expansión excesiva en los espacios libres de suelos artificiales a base de pavimentos duros, la carencia de masas arbóreas o arbolado de gran porte, y la ausencia de espacios de aspecto natural en el centro y en la ciudad consolidada". Todo ello, según DEBA, causa una "merma considerable" en la calidad de vida de los vecinos, y constituye un "desfasado y llamativo retroceso" respecto a lo que otras ciudades del entorno vienen realizando desde hace tiempo para naturalizar sus espacios urbanos y responder "adecuadamente" al cambio climático.

"Lamentablemente seguimos padeciendo la reiterada política del Ayuntamiento de Santander de falta de aprecio y maltrato a los árboles, ignorando la alta función que cumplen y los beneficios que aportan a la ciudad, devaluándolos de su categoría de seres vivos a meros objeto de mobiliario urbano como los bancos o las farolas", recalca. Esta tradición "arboricida incesante" de la política municipal, es la que, según la plataforma, ha llevado a que el ayuntamiento "siempre relegue al arbolado urbano al último lugar de las prioridades, considerándolo ante el desarrollo de proyectos de todo tipo, un mero detalle decorativo arbitrariamente prescindible".

En su opinión, "de nada sirve" que el concejal de Fomento, Cesar Díaz, prometa la plantación de 11 nuevos árboles autóctonos en el lugar donde se eliminaros los otros, ni de que anuncie la plantación de 20 más en diferentes puntos de la ciudad, "porque si esos árboles o muchos más fueran plantados, en cuanto apareciese otra ocurrencia o proyecto improvisado del político de turno, esos árboles sería talados o trasplantados sin miramientos".

Para DEBA, un urbanismo "serio, ambiental, moderno y responsable" supone la planificación a largo plazo de los espacios públicos urbanos, que garantice espacio suficiente para mantener el arbolado, independientemente de los proyectos que se acometan en el tiempo. "Los árboles no son ni pueden considerarse objetos de quita y pon. Ni la ciudad se puede seguir improvisando a base de obras y proyectos que avasallan sin miramiento los árboles", recalca. "La ciudad no se debe de improvisar sino pensar y planificar", y esa planificación, en los tiempos actuales, según DEBA, "excluye enfrentar la movilidad a los árboles", por lo que exige al Ayuntamiento que "cambie su política y haga prevalecer la conservación de los árboles frente a las obras de movilidad".

Comentarios