martes 20/10/20
SANTANDER

El equipo de gobierno defiende celebrar la Semana Grande por los beneficios para la actividad económica ante la crisis del coronavirus

Casetas durante la Semana Grande de Santander
Casetas durante la Semana Grande de Santander

El portavoz del equipo de Gobierno (PP-Cs) de Santander, Javier Ceruti, ha defendido la necesidad de celebrar la Semana Grande, en los términos que sea posible, por sus beneficios para la actividad económica de la ciudad, gravemente afectada por la crisis del coronavirus. A preguntas de la prensa en una rueda de prensa online, Ceruti (Cs) ha apostado por encontrar un equilibrio coste-beneficio en la celebración de las fiestas locales que pueda generar actividad económica, subrayando que cada familia que pueda trabajar por la parte que se pueda mantener del programa es "una familia menos que va a tener necesidad de ayuda de los Servicios Sociales".

"Que van a ser distintas (las fiestas), lo sabemos", ha dicho Ceruti

"La mayor preocupación ahora del Ayuntamiento es poder hacer frente a la necesidad de ayuda de mucha gente por la caída de la economía", ha advertido al respecto. También ha aclarado que no se está hablando de "grandes jolgorios" ni de grandes concentraciones de gente -"no es ese el paisaje que se plantea este año"- sino de valorar la repercusión económica y el coste "pensando en aliviar la situación económica que ya está encima". "Que van a ser distintas (las fiestas), lo sabemos", ha dicho el edil, quien ha insistido en que actualmente no hay "bases firmes" para tomar decisiones, aunque sí ha subrayado la necesidad de que no se produzca una "catástrofe económica".

"Tenemos que ser conscientes de que cualquier apoyo a la actividad económica es esencial para salvar los servicios sociales", ha enfatizado, insistiendo en que "tenemos que reactivar un cuerpo económico que está en coma". Con todo, el portavoz del equipo de Gobierno ha recordado que los eventos que podrán mantenerse o celebrarse dependerán de las instrucciones de las autoridades competentes, por lo que ha considerado "sentido común" no decir "ni cómo van a ser (las fiestas) ni que no van a ser" hasta no conocer las instrucciones de las administraciones.

Ceruti ha explicado que otras grandes fiestas populares, como San Fermín, se han anulado porque implicaban decisiones previas con costes importantes. Por su parte, el Ayuntamiento de Santander tiene compromisos económicos y contratos que le "obligan" con respecto a la celebración de los festejos y por ello tratará de evitar el daño económico derivado de no mantener la actividad o de no percibir cánones. "Si esas concesiones se suspenden sin una base jurídica, el responsable pasa a ser el Ayuntamiento", que deja de percibir los cánones, ha señalado el edil. Al respecto, Ceruti ha dejado claro que el Ayuntamiento no se puede permitir perder "ni un euro" y no puede renunciar ni a aquello que puede tener de hecho ni hacer inversiones con vistas a unas fiestas en las que "no sabemos qué va a haber".

Como ejemplo ha apuntado a las concesiones de los conciertos. "A lo mejor, visto lo que está pasando, dicen que se puede celebrar un concierto con 200 personas y habrá que adecuar los contratos a esas circunstancias", ha puesto como ejemplo, recordando que en la desescalada ya aparece la posibilidad de celebrar eventos con 400 personas.

En este sentido ha afirmado que "lo responsable" por parte del Ayuntamiento es hacer "todo lo posible para mantener toda la actividad económica que podamos dentro de los límites que marque la ley; como la ley es cambiante, todavía no podemos decir. Podemos suponer, pero no decir tajantemente que es lo que va a hacerse o no. Lo que sí podemos asegurar es que la inversión que se haga será para mantener la actividad económica y que no se van a comprometer desembolsos que no vayan a generar ningún beneficio", ha asegurado.

Por otra parte, Ceruti ha aclarado que el Ayuntamiento no ha suspendido el programa de ludotecas municipales sino que la empresa que lo gestionaba se ha acogido a las normas legales establecidas por el estado de alarma y ante la imposibilidad de trabajar en este tiempo, ha solicitado la suspensión, que el Ayuntamiento ha aceptado por "sentido común". El concejal ha asegurado que en cuanto la situación permita la apertura de las ludotecas, se levantará la suspensión.

MOVILIDAD

Además, Ceruti ha reconocido que se han producido "disfunciones" en la gestión de la movilidad este fin de semana por el "efecto embudo" de la relajación del confinamiento y ha indicado que se está "teniendo en cuenta lo ocurrido" para realizar "ajustes", por lo que ha pedido paciencia a los vecinos. Con todo, el concejal ha subrayado que ante lo que "pasó el sábado por la mañana había que hacer algo" -en alusión a las calles llenas de gente- así como que la situación actual "abre la puerta" a modificaciones de la movilidad "en positivo".

Al hilo, ha reiterado que se ha abierto una ocasión para "reconsiderar el esquema de movilidad" de Santander, como prueba la aprobación de las 'calles 30' tras diez años considerándose. También ha aludido a la existencia de un plan para combinar la circulación de vehículos y bicicletas en calles como Hernán Cortés o San Luis. "Está todo pensado y es una ocasión para poner encima de la mesa" otro tipo de movilidad, ha señalado.

Comentarios