domingo 1/11/20
SUCESOS

Diez denuncias por beber en la vía pública y siete por instalar terrazas sin permisos y ruidos en viviendas y calles

La policía de Santander ha formulado 91 denuncias por beber en la calle
La policía de Santander ha formulado 10 denuncias por beber en la calle

La Policía Local de Santander denunció en la tarde noche del lunes a diez personas por consumo de alcohol en la vía pública, durante varios controles en diferentes calles a requerimiento de los vecinos. Además, en las últimas horas ha interpuesto siete denuncias por instalar terrazas sin permiso y ruidos en establecimientos hosteleros, calles y viviendas. Los agentes identificaron y registraron a cinco personas a las que incautaron distintas sustancias estupefacientes (marihuana, hachís o anfetaminas).

En cuanto a las denuncias, a las 23:10 horas, en el Paseo de General Dávila, los policías identificaron a una mujer responsable de un establecimiento por molestias de música en tono elevado, no tener visible el cartel anunciador de licencia, no presentar la de apertura y por puertas abiertas. Pasada la medianoche, a las 00:15 horas, hicieron lo propio con un responsable de un local de la calle Pedrueca por la instalación de elementos de una terraza sin autorización.

Y ya de madrugada, a las 2:00 horas en la calle Arco Iris, los agentes denunciaron a una mujer cuyo local hostelero causaba molestias de música en tono elevado, perturbando el descanso del vecindario, así como por no presentar la licencia de apertura y desobedecer e incumplir la resolución municipal que impide reproducir música en el establecimiento. Media hora después, a las 2:30 horas en la calle Canarias, a requerimiento de varios vecinos, los policías denunciaron al responsable de una vivienda por causar molestias de música y voces por una fiesta.

A las 3:20 horas, en el Paseo de General Dávila, igualmente a petición vecinal, los agentes interpusieron otra denuncia por el mismo motivo. También de madrugada, a la una, en la calle, en la Bajada del Caleruco, los efectivos denunciaron a un hombre por molestias de música en tono elevado procedente de un aparato reproductor de música portátil con altavoz. Y a las 2:10 horas, en la calle Arco Iris, denunciaron a otro hombre por dar grandes voces y gritos en la vía pública, así como por falta de respeto y consideración hacia los agentes actuantes.

Comentarios